Logo Studenta

Pedagogia do Amor e Ternura

¡Este material tiene más páginas!

Vista previa del material en texto

EDUCATIONIS MOMENTUM
vol . 1 , n .° 1 , 2015, pp. 61-81. ISSN: 2414-1364
Mónica Sánchez Sanssoni
Universidad Católica San Pablo
msanchezs@ucsp.edu.pe
Recibido: 2015.03.18
Aprobado: 2015.10.06
Efectos de un taller basado en la pedagogía 
del amor y la ternura para mejorar 
la disciplina en estudiantes 
de primer grado de primaria 
de una escuela arequipeña
Effect of an Interventional Workshop Based 
on the Pedagogy of Love and Tenderness 
to Improve Discipline on First Grade Students 
from an Elementary School in Arequipa
Educationis Momentum, 2015, vol. 1, n.° 1, pp. 61-81. ISSN: 2414-136462
SÁNCHEZ SANSSONI
Resumen
El presente estudio consiste en la medición del impacto que tuvo la aplicación de un 
taller basado en la pedagogía del amor y la ternura en un aula de primero de primaria 
de una escuela pública de Arequipa (Perú). La muestra consistió en 20 niños de 
ambos sexos. Se utilizó una guía de observación planteada ad hoc para medir los 
y postest demuestran una mejora de la disciplina en los sujetos estudiados. 
Palabras clave: pedagogía del amor, ternura, disciplina escolar, taller
Abstract
The following study measured the impact of an interventional workshop based upon 
the pedagogy of love and tenderness. It was applied in a classroom of 20 students 
(boys and girls) coming from a public elementary school in Arequipa, Peru. Students 
levels prior to and after the application of the workshop. Comparison of pre-test and 
post-test values demonstrated an increase in discipline levels of the students of the 
sample. 
Key words: pedagogy of love, tenderness, school discipline, intervention
Educationis Momentum, 2015, vol. 1, n.° 1, pp. 61-81. ISSN: 2414-1364 63
Efectos de un taller basado en el amor y la ternura
La pedagogía es una disciplina que aborda la formación de la persona humana desde 
una perspectiva programada y sobre la base de los últimos adelantos de las ciencias de 
la educación. Ella ha estado orientada por diferentes concepciones de la persona y del 
proceso de enseñanza-aprendizaje, las que han determinado y orientado las prácticas 
educativas a lo largo del tiempo. En los últimos años se ha hecho más constante la 
preocupación por los valores, lo que ha motivado una serie de publicaciones y de 
investigaciones sobre estos, sobre las emociones positivas y la conducta prosocial 
(Roche, 2000; Roche y Sol, 1998).
Dentro de este marco ha ido cobrando fuerza una propuesta pedagógica singular: la 
ya que no es una teoría ni una doctrina (Cussiánovich, 2005). Este estilo pedagógico 
toma como pilares las emociones positivas del amor y la ternura y las convierte en el 
eje vertebral de una concepción del ser humano y de la práctica pedagógica sobre la 
base de los valores morales. 
Entre los antecedentes más importantes de este estilo podemos mencionar la obra 
de la italiana María Montessori (1973a, 1973b), quien luego de estudiar medicina se 
interesó por el desarrollo de los niños. Así, con posterioridad implementó un sistema 
de enseñanza que gira en torno a la libertad de aprender que poseen los infantes. 
Se trata, por ello, de una educación paidológica que se alinea con los postulados 
ecológicos de Jean Rousseau (Standing, 1962).
Otro importante precedente lo sientan Carl Rogers y su psicología humanista. En ella 
Rogers propone que el mejor espacio para fomentar el aprendizaje y la creatividad 
es la libertad. Por ello considera como elementos fundamentales la aceptación 
incondicional y la estimación positiva (Rogers y Freiberg, 1996). 
Ambos referentes citados llevan en el núcleo de sus propuestas el amor y la ternura, 
aunque con expresiones diferentes. Mientras Montessori toma la educación como 
una labor cálida y amorosa orientada a promover en el niño el desarrollo de sus 
potencialidades —dejando que escoja, por ejemplo, qué actividades de aprendizaje 
quiere hacer—, Rogers encuentra en la aceptación y la estima positiva los medios 
fundamentales para que el niño se desarrolle libremente y se realice como ser humano. 
Educationis Momentum, 2015, vol. 1, n.° 1, pp. 61-81. ISSN: 2414-136464
SÁNCHEZ SANSSONI
ternura como la aceptación de otra persona cercana o con la cual interactuamos, 
aceptación que abarca sus actos, sus sentimientos y sus valores. 
Las expresiones típicas de la pedagogía del amor son el tacto, las caricias y los 
abrazos (Assmann, 2002). Estos se pueden aplicar en los niveles preescolar, primario 
y secundario. No obstante, es más viable en los primeros ciclos de enseñanza, debido 
a que en ellos se forman las bases para la educación futura, y porque los niños de 
estos niveles son más espontáneos en sus manifestaciones emocionales. Goleman 
(1997), por ejemplo, sugería que desde sus primeros años los niños deberían aprender 
a expresar sus emociones y a autorregularlas, ya que ello contribuye al desarrollo de 
la inteligencia emocional y de una personalidad más armoniosa, moral y estable. 
Evidentemente, el eje fundamental que rige la pedagogía de la ternura es la ternura. 
Esta constituye uno de los pilares básicos en los que ha de sustentarse la educación, ya 
que la ternura genera un movimiento empático que provoca en el educador la actitud 
adecuada para comprender los sentimientos del educando y, en cierto modo, prever su 
comportamiento (Moggia, 2004). En ese sentido, diversos estudios han colocado a la 
empatía como la piedra angular de la conducta ética y de la prosocialidad (Moñivas, 
1996), pues los niños más empáticos son más prosociales y, por el contrario, los 
menos empáticos son más indisciplinados, al punto de exhibir conductas inmorales 
que pueden derivar en actos delictivos y hasta en manifestaciones psicopáticas 
(Garaigordobil y García, 2006). 
proceso educativo. En ese sentido, Cussiánovich (2005) indica que, desde la 
epistemología de la pedagogía de la ternura, las relaciones humanas fundadas en el 
también asentada en la autonomía y en la responsabilidad ética de los pueblos. Esto 
ocurre de este modo porque en la pedagogía de la ternura se aprende y se constituye 
un aprendizaje con el otro, lo cual implica la totalidad de la persona en el encuentro. 
Diversos estudios también señalan que emociones positivas como la ternura y el 
amor tienen efectos curativos y promotores de la salud (Tanner, 2000). 
Educationis Momentum, 2015, vol. 1, n.° 1, pp. 61-81. ISSN: 2414-1364 65
Efectos de un taller basado en el amor y la ternura
En el campo de la pedagogía es fundamental insertar las emociones positivas en 
las actividades pedagógicas, curricular y extracurricularmente (Roche y Sol, 1998). 
Conviene hacerlo, sobre todo, en edades tempranas, pues ya desde la etapa preescolar 
se empiezan a hacer más frecuentes las conductas de indisciplina (Loza y Frisancho, 
2010), así como las conductas de ayuda a otros (Guijo, 2002; López et al., 1998). 
Todo ello delinea un punto crítico para la formación en valores desde la escuela.
Será posible aplicar la pedagogía del amor y la ternura en la escuela si se respeta 
la relación comunicativa entre docentes y alumnos, estructurada sobre la base del 
afecto y respeto mutuos. Esto implica la formación interactiva del profesorado, 
de manera que sea capaz de mantener el equilibrio emocional ante situaciones 
de actividades cooperativas, fomentar la ternura, el acercamiento y la comunicación 
de afectos compartidos (Maya, 2002). De este modo, la pedagogía de la ternura 
emociones y sentimientos positivos que se pueden extender al ámbito familiar y 
social, teniendo como pilares los principios de convivencia como son el respeto, la 
tolerancia, la aceptación, la comprensión, la libertad y el amor, que están basados en 
la verdad, los deberes y los derechos.
Por ello, la pedagogía del amor y la ternura puede favorecer el desarrollo de la 
disciplina en el aula. Dentro del contexto peruano, latinoamericano y mundial, 
la disciplina escolar es motivo de interés y preocupación departe de los gestores 
educativos, docentes, padres de familia, de los propios estudiantes y de la sociedad 
en general (Gordillo, 2013). 
Según García (2008), la disciplina constituye uno de los principales elementos en el 
proceso de enseñanza-aprendizaje, por medio del cual los alumnos aprenden a vivir 
como miembros de una sociedad. Por ello se presenta como una cuestión relevante 
tanto en los contextos educativos como familiares y sociales. Según Figueroa (2007), 
conocemos con el nombre de disciplina a las normas y reglas que mantienen el orden 
tanto en la familia como en la escuela. 
Al respecto, Vexler (2009) menciona que la disciplina escolar es uno de los temas 
más controvertidos en el trabajo educativo, pues hay quienes consideran que debe 
Educationis Momentum, 2015, vol. 1, n.° 1, pp. 61-81. ISSN: 2414-136466
SÁNCHEZ SANSSONI
ser rígida y autoritaria, mientras que otro sector —mayoritario— opta por una 
disciplina orientada principalmente a la interiorización de normas y al desarrollo 
de la autorregulación, personal y grupal, que permita a los alumnos interactuar en 
clave de desarrollo humano. Esta última posición educativa no se contradice con 
una política justa, oportuna y pertinente de sanciones a las transgresiones de los 
estudiantes en la vida escolar. Naturalmente, tendrá más sentido si va acompañada 
de un sistema de tutoría y orientación al educando para contribuir sistemáticamente 
con su formación integral (Villa, 1994). 
Por otro lado, la indisciplina en el aula se ha convertido en un problema para el 
profesor, en la medida en que estaría afectando el normal desarrollo de los procesos 
educativos y de las relaciones interpersonales. Cuando esta situación se sale 
de control, las aulas dejan de ser el ambiente adecuado en el que los estudiantes 
aprenden a convivir en forma democrática y fraterna (García y Vanella, 2003). Esta 
situación ha sido tema de diversas publicaciones a través de las cuales se da a conocer 
interacción entre alumnos y docentes, y entre los alumnos y sus pares, qué factores 
respecto (Guerrero, 1994; Kleimman, 2003; Salm, 2005; Fernández, 2005; Sime, 
2007, Curwin y Mendler, 1997). 
Frente a esta situación, los educadores, aunque están de acuerdo en que es necesario 
cierto orden en las clases para poder trabajar, coinciden en señalar que en muchas 
ocasiones ciertas actuaciones y estrategias para mejorar la disciplina resultan 
inoperantes. No obstante, hay muy pocas propuestas de parte de los docentes para 
ternura es una alternativa que no solo puede detener la indisciplina en el aula, sino 
que puede fomentar el desarrollo de valores, tales como el orden el respeto y la 
responsabilidad.
Gonzales (2002) señala que el orden es quizá el primer valor que aprendemos en la 
vida, y que es fundamental inculcarlo, pues a lo largo de nuestra existencia nos ayuda 
a darle a cada cosa su lugar, y a nosotros mismos, a encontrar el nuestro. El orden es 
el principio de la disciplina, y nos hace más productivos, nos ayuda a poner límites 
para que las cosas no se salgan de su cauce. Según Rivas (2009), el respeto es aceptar 
Educationis Momentum, 2015, vol. 1, n.° 1, pp. 61-81. ISSN: 2414-1364 67
Efectos de un taller basado en el amor y la ternura
y comprender a los demás aceptando su forma de pensar aunque no sea igual que la 
nuestra. Hay que aprender a respetar y aceptar la forma de ser y pensar de los demás; 
pero no solo a las personas se les debe el respeto más profundo, sino a todo aquello 
que nos rodea: a las plantas y animales, a los ríos a los lagos y mares. Todo como 
parte del cosmos se merece respeto. 
Para Figueroa (2007), la responsabilidad es la capacidad de sentirse obligado a dar una 
respuesta o a cumplir un trabajo sin presión externa alguna. En un sentido individual, 
es la capacidad que tiene una persona de conocer y aceptar las consecuencias de sus 
las disposiciones de un grupo, al mismo tiempo que respondemos de las decisiones 
que se toman como entorno social en el que estamos incluidos.
Sobre la base de estos tres valores, la educación contribuye a la construcción y 
disciplina y ética. 
Dicho todo esto, hemos de deducir que la indisciplina consiste en no aceptar las 
normas.
En tal sentido, es conveniente que el alumno aprenda a reconocer sus errores y a 
ofrecer las disculpas que los casos ameriten, así como la ejecución de actividades 
reparadoras, formativas y ejemplares. Es necesario, también, que en su evaluación 
no solo se tengan en cuenta los desempeños negativos, sino también los positivos 
(Roche, 2000). Todo lo señalado adquiere relevancia si se parte de la coherencia 
entre el discurso pedagógico y la práctica educativa cotidiana, de modo que la mejor 
forma de orientar sea el ejemplo. Esto quiere decir que directivos, tutores, docentes 
y padres de familia se comprometan no solo a que se hagan cumplir las normas sino 
también a cumplirlas en sus espacios, en un clima institucional que favorezca una 
sólida disciplina escolar. 
El objetivo del presente estudio es demostrar que la aplicación de diversas sesiones 
de un taller basado en la pedagogía del amor y la ternura mejora la disciplina escolar 
en estudiantes del primer grado A de la escuela pública El Ave María, de la ciudad de 
medida la aplicación del taller basado en la pedagogía del amor y la ternura aumentará 
la disciplina escolar en los estudiantes del primer grado A de dicha institución?
Educationis Momentum, 2015, vol. 1, n.° 1, pp. 61-81. ISSN: 2414-136468
SÁNCHEZ SANSSONI
Metodología
Los métodos de investigación que fueron empleados en el presente trabajo son 
cuantitativos, pues se recolectaron datos para probar hipótesis con base en la 
medición numérica y el análisis estadístico. Además, es de tipo experimental, pues 
grado de primaria de una institución educativa de la localidad. 
El diseño de investigación se corresponde con un modelo cuasiexperimental con un 
solo grupo, con el empleo de un diseño pre— y postest (Hernández, Fernández y 
Baptista, 2006), cuyo diagrama es el siguiente:
GE: O1—x — O2
Donde:
GE : Grupo experimental
O1 : Pretest
O2 : Postest
X : Aplicación del taller basado en la pedagogía del amor y la ternura
Educationis Momentum, 2015, vol. 1, n.° 1, pp. 61-81. ISSN: 2414-1364 69
Efectos de un taller basado en el amor y la ternura
Cuadro 1 
Variables de estudio
Variable
conceptual operacional
Dimensiones Indicadores
1.- Taller 
basado en la 
pedagogía 
del amor y 
la ternura
Taller basado en 
la concepción 
de la aceptación 
de otra persona 
cercana 
con la que 
interactuamos 
(sus actos, 
sentimientos y 
sus valores)
Se desarrollará 
a través de 
actividades de 
aprendizaje 
teniendo en 
cuenta la 
variable y 
considerando 
el tacto, las 
caricias y los 
abrazos en 
11 sesiones 
de trabajo 
que implican 
diversas 
estrategias
Tacto
Realiza actividades 
aceptando el 
contacto con sus 
compañeros 
Realiza actividades 
de contacto entre 
pares y el docente
Caricias
Recibe caricias con 
agrado y desagrado 
según su estado de 
ánimo
Brinda caricias 
de forma natural 
durante el 
desarrollo del taller
Abrazos
Expresa su cariño 
y afecto mediante 
abrazos
Acepta y valora 
el abrazo de sus 
compañeros con 
entusiasmo
2.- Disciplina 
escolar
Conjunto 
de normas y 
procedimientos 
mediante 
los cuales se 
mantiene el 
orden en el 
centro escolar, 
en general, 
y en aula, en 
particular. 
Busca favorecer 
el desarrollo 
de los procesos 
de enseñanza y 
aprendizaje y 
la consecución 
de los objetivos 
planteados
La disciplina 
escolar será 
evaluada a 
través de 
una guía de 
observación 
considerando 
las dimensiones: 
orden, respeto y 
responsabilidad, 
en función de 
la siguiente 
valoración: 
disciplina alta, 
disciplina 
moderada y 
disciplina baja 
con una escala 
de puntaje del 0 
al 20
Orden
Ordena sus 
útiles escolares y 
mobiliario dentro 
del aula
Respeto
Acepta las 
opiniones y 
sentimientos de 
sus compañerosde aula
Responsabilidad
Cumple con las 
tareas y trabajos 
encomendados
Educationis Momentum, 2015, vol. 1, n.° 1, pp. 61-81. ISSN: 2414-136470
SÁNCHEZ SANSSONI
Hipótesis
H
i
: Si se aplica el taller basado en la pedagogía del amor y la ternura, mejorará la 
disciplina escolar en los estudiantes del primer grado A de la I. E. E. El Ave María 
de la ciudad de Arequipa.
H
0
: Si se aplica el taller basado en la pedagogía del amor y la ternura no mejorará la 
disciplina escolar en los estudiantes del primer grado A de la I. E. E. El Ave María 
de la ciudad de Arequipa. 
Muestra 
La edad promedio de los estudiantes era de 6 años, y la institución educativa 
pertenecía al sector público. La muestra para el presente trabajo de investigación 
estuvo conformada por todos los estudiantes del primer grado A (1.° A) de educación 
primaria de la institución educativa estatal (I. E. E.) El Ave María, de la ciudad de 
Arequipa, que suman un total de 20 estudiantes. La mencionada muestra es de tipo 
no probabilístico, y fue seleccionada por conveniencia según la técnica de grupos 
intactos (véase tabla 1).
Tabla 1
Distribución de los estudiantes de la muestra del 1.° A de la I.E.E. El Ave María
N.º de Alumnos
Varones Mujeres Total
f % f % f %
11 55 9 45 20 100
Fuente: Nómina de matrícula 
Para evaluar la disciplina escolar se aplicó una guía de observación diseñada ad hoc 
para el presente estudio. Este instrumento de evaluación se utilizó antes y después 
de la aplicación del taller, y evaluó las dimensiones mencionadas de orden, respeto 
y responsabilidad. La guía contemplaba una escala de evaluación con la siguiente 
valoración:
Disciplina alta 14-36
Disciplina moderada 7-13
Disciplina baja 0-6
Educationis Momentum, 2015, vol. 1, n.° 1, pp. 61-81. ISSN: 2414-1364 71
Efectos de un taller basado en el amor y la ternura
Los datos fueron recogidos en horario de clases con los permisos correspondientes 
de parte de las autoridades de la institución educativa. 
Resultados
Para el análisis de los resultados, dado que se trata de una investigación de carácter 
cuantitativo, se utilizaron estadísticos paramétricos así como estadística descriptiva. 
Se usó la prueba paramétrica t de Student, pues los datos analizados corresponden a 
un nivel de medición de intervalo, y presentan una distribución normal.
Tabla 2 
Resultados del pretest y postest en el grupo experimental
N.º 
estudiante
DIMENSIONES
Logro en disciplina 
escolar (0-36)Orden (0-12) Respeto (0-12)
Responsabilidad 
(0-12)
Pretest Postest Pretest Postest Pretest Postest Pretest Postest
1 3 9 6 9 6 9 15 27
2 0 8 6 9 3 9 9 26
3 0 9 4 10 1 10 5 29
4 5 11 8 8 7 10 20 29
5 2 10 3 10 3 9 8 29
6 1 10 3 10 1 10 5 30
7 2 8 3 10 3 9 8 27
8 2 9 8 8 6 7 16 24
9 1 10 3 10 1 10 5 30
10 0 9 3 9 3 6 6 24
11 1 10 1 10 1 9 3 29
12 1 10 4 9 2 10 7 29
13 2 10 5 8 1 10 8 28
14 1 10 2 10 3 9 6 29
15 0 10 2 10 2 10 4 30
16 0 6 0 11 0 9 0 26
17 3 9 1 9 1 10 5 28
18 0 10 0 10 2 10 2 30
19 1 10 0 10 0 10 1 30
20 0 8 0 10 2 8 2 26
Educationis Momentum, 2015, vol. 1, n.° 1, pp. 61-81. ISSN: 2414-136472
SÁNCHEZ SANSSONI
Presentamos los valores obtenidos con sus respectivas diferencias antes y después en 
cada una de las dimensiones de la disciplina, así como sus valores antes y después 
de la aplicación del taller. 
Figura 1. Valores de disciplina alcanzados en la dimensión orden antes y después de la 
aplicación del taller.
Figura 2. Valores de disciplina alcanzados en la dimensión respeto antes y después de la 
aplicación del taller.
Educationis Momentum, 2015, vol. 1, n.° 1, pp. 61-81. ISSN: 2414-1364 73
Efectos de un taller basado en el amor y la ternura
Como se puede apreciar, en todos los casos hay un incremento del orden, el respeto, 
la responsabilidad y la disciplina si se comparan los valores entre las etapas pretest 
cálculo de la ganancia o diferencia entre los resultados del postest y pretest del 
grupo experimental, tenemos que la resta de las medias aritméticas del postest (28) y 
pretest (6.75), nos da por resultado 21.25 puntos en forma global, que corresponde a 
la ganancia entre pretest y postest.
Figura 3. Valores de disciplina alcanzados en la dimensión responsabilidad antes y 
después de la aplicación del taller.
Esto indica que los estudiantes de 1.° A de educación primaria (grupo experimental) 
mejoraron considerablemente el nivel del logro en disciplina escolar como producto 
de la aplicación de las sesiones del taller basado en la pedagogía del amor y la ternura.
Educationis Momentum, 2015, vol. 1, n.° 1, pp. 61-81. ISSN: 2414-136474
SÁNCHEZ SANSSONI
Figura 4. Valores de disciplina en el consolidado de las tres dimensiones consideradas 
(orden, respeto y responsabilidad) antes y después de aplicado el taller.
La prueba de hipótesis para comparar promedios en grupos relacionados, mediante la t 
de Student nos permitió comparar los promedios del grupo experimental antes y después 
Hipótesis
Ho :
A
 = 
D
H
1 :
A
> 
D
A
 : Puntaje medio antes del taller 
D
 : Puntaje medio después del taller
)
 = 0.05 (probabilidad de equivocarse)
Fórmula
Educationis Momentum, 2015, vol. 1, n.° 1, pp. 61-81. ISSN: 2414-1364 75
Efectos de un taller basado en el amor y la ternura
 
t
tab
 = t
(n-1; 1-
 
a/2)
 = t
(19; 1-
 
0.05)
 = t
38; 0.95
 = 1.77
Aceptar H
0
 si t
c 0
)
Rechazar H
0
 si t
c
 no pertenece a 
0
)
Tabla 3
Rechazo o aceptación de la hipótesis
Hipótesis = 0.05 t
tab
=t
(19,0.975)
Decisión
Disciplina H
0
: 
A= D
 = 0.05 t
tab
 = 1.77
Rechazar 
H
0
Dimensiones
Orden H
0
: 
A= D
 = 0.05 t
tab
 = 1.77
Rechazar 
H
0
Respeto H
0
: 
A= D
 = 0.05 t
tab
 = 1.77
Rechazar 
H
0
Responsabilidad H
0
: 
A= D
 = 0.05 t
tab
 = 1.77
Rechazar 
H
0
Educationis Momentum, 2015, vol. 1, n.° 1, pp. 61-81. ISSN: 2414-136476
SÁNCHEZ SANSSONI
Como se puede apreciar, el valor Z = 16.0 > 1.77, y se ubica en la región de rechazo; 
por tanto rechazamos H
o
 y aceptamos H
i
: µ
A
 > µ
D
. Es decir: si se aplica el taller, 
aumenta la disciplina escolar en los estudiantes de la muestra.
Figura 5.
del taller (antes y después) para cada una de las dimensiones y para el consolidado.
Para tomar la decisión de aceptación o rechazo de la hipótesis se tomaron en cuenta los 
siguientes valores p:
Si p < 0.05
integrantes del grupo experimental antes y después de la aplicación 
del taller.
Si p < 0.01 
promedio de los integrantes del grupo experimental antes y después 
de la aplicación del taller.
Si p > 0.05 
de los integrantes del grupo experimental antes y después de la 
aplicación del taller.
Educationis Momentum, 2015, vol. 1, n.° 1, pp. 61-81. ISSN: 2414-1364 77
Efectos de un taller basado en el amor y la ternura
Tabla 4
Estadígrafos según las dimensiones del nivel de logro en disciplina escolar 
Estadígrafos
DIMENSIONES Nivel de logro 
en disciplina 
escolarOrden Respeto Responsabilidad
Pre Post Pre Post Pre Post Pre Post
Media 1.3 9.3 3.1 9.5 2.4 9.2 6.75 28
Mediana 1 10 3 10 2 9.5 5.5 29
Moda 0 10 3 10 1 10 5 29
Varianza 1.8 1.3 6.3 0.7 3.8 1.2 26.2 3.79
Desviación 
estándar
1.3 1.13 2.51 0.83 1.96 1.11 5.12 1.95
 
variación (%)
100 12.15 80.97 8.74 81.67 12.06 75.85 6.96
Máximo 5 11 8 11 7 10 20 30
Mínimo 0 6 0 8 0 6 0 24
Rango de 
medias
1.11 2.07 -0.22 5.22
Discusión
iniciar una exploración alrededor de la aplicación del taller basado en la pedagogía 
del amor y la ternura, pues visto que contribuye con la mejora la disciplina escolar 
en los estudiantes del 1.° A de educación primaria, de la I.E.E El Ave María, creemos 
que puede tener un impacto similar en otras experiencias educativas.
Educationis Momentum, 2015, vol. 1, n.° 1, pp. 61-81. ISSN: 2414-136478
SÁNCHEZ SANSSONI
El taller es una forma pedagógica que pretende lograr la integración 
de teoría y práctica a través de una instancia que llegue al alumno en 
su futuro campo de acción y lo inste a conocer su realidad objetiva.Es un proceso pedagógico en el cual el alumno y el docente desafían 
Así mismo, Moggia, expresa:
La pedagogía de la ternura es una vía para despertar la conciencia 
de la ternura y amor universal en los niños y los jóvenes, puesto 
que ella trasciende a los convencionalismos mecanicistas de la 
educación, ya que tiene como objetivo no solo desarrollar la 
inteligencia racional e instrumental del educando para un trabajo 
determinado, sino también desarrollar la inteligencia global del 
ser humano integral. Es una pedagogía incluyente y trascendente, 
pues impulsa a los educandos a encontrarse con los principios 
fundamentales de la vida, a percatarse de su interdependencia con el 
mundo y con sus semejantes; conocerse a sí mismo profundamente 
y descubrir quién es. (Moggia, 2004, p. 25).
Por otro lado, las medidas estadísticas principales (tabla 4) indican que los alumnos 
que se determina por la media aritmética o promedio que se ha incrementado de 6.75 
puntos en el pretest a 28 puntos en el postest, de un total de 36 puntos que otorga la 
prueba. En otras palabras, los estudiantes consiguen una ganancia global de 21.25 
puntos y, por tanto, su disciplina escolar ha mejorado. 
La prueba de hipótesis ha demostrado que la aplicación del taller ha mejorado la 
disciplina escolar de los alumnos del grupo experimental, debido a que el estadígrafo 
calculado ha sido mayor que el valor teórico correspondiente (17.42 > 1.72), lo cual, 
de acuerdo con el criterio de decisión, permite aceptar la hipótesis de investigación, 
Educationis Momentum, 2015, vol. 1, n.° 1, pp. 61-81. ISSN: 2414-1364 79
Efectos de un taller basado en el amor y la ternura
experimental adecuado como fue la aplicación del taller basado en la pedagogía del 
amor y la ternura, se puede mejorar la disciplina escolar en los alumnos de 1.° A de 
educación primaria de la I. E. E. El Ave María, de la ciudad de Arequipa.
Referencias
Assmann, H. (2002). Placer y ternura en la educación. Madrid. Narcea.
Curwin, R. L. y Mendler, A. N. (1997). La disciplina en clase. Guía para la 
organización de la escuela y el aula. Madrid: Narcea. 
Cussiánovich, A. (2005). Educando desde una pedagogía de la ternura. Lima: s. d.
Fernández, Isabel. (2005). Madrid: 
Narcea.
Figueroa, M. J. (2007). La importancia de la disciplina en la escuela primaria. 
México D. F.: s. l.
Garaigordobil, M. y García, P. (2006). Empatía en niños de 10 a 12 años. Psicothema, 
18(2), 180-186.
García, A. (2008). La disciplina escolar. Guía docente. Murcia: Universidad de Murcia. 
García, S. y Vanella, L. (2003). Normas y valores en el salón de clases. México D. F.: 
Siglo XXI.
Goleman, D. (1997). Inteligencia emocional. Barcelona: Kairós.
Gonzales, A. (2002). Cuaderno borrador de un maestro suburbano. (Documento en 
formato html). Descargado el 23 de noviembre del 2014 
de www.glasnost.orgPy/obra%20canale.html
Educationis Momentum, 2015, vol. 1, n.° 1, pp. 61-81. ISSN: 2414-136480
SÁNCHEZ SANSSONI
Gordillo, E. G. (2013). Agrupamiento escolar y frecuencia de conductas disruptivas en 
estudiantes de segundo grado de educación secundaria del Callao. Educación, 
22(43), 91-112. 
Guerrero, Luis. (1994). 
con los niños en la escuela y en la familia. Lima: Instituto de Estudios Peruanos. 
Guijo, V. (2002). Estudio multifactorial de la conducta prosocial en niños de cinco y 
seis años (Tesis doctoral). Universidad de Burgos, España 
Hernández, R.; Fernández, C. y Baptista, P. (2006). Metodología de la investigación. 
México D. F.: McGraw-Hill.
Kleimman, V. (2003). Cómo lograr la disciplina en el aula y saber aprovecharla. 
Buenos Aires: Círculo Latino Austral.
López, F.; Apodaca, P.; Etxebarría, I.; Fuentes, M. J. y Ortiz, M. J. (1998). Conducta 
prosocial en preescolares. Infancia & Aprendizaje, (82), 45-61.
agresividad infantil en un grupo de profesoras de educación inicial. Revista 
Peruana de Investigación Educativa, 1(2), 59-86.
Maya, A. (2002). Conceptos básicos para una pedagogía de la ternura. Costa Rica: 
Obando.
Moggia, P. (2004). Hacia una pedagogía de la afectividad: la pedagogía de la ternura. 
Viña del Mar: Universidad del Mar.
Montessori, M. (1973a). The Discovery of the Child. Nueva York: Ballantine Books.
Montessori, M. (1973b). The Secret of Childhood. Nueva York: Ballantine Books.
Moñivas, A. (1996). La conducta prosocial. Cuadernos de Trabajo Social, (9), 125-142.
Educationis Momentum, 2015, vol. 1, n.° 1, pp. 61-81. ISSN: 2414-1364 81
Efectos de un taller basado en el amor y la ternura
Rivas, M. L. (2009). El valor educativo de un cuento. España: Narcea. 
Rogers, C. y Freiberg, J. (1996). Libertad y creatividad en la educación. Madrid: 
Paidós.
Roche, R. (2000). Psicología y educación para la prosocialidad. Madrid: Ciudad 
Nueva.
Roche, R. y Sol, N. (1998). Educación prosocial de las emociones, valores y actitudes 
positivas. Barcelona: Blume.
Salm, Randall. (2005). Bogotá: Magisterio.
Sime, L. (2007). Las relaciones interpersonales en la educación desde el paradigma de 
la convivencia. Educación, 16(30), 41-52.
Standing, E. M. (1962). Maria Montessori. Her Life and Work. Nueva York: A Mentor–
Omega Book.
Tanner, A. (2000). El poder curativo de la ternura. Barcelona: Robinbook. 
Vexler, I. (2009). La disciplina escolar. Lima. La República. 
Villa, A. (1994). La nueva visión de la disciplina educacional. México D. F.: Trillas.

Continuar navegando

Otros materiales