Logo Studenta

Edad Media

¡Estudia con miles de materiales!

Vista previa del material en texto

Edad Media
Se conoce como Edad Media, Medioevo o Medievo al período de la historia de Occidente que comienza con la caída del Imperio Romano de Occidente en el año 476, y finaliza con el descubrimiento de América en 1492 o la caída del Imperio Bizantino en 1453, fecha en que culmina también la Guerra de los Cien Años. Sus mil años de duración se caracterizaron por un relativo estancamiento en el desarrollo de la cultura y de las ciencias, bajo el imperio de la mentalidad religiosa del cristianismo, razón por la cual se la solía denominar la “Edad del Oscurantismo”.
La Edad Media recibe su nombre por ser el tránsito entre la Edad Antigua y la Edad Moderna. Durante este período la sociedad abrazó un orden feudal, esencialmente rural o campesino, y el dogmatismo cristiano rigió la cultura. Sin embargo, la vida medieval estuvo lejos de ser inamovible o serena, sino que fue escenario de numerosos desplazamientos humanos, abundantes guerras y nuevas formas políticas, principalmente en las culturas fronterizas a la europea, como la árabe musulmana o la cristiandad oriental (Bizancio).
Especialmente importante fue el choque entre la civilización cristiana y la islámica, con recíprocos intentos de conquista como la expansión musulmana del siglo VII al siglo XV o las numerosas Cruzadas cristianas.
Por último, debe notarse que la Edad Media, en tanto período histórico, no puede aplicarse del todo a otras civilizaciones distintas a la Occidental, como la China, India o Japonesa, florecientes durante ese mismo período. La consideración de que la historia de Europa es la historia del mundo resulta un criterio histórico sesgado, eurocéntrico y discriminador.
Características de la Edad Media
El Medioevo es la época de los caballeros andantes, de los reyes y reinos católicos, y de las largas guerras rurales por motivos de religión. Aunque mucho de ello se muestre de manera romántica en las ficciones contemporáneas, no existió nunca magia, ni especies distintas a la humana (elfos, orcos, duendes, etc.), ni dragones.
Sin embargo, esos seres sobrenaturales formaban parte del imaginario vigente en la época, en el que se enfrentaban las tradiciones y creencias locales con la religión cristiana dominante. En general, imperaba la fe por sobre la razón o el entendimiento.
Se trató de un período extenso, de transformaciones profundas pero lentas. Por ejemplo, el modo de producción esclavista de la Antigüedad fue reemplazado por el modo de producción feudal.
La diversidad de lo ocurrido durante mil años no permite una lectura demasiado homogénea. Sin embargo, en el Medioevo abundaron las epidemias masivas, las invasiones militares y la superstición, aunque en esto último es posible que el cristianismo catalogara como ignorancia o superstición a cualquier vestigio de las religiones paganas anteriores.

Continuar navegando