Logo Studenta

REINO

Vista previa del material en texto

REINO
Un reino es el nivel superior en donde se clasifican los seres vivos con ciertas características comunes. Por ejemplo, el perro, la mosca y el tiburón se clasifican dentro del reino Animalia, que agrupa aquellos seres que conocemos comúnmente como animales, formados por múltiples células, que pueden moverse y se alimentan de otros seres vivos.
En cambio, el maíz, el manzanero y las rosas se clasifican en el reino Plantae, que agrupa todas las plantas, seres que producen su propio alimento gracias a la fotosíntesis y que no pueden desplazarse por sus propios medios.
El primero en usar la palabra “reino” para clasificar a las plantas y los animales fue el naturalista Carl von Linnaeus (1707-1778), el padre de la taxonomía.
Un reino en biología vendría a ser como un continente de la Tierra, cada continente tiene países, estos se dividen en estados o departamentos y así hasta llegar a ciudades y pueblos. Así, los reinos tienen niveles inferiores que son los filos, las clases, los órdenes, las familias, los géneros y las especies.
En el reino Animalia, por ejemplo, el león pertenece al filo Chordata, donde también está el tiburón, el cocodrilo y los sapos. Dentro del filo Chordata está la clase Mammalia que agrupa a todos los mamíferos. En esta clase está el orden Carnivora donde encontramos a la familia Felidae que agrupa a animales como el león, el gato, el tigre y el leopardo. El género y la especie del león, Panthera leo, es su nombre científico.
El concepto de reino en la clasificación de los seres vivos ha evolucionado con el tiempo. Con el avance de las técnicas de biología molecular y de la bioinformática, organismos que se consideraban en un determinado reino aparecen en otro, y reinos que no existían, surgen para acomodar los nuevos hallazgos.
Por ejemplo, en la clasificación más reciente de siete reinos, el reino Archaea y reino Bacteria estaban juntos en el reino Monera, mientras el reino Protozoa y reino Chromista estaban representados por el antiguo reino Protista.
Historia del sistema de clasificación de los reinos
Sistema de dos reinos (1758)
El hombre antiguo veía a su alrededor dos grupos principales de organismos, las plantas y los animales. Las plantas eran los seres inmóviles que podían producir alimentos, los animales eran los seres móviles que se alimentaban de otros seres.
El naturalista Carlos Linneo (Carl von Linnaeus en sueco) los reconoció como reinos de la naturaleza: el reino vegetal (plantas) y el reino animal. Los hongos, al ser inmóviles y parecer que poseían raíces, fueron clasificados como plantas. Los protozoarios que se movían en el agua, se clasificaron como animales.
En la clasificación de Linneo, los organismos seguían una línea jerárquica que iba de menor a mayor: especie, género, familia, orden, clase y reino.
Linneo también estableció la nomenclatura binomial, la forma de identificación de los seres vivos por género y especie, que comúnmente conocemos como el nombre científico. Por ejemplo, el ser humano es el Homo sapiens, el membrillero es Cydonia oblonga y el ratón es Mus musculus.
Sistema de tres reinos (1866)
Algunos organismos no encajaban en la descripción de plantas o animales. Fue asi que el zoólogo alemán Ernest Haeckel (1834-1919) propuso un nuevo reino, el reino Protista, en 1866. Esta fue la primera clasificación que tomó en cuenta la teoría de la evolución de Darwin.
El reino Protista abarcaba los organismos eucariontes unicelulares primitivos.
Sistema de cuatro reinos (1956)
En 1956, el biólogo H.F. Copeland (1902-1968) propuso los siguientes reinos:
1. Reino Mychota o Monera: organismos sin núcleo, las bacterias y las algas verde-azules.
1. Reino Protoctista: organismos nucleados que no presentaban características de plantas o animales, los protozoarios, las algas rojas-marrones y los hongos.
1. Reino Plantae: organismos en cuyas células aparecen los cloroplastos, de color verde, con pigmentos de clorofila, y que producen azúcares y celulosa.
1. Reino Animalia: organismos multicelulares que pasan por una fase embrionaria, son predadores, con células sin pared y alta complejidad de estructura y función.
Sistema de cinco reinos (1969)
Los cinco reinos de los seres vivos fue un sistema de clasificación taxonómica, basada principalmente en el trabajo de Robert H. Whittaker (1924-1980). Estos cinco reinos son el reino Monera, el reino Protoctista, el reino Fungi, el reino Plantae y el reino Animalia.
La principal distinción usada en la clasificación fue la presencia o ausencia de un núcleo y otros organelos celulares envueltos en membrana. Organismos de vida libre que carecen de dichas estructuras y un verdadero cromosoma, son las bacterias o procariontes. Estos pertenecen al reino Monera.
El siguiente reino en la evolución es el Protoctista, compuesto de organismos que son nucleados, tienen mitocondria, pero no califican como animales.
Los reinos macroscópicos Fungi, Plantae y Animalia se distinguen en su forma de nutrición. Los hongos absorben sus alimentos, las plantas producen su alimento y los animales lo ingieren. Las plantas y los animales se desarrollan a partir de embriones, poseen tejidos y órganos.
Sistema de seis reinos (1998)
La clasificación de los seres vivos en seis reinos apareció en 1998, con el trabajo de Thomas Cavalier-Smith, profesor del departamento de zoología de la universidad de Oxford (Reino Unido). En esta aparecen los reinos Bacteria, Protozoa, Animalia, Fungi, Plantae y Chromista.
Cavalier-Smith también presenta dos imperios: el imperio Prokaryota y el imperio Eukaryota. Además, aparecen subclasificaciones de los reinos, como subreino e infrareino.
Esta clasificación pasó desapercibida para el público general. Cavalier-Smith contribuyó luego a la creación del siguiente sistema de siete reinos.
Sistema de siete reinos (2015)
La clasificación más reciente de los seres vivos es producto del consenso de más de 3000 taxónomos, publicada en el 2015. En esta se presentan siete reinos: Archaea, Bacteria, Protozoa, Chromista, Fungi, Plantae y Animalia.

Otros materiales