Logo Studenta
Gratis
295 pág.
_ebook

Vista previa | Página 1 de 50

LA CONSTRUCCIÓN 
DE LA 
ARQUITECTURA ROMÁNICA
Roberto Benedicto Salas
Es arquitecto. En los años 80 del pasado siglo co-
menzó su actividad en el campo de la restaura-
ción monumental, continuando hasta hoy con un 
importante número de intervenciones sobre el 
patrimonio arquitectónico aragonés. De la mis-
ma forma y en aquellos años inició sus estudios 
sobre las arquitecturas antiguas, sus sistemas 
estructurales, sus procesos de construcción, su 
expresión arquitectónica y sus disciplinas ane-
xas, que continúa con especial intensidad, dedi-
cación e interés. 
Además de su normal ejercicio profesional y de 
esta continuada actividad sobre el patrimonio y 
el estudio de las arquitecturas antiguas, ha publi-
cado —relacionados con estas materias— once 
libros, numerosos trabajos y artículos, ha parti-
cipado y organizado cursos, conferencias, mesas 
redondas y exposiciones sobre estos asuntos. Es 
académico correspondiente por la Real Acade-
mia de Bellas Artes de San Luis de Zaragoza. Y 
fue profesor titular de Historia de la Construc-
ción (2000-2013) y de Restauración Monumental 
(2008-2013). 
Roberto Salas Benedicto
IMAGEN DE CUBIERTA: Bóvedas de medio ca-
ñón de eje transversal sobre la nave central de 
Saint Philibert de Tournus (Fot.: R. Benedicto).
Esta obra está sujeta a la licencia CC BY-NC-ND 4.0 Internacional de Creative 
Commons que determina lo siguiente:
• BY (Reconocimiento): Debe reconocer adecuadamente la autoría, 
proporcionar un enlace a la licencia e indicar si se han realizado cambios. 
Puede hacerlo de cualquier manera razonable, pero no de una manera que 
sugiera que tiene el apoyo del licenciador o lo recibe por el uso que hace.
• NC (No comercial): La explotación de la obra queda limitada a usos no 
comerciales.
• ND (Sin obras derivadas): La autorización para explotar la obra no incluye la 
transformación para crear una obra derivada.
Para ver una copia de esta licencia, visite https://creativecommons.org/licenses/by-
nc-nd/4.0/deed.es.
La versión original y completa de esta obra debe consultarse en: 
https://ifc.dpz.es/publicaciones/ebooks/id/3535
Roberto Benedicto Salas
LA CONSTRUCCIÓN 
DE LA 
ARQUITECTURA ROMÁNICA
COLECCIÓN ESTUDIOS
ARTE
LA CONSTRUCCIÓN 
DE LA 
ARQUITECTURA ROMÁNICA
Roberto Benedicto Salas
INSTITUCIÓN «FERNANDO EL CATÓLICO»
Excma. Diputación de Zaragoza
ZARAGOZA, 2015
Publicación número 3442
de la Institución «Fernando el Católico»
Organismo autónomo de la Excma. Diputación de Zaragoza)
ifc@dpz.es
www.ifc.dpz.es
© De la presente edición: Institución «Fernando el Católico». 
A Maite y Clara
7
INTRODUCCIÓN
Lo que hoy conocemos como arquitectura románica es el resultado de un enorme corpus de 
edificios, no pocos de ellos desaparecidos, que se construyeron en distintos lugares de Europa a 
partir de la segunda mitad del siglo X. Es esta la fecha en que se da por iniciado el periodo romá-
nico. Un proceso gradual de experiencias que evolucionarán con artificios estructurales, tipologías 
de planta y composiciones formales distintas que conducirán a partir de mediados del siglo XI a 
una arquitectura reconocida como plenamente románica. La incesable progresión de estas expe-
riencias confluirá en los años finales de este mismo siglo hacia la disposición estructural que per-
mitirá, en unos años más, el paso a la construcción de la estructura gótica. 
No obstante, sus primeros antecedentes aparecen ya en pleno periodo carolingio con la 
construcción de grandes iglesias en las que los desarrollos de las criptas y cabeceras, la cons-
trucción de importantes cuerpos occidentales o wetswerbs y la disposición de torres y cimbo-
rrios configurarán un punto de partida inicial, que tendrá una gran influencia en los desarro-
llos posteriores. En los primeros decenios del siglo IX y en Oviedo, bajo el patrocinio de la 
monarquía asturiana, se construyeron Santa María del Naranco y San Miguel de Lillo, clarivi-
dentes anticipos de la estructura románica de los que trato en el lugar oportuno. Así, se cons-
truyeron en Europa un casi inabarcable número de edificios con variadas tipologías y funcio-
nes. Pequeñas iglesias rurales de una sola nave, grandes iglesias abaciales o catedralicias, 
monasterios, castillos y edificios de carácter militar y civil. 
Muchos de estos edificios han desaparecido total o parcialmente o han sido más o menos 
afectados por reformas y ampliaciones, de forma que nos llegan los que han superado tantas 
destrucciones o sus restos. Esta es la base fundamental de nuestros estudios, entendiendo que 
el mejor documento posible para ello son los propios edificios. 
Contamos con un extensísimo corpus de textos y estudios publicados de diverso carácter y 
valor, que son el amplísimo e inabarcable campo de estudio que se ofrece al investigador. 
Bien que, es casi nulo o prácticamente inexistente el acervo documental que trata sobre las 
cuestiones objeto de este trabajo; pero poco a poco se suman a él lo que nos aportan las 
todavía escasas publicaciones sobre las pocas excavaciones arqueológicas realizadas, y un 
número ciertamente mínimo de estudios relacionados. 
Es importante considerar que este ingente número de edificios, compone una inabarcable 
sinfonía conformada por muchos registros diferentes, entrecruzamientos y una importante 
ROBERTO BENEDICTO SALAS
8
complejidad. Un precioso contrapunto de variaciones estructurales, tipológicas y formales que 
son la expresión construida de la cultura románica. Pero ante esta importante variedad, es 
cierto que tanto los elementos estructurales como los sistemas constructivos utilizados a lo 
largo de todo el periodo, que son de general utilización, son relativamente reducidos. Bien 
que su organización en la estructura general, su articulación y disposición espacial es la razón 
de esa notable variedad. Hecho que da sentido al trabajo que expongo en el presente texto. 
Como cualquier otro objeto de investigación, cabe mirar y estudiar estas cuestiones desde 
distintos puntos de vista. En el trabajo que presento, lo hago atendiendo al estudio de los 
elementos estructurales y sistemas constructivos que conformarán la estructura románica, su 
disposición, tipologías, y su evolución en el relativamente largo camino recorrido por el cons-
tructor medieval que haciendo progresar todo ello avanza de forma inexorable hacia su sim-
plificación y hacia la estructura gótica. 
Y lo hago desde la mirada propia del arquitecto. Lamentablemente, y tras los gloriosos 
ejemplos de arquitectos que dedicaron su vida en los pasados años al estudio y difusión de 
las arquitecturas del pasado, hoy desde esta mi profesión se ha abandonado su estudio, salvo 
en muy pocos casos emergentes. No sólo esto, el desinterés hacia ellas es creciente, no sólo 
entre los arquitectos, sino que también y lamentablemente, desde la docencia de la arquitec-
tura que se imparte en las escuelas, lo que es bien grave. De forma que: «(...) En cierta medi-
da, la historia de la arquitectura ya no nos pertenece, historiadores del arte, de las formas del 
arte, han sintetizado el conocimiento de lo construido, su génesis, sus vínculos y aún diremos 
de sus tipos (...)»1. Lo que supone, afortunadamente y en los últimos años, la única vía de 
investigación de estas materias.
Pero el estudio de la arquitectura antigua no es completo sin atender a la resolución de 
los principales problemas que plantea para su construcción. Su estructura, sus procesos cons-
tructivos, sus desarrollos y las razones de los mismos; los procesos por medio de los cuales el 
arquitecto concibe una obra y logra ponerla en pie, buscando de forma primordial la cons-
trucción de un espacio y unas formas que caracterizarán a cada cultura. Todo ello debería 
estar en la base de los estudios sobre lo que hoy conocemos como arquitectura antigua, ya 
que es su primera razón de ser, y en casi todos los casos su clara explicación. Es reciente el 
interés, aún aleatorio y disperso, pero progresivo, por el estudio de las tipologías
Página123456789...50