Logo Studenta

John Stott-Problemas del liderazgo cristiano

¡Este material tiene más páginas!

Vista previa del material en texto

Traducido del inglés al español - www.onlinedoctranslator.com
https://www.onlinedoctranslator.com/es/?utm_source=onlinedoctranslator&utm_medium=pdf&utm_campaign=attribution
PROBLEMAS
DE CR I ST IAN
LIDERAZGO
Juan Stott
Prensa de InterVarsity
PO Box 1400, Downers Grove, IL 60515-1426 
Internet: www.ivpress.com
Correo electrónico: email@ivpress.com
Esta edición ©John Stott's Literary Executors 2014
Publicado originalmente en español en Argentina bajo el títuloDesafíos del Liderazgo 
Cristiano.Publicado en los Estados Unidos de América por InterVarsity Press, Downers 
Grove, Illinois.
Reservados todos los derechos. Ninguna parte de este libro puede reproducirse de ninguna 
forma sin el permiso por escrito de InterVarsity Press.
Prensa de InterVarsity®es la división editorial de libros de InterVarsity Christian Fellowship/EE.UU.®, 
un movimiento de estudiantes y profesores activos en el campus de cientos de universidades, 
facultades y escuelas de enfermería en los Estados Unidos de América, y miembro del movimiento 
International Fellowship of Evangelical Students. Para obtener información sobre actividades locales y 
regionales, escriba al Departamento de Relaciones Públicas, InterVarsity Christian Fellowship/USA, 
6400 Schroeder Rd., PO Box 7895, Madison, WI 53707-7895, o visite el sitio web de IVCF en 
www.intervarsity.org.
Todas las citas bíblicas, a menos que se indique lo contrario, están tomadas de la Santa Biblia, 
Nueva Versión Internacional®. NIV®. Copyright ©1973, 1978, 1984 de la Sociedad Bíblica 
Internacional. Usado con permiso de Hodder and Stoughton Ltd. Todos los derechos reservados. 
“NIV” es una marca registrada de la Sociedad Bíblica Internacional. Número de marca del Reino Unido
1448790. Distribuido en América del Norte con permiso de Zondervan Publishing House.
El material del capítulo 5 está extraído deRetratos de un discípulo radical, editado por 
Christopher JH Wright (InterVarsity Press, 2011). Usado con permiso.
Diseño de portada: Cindy Kiple
Imagen: © Allan Baxter/Trevillion Imágenes 
Diseño de interiores: Beth Hagenberg
ISBN 978-0-8308-7192-6 (digital) 
ISBN 978-0-8308-4408-1 (impreso)
Contenido
Prólogo / 7
Prefacio / 9
1 El problema del desánimo / 13
Cómo perseverar bajo presión
2 El problema de la autodisciplina / 27
Cómo mantener la frescura espiritual
3 El problema de las relaciones / 45
Cómo tratar a las personas con respeto
4 El problema de la juventud / 63
Cómo ser un líder cuando
comparativamente joven
5 Dos “Timoteos” / 75
Mark Labberton y Corey Widmer
Apéndice:
John Stott sobre Ministerio, 
Liderazgo y Servicio / 89
Elogios paraProblemas del liderazgo cristiano/96
Literatura Langham / 97
Sobre el autor / 98
Más títulos de InterVarsity Press / 99
Prefacio
Cuando era joven aprendí muchas lecciones sobre 
el estilo de vida de un líder a través de la vida y los 
escritos de John Stott. Es asombroso cuántas de 
esas lecciones sigo usando después de casi cuatro 
décadas de ministerio. Este libro tiene muchas de 
esas lecciones que un joven líder cristiano puede 
aprender para ayudarlo a convertirse en un líder 
bíblico.
Leí este libro lentamente como parte de mi lectura 
devocional. Como pocos libros me han hecho, descubrí 
que mi corazón ardía con las cosas que Dios me estaba 
enseñando mientras leía. A menudo tenía que parar para 
orar. Hay desafíos para los líderes sobre el compromiso 
con Cristo, con las personas, con la disciplina personal y 
con varias otras cosas que hacen que las personas sean 
buenos líderes. También hay mucha sabiduría sobre cómo 
liderar de manera efectiva.
Me sorprende que un libro tan útil se 
publique tantos años después del mensaje.
8 PAGrobar ems deChr yo st yo unyoe ader sh i p
Los sabios que contiene fueron dados originalmente. Pero, 
como dicen, ¡más vale tarde que nunca!
ajith fernando
Director de Enseñanza, Jóvenes para Cristo 
Autor,Ministerio impulsado por Jesús
Prefacio
Este libro se basa en cuatro charlas pronunciadas por 
John Stott en 1985 en Quito, Ecuador, en una 
conferencia para el personal de los movimientos de la 
Fraternidad Internacional de Estudiantes Evangélicos 
(IFES) en América Latina. Este material se publicó por 
primera vez en español comoDesafíos del Liderazgo 
Cristiano (Ediciones Certeza) pero no se ha publicado 
previamente en inglés.
El material fue llamado nuestra atención por Doug 
Stewart, ex miembro del personal de IFES en Bolivia, 
Argentina y México de 1964 a 1991, y ahora 
vicepresidente de IFES. Doug se desempeñó como 
traductor de John Stott en la conferencia de Quito de 
1985. Recientemente se encontró con sus 
transcripciones de las charlas y nos las ofreció para 
que las publiquemos. Nos complace hacer que este 
tesoro eterno esté disponible en inglés.
Stott comenzó con algunos comentarios personales para 
presentar esta serie:
10 PAGrobar ems deChr yo st yo unyoe ader sh i p
Quisiera decirles qué gran privilegio es para mí 
pasar estas cuatro tardes con ustedes, porque 
quiero comenzar diciendo cuán fuertemente 
comprometido estoy con IFES. Mi participación 
comenzó hace cuarenta y cinco años cuando fui 
a Cambridge como estudiante. Iba a lo que solía 
llamarse el CICCU, ahora generalmente conocido 
como Unión Cristiana.
Luego de 1952 a 1977, que son veinticinco años, 
tuve la alegría de dirigir misiones universitarias en 
muchos países del mundo, en Europa y América del 
Norte, en África y Asia y Australia. A menudo he 
hablado en muchas conferencias de estudiantes en 
muchas partes del mundo, por lo que se me ha 
brindado una maravillosa oportunidad de observar de 
cerca a IFES. Les digo honestamente que estoy 
profundamente agradecido con Dios por ello. Estoy 
agradecido por los principios sobre los que opera: 
movimientos indígenas nacionales, liderazgo 
estudiantil, evangelismo reflexivo y discipulado 
maduro. También estoy agradecido por la calidad de 
liderazgo que Dios le ha dado al movimiento, tanto en 
el personal como en los estudiantes. Eso los incluye a 
ustedes, a quienes ha sido un placer para mí conocer 
estas semanas. Así que gracias por la oportunidad de 
pasar estas cuatro tardes contigo.
Prefacio 11
Me han pedido que comparta con ustedes tanto las 
Escrituras como la experiencia, pero que lo haga de 
manera un poco más informal. Ahora, permítanme 
decirles los cuatro temas que he elegido bajo el título 
general de “Problemas del liderazgo cristiano”. Un 
problema es el desánimo, o cómo perseverar bajo 
presión. Dos, el problema de la autodisciplina, o cómo 
mantener la frescura espiritual. En tercer lugar está el 
problema de las relaciones, o cómo tratar a las 
personas con respeto. Cuarto, el problema de la 
juventud, o cómo ser un líder cuando todavía es 
relativamente joven.
1
El problema del desaliento
Cómo perseverar bajo presión
Las presiones sobre los líderes cristianosson 
intensos y a menudo implacables. Pensemos en 
algunos de ellos. Están nuestras ocupaciones y 
cansancio, con tiempo inadecuado para la familia, 
ni siquiera para las vacaciones. Luego están las 
responsabilidades que tienen los líderes 
reconocidos. Si se critica su ministerio, ellos 
soportan la peor parte de la crítica y tienen la 
responsabilidad de tomar decisiones difíciles.
También están las decepciones de la obra. Los 
líderes potenciales prometedores no siempre 
cumplen su promesa. Algunos incluso se caen. Los 
ministerios prometedores comienzan a declinar en 
número o en visión, y eso es una gran decepción.
14 PAGrobar ems deChr yo st yo unyoe ader sh i p
señalamiento al líder. Además están las 
tentaciones personales con las que el diablo ataca 
a todos los líderes, y está la soledad que 
experimentamos en la cima. Es posible que no 
tengamos compañeros en quienes confiar.
Todos estos problemas pueden llevarnos al 
desánimo. De hecho, el desánimo es el mayor riesgo 
laboral de un creyente, ya que puede conducir a la 
pérdida de la visión y el entusiasmo. Entonces, la 
preguntaes cómo perseverar bajo estas presiones.
Me gustaría que vayamos a 2 Corintios 4, y 
espero que no les importe si les doy una pequeña 
lección de griego. El primer versículo dice: “Así que, 
teniendo por la misericordia de Dios este 
ministerio, no desmayamos”. Y luego el versículo 16 
dice: “Por tanto, no desmayamos. Aunque por fuera 
nos vamos desgastando, por dentro nos renovamos 
de día en día.”
Note la frase que se repite en estos dos 
versículos:ouk enkakumen. Esa es la frase griega 
que viene en el versículo 1 y el versículo 16. La 
mayoría de las versiones modernas en inglés dicen: 
“No desmayamos”. Otro es "nos negamos a 
desanimarnos", otro es "nada nos puede molestar". 
Hay una expresión similar que viene en el capítulo 5 
sobre la cual quisiera llamar su atención:
El problema del desaliento 15
el versículo 6, “Por tanto, siempre estamos confiados”, 
y de nuevo el versículo 8, “Confiamos, digo yo”. Eso 
significa que somos de buen valor.
Es posible que conozca estos capítulos lo 
suficientemente bien como para saber que en el 
capítulo 3 Pablo revela la gloria del ministerio 
cristiano, pero en el capítulo 4 revela los 
problemas del ministerio cristiano. Este es su 
argumento: por la gloria del ministerio y a pesar 
de sus problemas,ouk enkakumen. Nos 
negamos a desanimarnos.
Dos problemas: el velo y el cuerpo
Hay dos preguntas ante nosotros: ¿qué 
problemas tentaron a Pablo a desanimarse? Y 
segundo, ¿qué soluciones o antídotos encontró 
para ellos? Hay dos problemas que causaron 
desánimo en este capítulo. El primero es un 
problema externo y objetivo en nuestros 
oyentes, y el segundo es un problema interno y 
subjetivo en nosotros mismos.
A la primera la llama velo, que esKalima. Este 
es el velo que cubre la mente de los incrédulos, y 
los ciega a la verdad del evangelio. el segundo es
soma, el cuerpo. Ese es nuestro propio cuerpo, 
su fragilidad, este frágil vaso humano,
dieciséis PAGrobar ems deChr yo st yo unyoe ader sh i p
que guarda el tesoro del evangelio.
Entonces el primer problema esespiritual: 
es la ceguera de la gente a la que predicamos. 
el segundo esfísico: es nuestra fragilidad y 
mortalidad personal. Cuando tienes un 
predicador débil y una congregación ciega, 
tienes un problema entre manos. Esos son los 
dos problemas, y no creo que haya nada que 
desanime más que estos.
¿Dónde está el velo? Mire 2 Corintios 3:12. “Dado que 
tenemos tal esperanza, somos muy audaces. Nosotros
no son como Moisés, que ponía un velo sobre su rostro.” 
En otras palabras, el velo en la mente de la gente no es 
obra nuestra. Por el contrario, somos muy audaces en 
nuestra predicación y exponemos la verdad claramente. 
Luego la causa de esta ceguera humana es diabólica; 
afecta tanto a judíos como a gentiles. Mire el capítulo 3, 
versículo 14. En el medio del versículo, “porque hasta el 
día de hoy permanece el mismo velo cuando se lee el 
antiguo pacto”. De nuevo, versículo 15: “Hasta el día de 
hoy, cuando se lee a Moisés, un velo cubre sus 
corazones”. Pablo lo dice dos veces para enfatizar: los 
judíos tienen un velo sobre sus mentes y corazones. 
Luego Pablo continúa diciendo: también lo hacen los 
gentiles. Capítulo 4, versículo 4: “El dios de este siglo ha 
cegado el entendimiento de los incrédulos”.
El problema del desaliento 17
Ahora piensa conmigo, ¿no es este uno de nuestros 
principales problemas? Hacemos que el evangelio sea 
claro como el cristal, pero la gente no puede entenderlo. 
Lo explicamos con tanta sencillez que pensamos que 
incluso un niño podría entenderlo, pero no es así. Lo 
explicamos, lo discutimos, suplicamos a las personas 
hasta que pensamos que están obligados a ceder, pero un 
velo cubre sus mentes. Dudo que haya algo más 
desalentador que eso para el obrero cristiano. Puede 
conducir a una gran frustración. Entonces (a) el primer 
problema es el velo, al que volveremos en un minuto 
cuando pensemos en las soluciones a los problemas, y (b) 
es el cuerpo.
Pablo escribe sobre el cuerpo en 2 Corintios 4:7-18. 
Versículo 7, “tenemos este tesoro en vasijas de barro”, 
es decir, como en una lámpara de aceite antigua, así 
en el trabajador cristiano, hay un contraste entre el 
tesoro y su recipiente. No hay duda de que Pablo se 
está refiriendo a nuestra fragilidad física en la que 
sostenemos el evangelio. Escritas en todo el cuerpo 
humano están las palabras "frágil: manejar con 
cuidado". La referencia inmediata es a su persecución, 
lo cual queda claro en los versículos 8 y 9, pero se 
refiere a esta debilidad en otros contextos. En 1 
Corintios 2:3 dice: “Vine a vosotros con debilidad y 
temor, y con mucho temor.
18 PAGrobar ems deChr yo st yo unyoe ader sh i p
costoso." La debilidad parece ser más 
psicológica que física: era su nerviosismo 
natural cuando iba a Corinto con el evangelio. 
Luego, el tercer ejemplo en 2 Corintios 12:7 
donde se refirió a su “aguijón en la carne”: 
“Para que no me envanezca [debido a estas 
revelaciones sumamente grandes], me fue 
dado un aguijón en la carne, un mensajero de 
Satanás, para atormentarme. . . y [Jesús] me 
dijo: 'Mi gracia es suficiente para ti, porque mi 
poder se perfecciona en la debilidad'”.
Pablo continúa en el versículo 10 para referirse a 
debilidades, insultos, penalidades, persecuciones y 
dificultades, por lo que parece una vez más que se 
trata de una discapacidad física. Puede haber sido una 
enfermedad o una discapacidad de algún tipo. 
Probablemente podamos agregar nuestras propias 
debilidades a esta lista. Puede tener la timidez de un 
introvertido, la propensión a la depresión o puede 
tener dolores de cabeza. Todos estos son ejemplos de 
la debilidad del cuerpo humano. Es la debilidad del 
recipiente, que contiene el tesoro del evangelio.
Aquí hay dos problemas principales que no podemos 
manejar por nosotros mismos. No podemos levantar el 
velo, no podemos curar la ceguera de los incrédulos, y no 
podemos superar la fragilidad de los nuestros.
El problema del desaliento 19
mentes y cuerpos. Sin embargo, es a pesar de estos 
problemas aparentemente insuperables que Pablo 
dice ouk enkakumen. No nos desanimamos. Entonces, 
¿cómo podemos superar este desánimo cuando nos 
enfrentamos a estos problemas?
El antídoto contra el desánimo
Pasemos en segundo lugar de los problemas a 
los antídotos contra el desánimo. Más bien, creo 
que deberíamos decir “antídoto” en singular, 
porque aunque hay dos problemas, solo hay una 
solución: el poder de Dios. Veamos de nuevo el 
velo y el cuerpo.
Primero, el velo. ¿Qué hacemos cuando las 
personas se niegan a responder al evangelio? Bueno, 
ya sabes cuál es nuestra tentación. Tenemos la 
tentación de obligarlos a hacerlo. Estamos tentados a 
recurrir a técnicas emocionales y psicológicas para 
manipular a las personas para que crean, o para 
manipular el evangelio para hacerlo más fácil de creer.
Pero aunque la tentación de algún tipo de 
manipulación es muy fuerte cuando la gente no 
cree, Pablo renuncia específicamente a esa 
tentación. 2 Corintios 4:2, “Más bien, hemos 
renunciado a los caminos secretos y vergonzosos; 
no usamos engaño, ni tergiversamos la palabra de
20 PAGrobar ems deChr yo st yo unyoe ader sh i p
Dios. Por el contrario, al exponer la verdad 
claramente, nos recomendamos a la conciencia 
de cada hombre”. Rechazáis la manipulación 
pero por el contrario hacéis el claro anuncio del 
evangelio.
Ahora lea 2 Corintios 4:4,6. “El dios de este siglo 
ha cegado el entendimiento de los incrédulos, para 
que no les resplandezca el resplandor del evangelio 
de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios.” 
“Porque Dios, que dijo: 'Que la luz brille de
tinieblas', hizo resplandecer su luz en nuestros 
corazones para darnos la luz del conocimiento de la 
gloria de Dios en la faz de Cristo”. Creo que estos 
son versículos muy importantes para que los 
entendamos. En el versículo 6, Pablo se refiere a 
Génesis 1:2-3. Él compara el corazón no regenerado 
con el caos primitivo,cuando todo estaba sin forma, 
vacío y oscuro hasta que Dios dijo: "Hágase la luz", y 
la luz brilló en la oscuridad. Está la imagen de Pablo 
de la regeneración. Esto es lo que le sucedió en el 
camino de Damasco. El Dios que en Génesis dijo: 
“Hágase la luz”, ha brillado en nuestros corazones. 
Por lo tanto, la regeneración es nada menos que 
una nueva creación de Dios, y no tiene lugar hasta 
que Dios dice: “Hágase la luz”.
El problema del desaliento 21
Aquí tenemos dos dioses en conflicto entre sí. En 
el versículo 4 se llama a Satanás “el dios de este 
siglo”; en el versículo 6 Pablo habla del Dios de la 
creación. El dios de esta era ciega los ojos de las 
personas, sus mentes, mientras que el Dios de la 
creación brilla en sus corazones. Hay un completo y 
absoluto contraste entre ellos. Un dios es cegador y 
el otro es brillante. Entonces, ¿qué podemos 
esperar contribuir a este conflicto? ¿No sería quizás 
modesto y sabio retirarse de la escena del conflicto? 
¿No dejaremos que estos dos dioses peleen?
Pero no, la conclusión de Pablo es diferente. Mire el 
versículo 5: “Porque no nos predicamos a nosotros 
mismos, sino a Jesucristo como Señor, y a nosotros 
como vuestros siervos por amor de Jesús”. Ves que la 
batalla entre Dios y el diablo tiene que ver con la luz. El 
diablo busca que la luz deje de brillar, pero si Dios está 
haciendo que la luz brille, ¿qué es esta luz? Es 
importante notar que es el evangelio. Mire el final del 
versículo 4, “la luz del evangelio de la gloria de Cristo, 
quien es la imagen de Dios”, y el final del versículo 6, 
“el conocimiento de la gloria de Dios”. Así que el 
evangelio es la luz. Es el medio por el cual Dios vence 
las tinieblas y brilla en los corazones de las personas.
22 PAGrobar ems deChr yo st yo unyoe ader sh i p
Así que si el evangelio es la luz, mejor prediquemos el 
evangelio. Lejos de ser innecesario, el evangelismo es 
absolutamente indispensable. La predicación del 
evangelio es el medio designado por Dios por el cual el 
príncipe de las tinieblas es derrocado y por el cual Dios 
brilla en los corazones de las personas. Asi queouk 
enkakumen. No nos desanimamos. El velo está allí sobre 
las mentes de las personas. No podemos penetrarlo por 
nuestro propio poder, pero puede ser penetrado por el 
poder de Dios cuando se predica el evangelio.
El poder de Dios en la debilidad
Permítanme pasar al punto final, el segundo 
problema, el cuerpo. Quiero ver los tres versículos 
de Corinto que vimos antes. Comenzamos con 2 
Corintios 4:7. “Tenemos este tesoro en vasijas de 
barro para mostrar que este poder supremo 
proviene de Dios y no de nosotros”. Solo tenga en 
cuenta que "a" ("para que").
Segundo, regresa a 1 Corintios 2:3-5. “Vine a 
vosotros con debilidad y temor, y con mucho 
temblor. Mi mensaje y mi predicación no fueron 
con palabras sabias y persuasivas, sino con una 
demostración del poder del Espíritu” (y nuevamente 
“para que”) “para que vuestra fe no se base en la 
sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios”.
El problema del desaliento 23
El tercero es 2 Corintios 12:7, “Me fue dado un 
aguijón en mi carne”, el cual Jesús se negó a 
quitárselo. Así que Pablo dice en el versículo 9: 
“Me gloriaré . . . acerca de mis debilidades”, y de 
nuevo tenemos “para que”, “para que el poder de 
Cristo repose sobre mí”. Tres veces Pablo usa 
esta frase “para que”, y no puedo pensar que sea 
un accidente. Este es el énfasis de la 
correspondencia de los Corintios: que el poder 
de Dios se demuestra en la debilidad humana y 
que el poder de Dios se manifiesta a través de la 
muerte.
Volviendo a nuestro texto en 2 Corintios 4, veamos 
los versículos 10 y 12. “Llevamos siempre en nuestro 
cuerpo la muerte de Jesús, para que también la vida 
de Jesús se manifieste en nuestro cuerpo. . . . Así pues, 
la muerte actúa en nosotros, pero la vida actúa en 
vosotros”. Mira, llevamos en nuestros cuerpos la 
muerte de Jesús para que la vida de Jesús se 
manifieste en nuestra carne mortal. El poder a través 
de la debilidad y la vida a través de la muerte es el 
tema de estas dos cartas.
¿Qué hacemos entonces si sentimos esta debilidad de 
nuestra carne mortal? Como Pablo, oramos para que 
seamos librados de un aguijón en la carne, y Dios nos 
libre. Nuestros dolores de cabeza pueden pasar, nuestro
24 PAGrobar ems deChr yo st yo unyoe ader sh i p
las enfermedades físicas pueden ser curadas, nuestra timidez 
psicológica puede ser eliminada de nosotros, pero puede que 
no. Creo que tanto la Escritura como la experiencia enseñan 
esta lección bastante desagradable: que Dios a menudo nos 
mantiene deliberadamente en la debilidad para que su poder 
descanse sobre nosotros.
Un ejemplo personal
Antes de concluir, me gustaría tomarme la libertad 
de compartir una experiencia personal contigo. Fue 
durante una misión en la Universidad de Sídney en 
Australia en 1958. Durante la semana de la 
convención me había contagiado lo que llamamos 
un “bicho” y perdí la voz. ¿Qué se puede hacer con 
un misionero que no tiene voz?
Habíamos llegado a la última noche de la misión, la 
octava noche. Los estudiantes habían reservado el 
gran salón de la universidad y vino una gran cantidad 
de estudiantes. Se acordó que intentaría predicar. 
Estaba sentado en una pequeña habitación justo 
afuera del salón de la universidad. Un grupo de 
estudiantes se reunió a mi alrededor y les pedí que 
leyeran este pasaje en 2 Corintios 12. Oramos para 
que me quitaran el aguijón en la carne, y si no 
recuerdo mal, me impusieron las manos con oración. 
Pero pasamos a orar para que si
El problema del desaliento 25
agradó a Dios guardarme en la debilidad, 
quisiera gozarme en mis debilidades para que el 
poder de Cristo reposara sobre mí, porque 
cuando soy débil soy fuerte.
Recuerdo que tenía que acercarme a una 
pulgada del micrófono. Croé el evangelio. No pude 
usar ninguna inflexión de voz, no pude expresar 
personalidad. Yo era solo un graznido en un tono 
monótono, y todo el tiempo estábamos clamando a 
Dios para que su poder se demostrara en la 
debilidad humana. Sería tentador para mí exagerar 
o ser deshonesto, pero honestamente puedo decir 
que hubo una respuesta mucho mayor esa noche 
que cualquier otra noche.
Lo que me anima mucho más es lo 
siguiente. Desde 1958, he vuelto a Australia 
unas diez veces, y en cada ocasión alguien se 
me ha acercado y me ha dicho: "¿Recuerdas 
esa noche de predicación en el salón de la 
universidad cuando te quedaste sin voz?" y yo 
decía: "¿Cómo podría olvidarlo?" Y la persona 
respondió: “Me convertí esa noche”. Ha sido 
una gran ilustración de este principio para mí, 
que el poder de Dios se demuestra en la 
debilidad humana.
Permítanme resumir lo que hemos tratado de aprender a-
26 PAGrobar ems deChr yo st yo unyoe ader sh i p
juntos El velo sobre la mente de las personas es muy 
grueso. Nuestro cuerpo es muy frágil. Pero no está 
más allá del poder de Dios penetrar el velo o sostener 
el cuerpo, asíouk enkakumen. No nos desanimamos, y 
eso está perfectamente claro incluso frente a estas 
presiones.
Termino con otra ilustración australiana 
sobre la perseverancia. Thomas Sutcliffe Mort 
fue uno de los primeros colonos británicos en 
Sydney. Algunos de los muelles de Sydney 
llevan su nombre. A principios del siglo XIX se 
dio a la tarea de resolver el problema de la 
refrigeración. Estaban exportando carne de 
Australia a Europa, pero todo salió mal antes 
de que llegara. Entonces Thomas Mort decidió 
inventar un método efectivo de refrigeración. 
Se dio tres años para hacerlo, pero tardó 
veintiséis. Vivió lo suficiente para ver salir de 
Australia el primer envío de carne refrigerada, 
pero murió antes de que llegara.
Escrito alrededor de su estudio es su lema. Lo 
sé porque su casa ahora está ocupada por el 
arzobispo de Sydney. Alrededor de la parte 
superior de la pared ha escrito su lema veinte 
veces: perseverar es tener éxito. Así que Dios nos 
dé gracia para perseverar.Ouk enkakumen.2
El problema de la autodisciplina
Cómo mantener la frescura espiritual
quiero hablar del problemade autodisciplina y cómo 
mantener nuestra frescura espiritual. El problema no 
es tanto el desánimo como el estancamiento, otro 
problema muy común de los líderes cristianos. Es fácil 
que nuestra visión comience a desvanecerse e incluso 
que nuestra fe se haga pequeña. La gloria del 
evangelio puede empañarse y dejar de emocionarnos. 
El brillo desaparece de nuestros ojos, la primavera 
desaparece de nuestros pasos y empezamos a parecer 
estanques estancados en lugar de corrientes de agua.
Así que aquí está nuestro segundo problema: en medio 
de todas las presiones que tenemos sobre nosotros, ¿cómo 
podemos no solo vencer el desánimo sino también mantener 
la frescura espiritual? No tengo un pasaje de
28 PAGrobar ems deChr yo st yo unyoe ader sh i p
Escritura para traer, pero me gustaría hablar de la 
experiencia, así como de las Escrituras. En general 
quiero decir que soy un creyente impenitente en la 
importancia de la disciplina. Creo que la indisciplina es 
a menudo la raíz del estancamiento.
La disciplina del descanso y la relajación
Permítanme hablar de tres tipos de disciplina. A la 
primera la voy a llamar la disciplina del descanso y 
la relajación. Somos criaturas extremadamente 
psicosomáticas. De hecho somos criaturas 
pneumatopsicosomáticas, porque somos cuerpo, 
mente y espíritu. No nos resulta fácil comprender la 
interrelación entre estos tres, pero sabemos que la 
condición de uno afecta a los demás. 
Especialmente, la condición de nuestro cuerpo 
afecta nuestra vida espiritual. A veces la gente viene 
a mí con un problema espiritual, y yo sé que la 
solución a su problema espiritual es tomarse una 
semana de vacaciones. Cuando estamos cansados 
o enfermos, no tenemos ganas de leer las 
Escrituras. No tenemos ganas de orar. No tenemos 
ganas de testificar de Jesucristo. Pero cuando nos 
sentimos mejor físicamente, estas cosas son fáciles. 
Así que aquí hay algunos aspectos de la disciplina 
del descanso.
El problema de la autodisciplina 29
Primero esla necesidad de tomarse un tiempo libre. 
Algunos líderes cristianos son trabajadores compulsivos. 
Son demasiado escrupulosos y piensan que algo anda mal 
si no trabajan mañana, tarde y noche. Afirman que Jesús 
es su patrón y dicen que Jesús estaba disponible para 
cualquiera en cualquier momento, pero su conocimiento 
de la Biblia deja mucho que desear. Jesús no estaba 
disponible todo el tiempo. El texto que me gustaría dar a 
los trabajadores compulsivos es Marcos 6:45. 
“Inmediatamente Jesús hizo que sus discípulos subieran a 
la barca y fueran delante de él a Betsaida, mientras él 
despedía a la multitud”. Despidió a la multitud para que se 
fueran a descansar y orar, por lo que no debemos 
sentirnos culpables si estamos tomando un período de 
descanso.
Yo mismo estoy muy agradecido por la siesta de la 
tarde. No podría levantarme temprano en la mañana 
si no fuera por la siesta de la tarde. Recuerdo muy 
bien mi primera visita a América Latina. Había dado la 
vuelta al continente y tenía que salir de Argentina. Era 
mi última noche en Buenos Aires y alguien preguntó 
en la reunión pública si había aprendido algo mientras 
estaba en América Latina. Pude responder de 
inmediato que había aprendido tres valiosas lecciones. 
El primero fue el gran beneficio de la siesta de la 
tarde, el segundo
30 PAGrobar ems deChr yo st yo unyoe ader sh i p
era arrepentirme de mi particular vicio inglés de la 
puntualidad, y el tercero era tener la libertad de besar 
a todo el que estuviera a mi alcance. Agregué que 
tendría que olvidar dos de esas lecciones antes de 
regresar a Londres. Les dejé adivinar cuál, pero 
adivinarán que es la siesta que he continuado. Así que 
necesitamos dormir lo suficiente y, por supuesto, 
nuestra necesidad varía según nuestro temperamento. 
También necesitamos tomarnos un tiempo libre para 
descansar tanto de día como de noche.
Espero que aquellos de ustedes que están 
casados dediquen el tiempo adecuado a su familia. 
Siempre he admirado a mi sucesor como rector de 
All Souls. Su nombre es Michael Baughen, y es un 
maravilloso hombre de familia. Él y su esposa son 
muy felices y tienen tres hijos adultos, un buen 
ejemplo de vida familiar cristiana. Michael 
estableció la regla de que siempre cenaría con su 
familia. Esto fue cuando los niños eran pequeños y 
comían bastante temprano, quizás a las 5:30 o 6:00. 
Pero por muy importante que fuera el negocio, se 
iría a comer con su familia. El equilibrio fue bueno. 
Había asumido esta responsabilidad y tenía que 
cumplirla.
Deberíamos tomarnos un día libre cada semana. 
Me temo que soy bastante hipócrita al decirte eso,
El problema de la autodisciplina 31
porque de ninguna manera lo hago siempre yo mismo, 
pero creo que debemos guardar el cuarto mandamiento. 
Si no lo hacemos, estamos alegando mayor sabiduría que 
Dios. Nos hizo de tal manera que necesitamos el ritmo de 
un día de descanso en siete. Intentaron cambiarlo, ya 
sabes, durante la Revolución Francesa. Lo intentaron de 
nuevo en 1917 después de la revolución en Rusia, pero el 
experimento de tratar de hacer la semana de nueve o diez 
días fracasó. Dios sabía lo que estaba haciendo cuando 
nos dio un día de descanso de cada siete, y no debemos 
pretender mayor sabiduría que él. Así que estos son 
algunos pensamientos simples sobre tener tiempo libre.
El segundo elemento que viene en reposo es aficiones. 
Mientras somos jóvenes, nuestras aficiones suelen ser los 
deportes, y eso es excelente porque nos permite hacer 
ejercicio físico con nuestros amigos. Pero todo cristiano 
debería tener un pasatiempo, incluso cuando seamos 
demasiado mayores para practicar deportes. Deberíamos 
interesarnos por alguna rama de la historia natural, pues los 
cristianos evangélicos tienen una buena doctrina de la 
redención y una mala doctrina de la creación.
No me avergüenza recomendarte la observación 
de aves. Los observadores de aves rara vez tienen 
ataques de nervios. La observación de aves te lleva 
al aire libre y te da ejercicio físico.
32 PAGrobar ems deChr yo st yo unyoe ader sh i p
Te lleva a la soledad o semisoledad con un amigo, 
del ajetreo de la ciudad a la tranquilidad del campo. 
No puedo describir la magia de las primeras horas 
de la mañana después del amanecer, 
especialmente en África o Asia, cuando he salido a 
la selva o al campo de arroz para experimentar las 
vistas, los sonidos y los olores de la naturaleza. 
Además, preocupa la mente, alejándola de las 
presiones del oficio o de tu ministerio. También te 
permite meditar sobre las complejidades y las 
bellezas de la creación de Dios. Si es posible, 
nuestras aficiones deberían llevarnos al aire libre.
Un tercer aspecto del descanso estiempo con familiares y 
amigos. En nuestro círculo familiar, donde sabemos que 
somos amados y aceptados, podemos relajarnos, pero todos 
necesitamos amigos fuera de nuestro círculo familiar 
también. Especialmente necesitamos amigos si somos 
solteros, y es bueno orar por lo que los escritores antiguos 
llamaban un “amigo del alma”, alguien con quien puedes 
compartir profundamente tus experiencias espirituales. Me 
pregunto si valoramos lo suficiente el buen regalo de Dios de 
la amistad.
Voy a poner a prueba su conocimiento de las 
Escrituras. Voy a citarte un verso y quiero que 
me lo completes. Está escrito por Pablo, de 2 
Corintios 7. “Cuando llegamos a Macedonia,
El problema de la autodisciplina 33
este cuerpo nuestro no tuvo descanso, pero fuimos 
acosados en todo momento: conflictos por fuera y 
miedos por dentro. Pero Dios, que consuela a los 
abatidos, nos consoló a nosotros. . . " ¿qué? ¿Cómo nos 
consuela Dios cuando estamos muy cerca del colapso?
Ahora les diré cómo los cristianos 
superespirituales llenarían el espacio en blanco. 
Escribirían “Dios nos consoló con la seguridad de 
su amor” o “Dios nos consolócon la presencia de 
Jesús”. Pero no es así como continúa Pablo. Él 
“nos consoló con la venida de Tito”, con la
llegada de un amigo cercano y las noticias que 
traía. Dios usa esta necesidad tan humana de la 
amistad para consolarnos.
Permítame recordarle otro ejemplo de Pablo. 
Esto está en su carta final de 2 Timoteo. Ahora 
parece haber estado en una prisión real. Muchos 
piensan que fue la prisión mamertina de Roma, que 
no tenía ventanas sino sólo un círculo en el techo 
para ventilación e iluminación. Pablo no iba a 
escapar de esa prisión excepto por medio de la 
ejecución. Él escribió: “He peleado la buena batalla, 
he terminado la carrera, he guardado la fe” (4:7). 
Aquí está Pablo en la grandeza de su madurez al 
final de su vida y, sin embargo, estaba solo. Era un 
gran cristiano maduro, pero estaba solo. Él
34 PAGrobar ems deChr yo st yo unyoe ader sh i p
escribe sobre la presencia del Señor en 2 
Timoteo 4:17, “el Señor estuvo a mi lado y me 
fortaleció”, y escribe sobre la expectativa de la 
segunda venida de Jesús, pero ninguna de estas 
satisfizo su soledad.
Luego le escribe a Timoteo, versículo 9, 
“Esfuérzate por venir a mí pronto”, y versículo 21, 
“Esfuérzate por llegar aquí antes del invierno”. 
También Pablo le pide que traiga su manto que 
había dejado porque tenía frío, y los rollos y los 
pergaminos, lo que fueran. Así Pablo era un gran 
cristiano pero una persona muy humana, y no 
tenía miedo de admitir su necesidad de amigos.
Así que hay tres pensamientos para ti sobre la 
disciplina del descanso y la relajación. Existe la necesidad 
de un tiempo libre adecuado, la necesidad de 
pasatiempos o deportes, y la necesidad de familias y 
amigos. Estas son las necesidades humanas. Nunca se 
avergüencen de admitir que los tenemos.
La disciplina del tiempo
Ahora me gustaría pasar en segundo lugar a la 
disciplina del tiempo. Creo que conoces Efesios 5:16, 
“aprovechando el tiempo, porque los días son malos” (
kjv). El tiempo es un bien muy preciado. Todos tenemos 
la misma cantidad: sesenta minutos en
El problema de la autodisciplina 35
cada hora y veinticuatro horas en cada día. Sin 
embargo, algunos aprovechan al máximo el tiempo 
que tienen y otros no. Permítanme decir dos cosas 
bajo el título de la disciplina del tiempo.
Primero es sobre nuestro horario diario. Los líderes 
y pastores cristianos no suelen tener una rutina oficial 
para cada día. No tenemos un marco de tiempo que 
sea el mismo todos los días, entonces tenemos que 
construir nuestro horario diario, y cada día puede ser 
diferente. Personalmente, me resulta útil hacer una 
lista de lo que hay que hacer y tratar de poner estas 
tareas del día en un orden de prioridad. Intento 
asignar a cada tarea el tiempo que creo que me 
llevará realizarla.
Por la mañana me resulta de gran ayuda 
orar durante el día a medida que se desarrolla 
en el futuro. Si tiene el hábito de hacerlo, 
nunca olvidará una cita. Cuando alguien se 
olvida de una cita conmigo, siempre digo: 
“¿Por qué estabas orando esta mañana?”.
Me resulta de gran ayuda orar durante el día cuando 
comienza; entonces nos enfrentamos a lo que nos viene de 
rodillas. Puede ser una gran responsabilidad que 
preferiríamos no asumir. Puede ser una persona por la que 
vamos a encontrarnos y por la que oramos antes de 
encontrarnos con ella. Encuentro que los problemas son muy
36 PAGrobar ems deChr yo st yo unyoe ader sh i p
disminuye si los enfrenta en oración antes de que 
comience el día.
Parece ser bueno levantarse temprano si es posible. 
El Dr. Martin Lloyd-Jones me dijo una vez que era una 
cuestión de presión arterial. Algunas personas se 
despiertan frescas y se cansan progresivamente más 
durante el día. Otros se despiertan cansados y se 
renuevan progresivamente durante el día. No están en 
su mejor momento hasta las dos de la mañana 
siguiente. Encuentro a esa gente intolerable porque mi 
presión arterial es todo lo contrario. Me acuesto muy 
cansado, pero despierto fresco. Me parece maravilloso 
tener dos o tres horas antes del desayuno, sin ser 
molestado por el teléfono, el correo, las visitas o la 
familia. Pero reconozco que somos diferentes y no 
debemos copiarnos unos a otros.
Debemos hacer algo de tiempo todos los días para leer la 
Biblia y orar, y espero que hagamos algo de tiempo todos los 
días para leer. Permítanme compartir con ustedes una meta 
realista. Hay demasiados pastores que nunca hacen ninguna 
lectura. Ese objetivo es demasiado bajo. También hay 
seminarios que recomiendan que debemos pasar todas las 
mañanas en el estudio. Ese objetivo es demasiado alto. 
Necesitamos una meta realista, y les digo a los pastores que 
cada pastor podría administrar una hora de lectura al día. 
Además nosotros
El problema de la autodisciplina 37
debe administrar una mañana, tarde o noche cada 
semana, es decir, un período más largo de unas 
cuatro horas. Una hora al día y una sesión a la 
semana son unas diez horas a la semana. 
Deberíamos poder administrar un libro en diez 
horas, y un libro a la semana son cincuenta o más al 
año. Realmente creo que es un objetivo razonable 
para uno mismo. Estas son mis únicas 
recomendaciones sobre el horario diario.
Ahora, en segundo lugar, permítanme decir algo 
sobre los días tranquilos y, por favor, perdónenme 
si hablo un poco sobre mí. Fui nombrado rector de 
la Iglesia All Souls en Londres en 1950. Solo tenía 
veintinueve años. Era una responsabilidad mucho 
más allá de mi capacidad y dolorosamente más allá 
de mi experiencia. Las responsabilidades pronto se 
apoderaron de mí y me aplastaron. Surgían eventos 
para los que había olvidado prepararme; un 
ejemplo podría haber sido un servicio especial para 
el cual me había olvidado de imprimir el papel de 
servicio. Entonces comencé a tener la “pesadilla del 
predicador”: estaba a la mitad del escalón del 
púlpito y de repente recordé que había olvidado 
preparar un sermón. Supongo que en esos días no 
estaba lejos de un colapso.
Entonces un día fui a una conferencia para pastores.
38 PAGrobar ems deChr yo st yo unyoe ader sh i p
Hubo varios oradores, y un orador hizo una 
sugerencia muy simple. Es lo único que recuerdo 
de esa conferencia, y creo que puedo decir 
honestamente que me salvó la vida. Dijo que 
todo pastor ocupado debería tomarse un día 
tranquilo cada mes. Debe irse de su hogar y de 
su iglesia, y buscar ser atraído a la mente de 
Dios y mirar hacia adelante en los próximos 
meses para ver a dónde se dirige.
Era la palabra de Dios para mí. Fui a casa e 
inmediatamente marqué el día una vez al mes durante 
todo el año. Puse una “q” minúscula de silencio y le 
pedí a un amigo que se encontraba a unas pocas 
millas del centro de Londres si podía ir a pasar el día a 
su casa. Pasaría todo el día allí. Nadie sabía dónde 
estaba excepto mi secretaria por una emergencia. 
Guardé para mi día de quietud mensual todo lo que 
necesitaba tiempo, quietud y oración: cartas difíciles 
de responder, problemas en los que pensar, un 
artículo que escribir, la planificación de los próximos 
tres a seis meses. Todo lo que puedo decir es que la 
carga se me quitó de inmediato y casi nunca volví a 
tener la pesadilla del predicador. Tan valioso se volvió 
mi día tranquilo mensual que durante diez o quince 
años lo convertí en un día tranquilo semanal. 
Recomiendo mucho al menos un
El problema de la autodisciplina 39
uno mensual para ti, especialmente para una planificación 
más lejana.
La disciplina de las devociones
Así que hemos pensado en la disciplina del descanso y la 
relajación y en la disciplina del tiempo. En tercer lugar, 
permítanme decir algunas cosas sobre la disciplina de las 
devociones. Me gustaría decir algo sobre la lectura de la 
Biblia y la oración.
Primero, lectura de la Biblia. Los líderes cristianos 
necesitan conocer la totalidad de las Escrituras. La 
mayoría de las malas interpretaciones de la Biblia se 
deben a un conocimiento parcial oa un uso selectivo de laBiblia. El más seguro de todos los principios 
hermenéuticos es conocer la totalidad de las Escrituras. 
Luego aprendemos a interpretar cada texto a la luz del 
todo y la parte a la luz del todo.
Fue nuevamente el Dr. Lloyd-Jones quien hace 
veinticinco años me presentó un calendario de lectura 
de la Biblia en particular. No necesariamente te lo 
recomiendo, pero quiero contarte al respecto. Mi copia 
es sólo un calendario muy simple. Ha sido publicado 
por diferentes personas en diferentes momentos, pero 
este se llama “Pan de cada día: un calendario de 
lectura de la Biblia”. Fue escrito por el ministro escocés 
Robert Murray McCheyne en 1842 para
40 PAGrobar ems deChr yo st yo unyoe ader sh i p
persuadir a su pueblo a leer toda la Biblia todos los 
años. Quería que leyeran el Nuevo Testamento dos 
veces y el Antiguo Testamento una vez para absorber 
toda la Biblia. Es una disciplina bastante exigente 
porque implica leer cuatro capítulos al día, pero creo 
que este es el mayor valor de la misma. El 1 de enero 
no comenzamos con Génesis 1–4, y el 2 de enero con 
Génesis 5–9. En cambio, en el primer día del año, 
comenzamos con los cuatro grandes comienzos de la 
Escritura: Génesis 1, Esdras 1, Mateo 1 y Hechos 1. 
Cada uno es un nacimiento. Génesis 1 es el nacimiento 
del universo, Esdras 1 es el renacimiento de la nación 
después del exilio en Babilonia, Mateo 1 es el 
nacimiento de Jesús y Hechos 1 es el nacimiento de la 
iglesia cristiana. Así que comenzamos con los cuatro 
grandes comienzos y luego los seguimos a lo largo del 
año. Nada me ha ayudado más a rastrear los temas de 
la Escritura, y se arroja luz sobre un pasaje de la 
Escritura a través de otro. Mi práctica es leer tres 
capítulos por la mañana y uno por la noche. Por la 
mañana intento leer sólo dos y estudiar el tercero. Por 
supuesto, solo la lectura de tres capítulos no tomaría 
más de un cuarto de hora, por lo que necesitamos 
algún estudio además de esta lectura general.
¿Cómo podemos mantener nuestra lectura de la Biblia fresca y
El problema de la autodisciplina 41
evitar que se convierta en una rutina obsoleta y 
aburrida? Creo que mi principal respuesta es llegar 
a ella con expectativas. No debemos comenzar a 
leer sin unos minutos de recogimiento. 
Necesitamos recordarnos a nosotros mismos que 
Dios habla a través de lo que ha dicho, y está más 
ansioso y dispuesto a hablar que nosotros a 
escuchar. Pero el propósito de leer la Biblia es 
escuchar la voz viva de Dios, y necesitamos llegar a 
nuestra lectura con esa expectativa viva.
Ahora permítanme decir algo acerca de la oración. 
Supongo que a todos nos cuesta, y sobre todo el 
problema de la concentración. ¿Alguna vez has 
pensado en esta extraña paradoja? En aquellas 
ocasiones en que se nos concede acceso a Dios y 
sabemos que estamos en comunión con él, nada nos 
satisface más profundamente. El reloj se detiene, no 
tenemos prisa por detenernos, sabemos que esta es la 
realidad y que hemos llegado a casa de nuestro Padre 
Celestial. Puede que no suceda muy a menudo, pero 
espero y creo que todos lo han experimentado alguna 
vez y que, junto con mí, lo han encontrado 
profundamente satisfactorio.
Siendo así, esperarías que quisiéramos orar. Eso, 
sin embargo, me lleva a la otra parte de la 
paradoja: que cuando nuestro tiempo de oración
42 PAGrobar ems deChr yo st yo unyoe ader sh i p
viene, una extraña aversión a orar desciende 
sobre nosotros. Se nos presentan ciento una 
alternativas inocentes: otra carta que escribir, 
otro capítulo del libro que leer, otro programa 
de televisión que ver. ¿Cuál es la razón de esta 
paradoja ilógica? No tengo explicación para 
esa paradoja excepto el diablo. El diablo sabe 
que la oración es el mayor secreto de la vida 
cristiana, y está decidido a impedir que 
oremos si puede. Esa es la única explicación 
que puedo encontrar para esta falta de 
inclinación a orar.
Me gustaría compartir con ustedes algo que he 
encontrado útil. Necesitamos ganar lo que me 
gusta llamar “la batalla del umbral”. A veces me 
imagino un muro de piedra muy alto y el Dios 
viviente está del otro lado del muro. En este jardín 
amurallado está esperando que vaya a él. Parece 
un artilugio bastante infantil, pero me ayuda. Solo 
hay un camino a través de la pared hacia el jardín, 
una puerta diminuta. Afuera de la puerta está el 
diablo con una espada desenvainada, listo para 
disputar cada centímetro del camino y evitar que 
llegue a la presencia de Dios. Ahora es en ese 
punto que necesitamos derrotar al diablo en el 
nombre de Cristo, y que
El problema de la autodisciplina 43
es la batalla del umbral. Creo que somos muchos 
los que dejamos de orar antes de haber ganado la 
batalla del umbral. Según mi experiencia, la mejor 
manera de ganar esto es reclamar las promesas de 
las Escrituras.
Te daré un ejemplo. Curiosamente, es otro ejemplo 
australiano. Pero está en Melbourne, no en Sydney. 
Esto también fue en 1958. Me habían invitado a dirigir 
una misión, tanto en la Universidad de Sydney como 
en la Universidad de Melbourne. El de Sydney fue 
primero, y les conté cómo perdí la voz al final. Estaba 
exhausto cuando esa misión terminó. Luego tuve que 
enfrentarme a una segunda misión, y sentí que nada 
me parecía menos atractivo que tener que hacer otra 
misión. Tenía muchas ganas de tomar el próximo 
vuelo a casa. Ya había tenido suficiente. Ahora sé que 
fue en parte físico y que debería haber tenido unas 
vacaciones, pero también fue una batalla espiritual. No 
estaba entusiasmado con el evangelio y sentí como si 
el Señor me abandonara.
Me estaba quedando en la casa de una familia 
cristiana. Era el día antes de que comenzara la 
misión y me encerré en mi habitación para estar a 
solas con el Señor. Sabía que no podía comenzar 
esta misión a menos y hasta que me re-
44 PAGrobar ems deChr yo st yo unyoe ader sh i p
guardados para tener comunión con él. Estaba 
leyendo varios pasajes de las Escrituras y Dios 
eligió usar un versículo en particular para 
ayudarme. Es el Salmo 145:18, “Elyoordenestá cerca 
de todos los que le invocan. a todos los que le 
invocan en verdad.” Puedo decirles que después de 
un tiempo se me quitó la carga y el Señor se me 
dio a conocer nuevamente. Fui a la misión 
refrescado y confiado, y el Señor me bendijo.
Por eso le recomiendo autodisciplina en estas 
áreas de descanso y relajación, uso del tiempo y 
devociones, y confíe en que el Señor bendecirá 
ricamente su vida con él.
3
El problema de las relaciones
Cómo tratar a las personas con respeto
Se le preguntó a un recluta misionerocomo le 
iba. Solo había estado en su nuevo país durante 
unos meses. Dijo que le iba bien y que solo tenía 
dos problemas. La primera fue que no podía 
soportar a sus compañeros misioneros, y la 
segunda fue que no podía llevarse bien con los 
cristianos nacionales. Pero por lo demás todo 
estuvo bien!
Nuestro tercer problema del liderazgo cristiano 
es el problema de las relaciones, o cómo tratar a las 
personas con respeto. Es difícil decir lo suficiente 
para enfatizar la importancia de las relaciones. La 
vida en la tierra consiste en relaciones. Suele haber 
una compleja red de relaciones.
46 PAGrobar ems deChr yo st yo unyoe ader sh i p
“Ninguno de nosotros vive solo para sí mismo”, dijo el
apóstol Pablo (Romanos 14:7). “Ningún hombre es una 
isla”, dijo un cristiano posterior. Hay familiares y amigos, 
nuestros colegas, aquellos a quienes servimos, las 
grandes personas que nos sirven, y todos ellos tienen 
derechos sobre nosotros. Es muy importante que 
aprendamos a propagar buenas relaciones.
Respeto basado en el 
valor: creación y redención
Mi primera sección es la base para los cristianos 
para las buenas relaciones. Quiero sugerir que la 
base de las buenas relaciones es el respeto, y el 
respeto se basa en el valor. Sin embargo, tenemos 
que tener una comprensión cristiana del valor. El 
valor humano no se mide por la profesión o los 
ingresos de una persona, ni por su buenaapariencia o su personalidad agradable, ni por el 
tamaño de su casa o su automóvil, ni por su estatus 
social. El valor humano es intrínseco.
Aquí hay una diferencia básica entre la mente 
cristiana y la mente secular. Muchos humanistas 
seculares se dedican al servicio de los seres 
humanos, ya veces su compasión nos avergüenza. 
Sin embargo, si les preguntas por qué quieren 
salvar seres humanos, generalmente
El problema de las relaciones 47
no puede responder excepto para murmurar algo 
sobre el futuro de la raza humana. Pero no hay 
base para cuidar a los imbéciles o discapacitados o 
seniles si el potencial evolutivo fuera el criterio. 
Entonces, lo lógico sería matar a personas así para 
que no obstaculicen el progreso de la evolución. Sin 
embargo, los humanistas seculares no suelen llegar 
a esa conclusión porque sus corazones son mejores 
que sus cabezas y su filantropía es mejor que su 
filosofía.
Pero los cristianos tienen una mejor base para 
servir a los seres humanos. No es por lo que 
puedan llegar a ser en millones de años en el 
futuro, sino por lo que ya son: no evolución sino 
creación. La creación es el primer origen del 
valor humano, y el segundo es la redención.
Veamos un versículo que me ha sido de mucha 
ayuda: Hechos 20:28. Está en medio del famoso 
discurso de Pablo a los ancianos de Éfeso en Mileto. 
“Mirad por vosotros mismos y por todo el rebaño 
del cual el Espíritu Santo os ha puesto por obispos. 
Sed pastores de la iglesia de Dios, que él compró 
con su propia sangre”. Note la referencia a la 
Trinidad en ese versículo, porque la base del 
cuidado de los pastores por su pueblo es una base 
trinitaria. Ellos son los pastores de la
48 PAGrobar ems deChr yo st yo unyoe ader sh i p
Iglesia de Dios. Los manuscritos difieren; algunos 
dicen “Dios”, algunos dicen “el Señor”. Pero creo que la 
correcta es “la iglesia de Dios, que él ganó con su 
propia sangre” (kjv). Algunas traducciones dicen “con su 
propia sangre”. Ese tiene que ser el Hijo. En cualquier 
caso, es una referencia a la sangre misma. Entonces la 
iglesia de Dios es comprada con la sangre de Cristo, 
pero es el Espíritu Santo quien los ha hecho 
guardianes de esta iglesia. Eso es una gran ayuda para 
mí como pastor. El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo 
están todos comprometidos con el bienestar de estas 
personas, por lo que es un privilegio para mí participar 
también en su servicio. Creo que debemos seguir 
recordándonos quiénes son estas personas a las que 
estamos llamados a servir.
Con algunas dudas, me gustaría compartir algo de 
mi propia vida. Hay ocasiones en las que he 
encontrado que algunas personas en nuestra iglesia 
en Londres han sido una gran prueba y tribulación. 
Después del servicio o reunión de la iglesia, puedo 
verlos por el rabillo del ojo haciendo fila para 
hablarme. Puedo decirles, amigos, que tengo la 
tentación de ser grosero con ellos y decirles que se 
vayan o que me escape yo mismo.
Honestamente, este verso es el verso que me 
ayudó a sobrellevarlos. Mientras hablo en voz alta a
El problema de las relaciones 49
ellos, yo también les hablo en silencio en mi 
corazón. Esto es lo que les estoy diciendo en 
silencio: “Puede que no sean mucho de acuerdo con 
algunos de los estándares del mundo, pero son 
muy preciados para Dios. Él te hizo a su propia 
imagen. Cristo te ama y murió por ti, y es un 
privilegio para mí servirte por tu valor”. Encuentro 
que puedo reírme de ello, pero también hablo en 
serio porque cambia mi actitud. En lugar de 
encontrarlos simplemente divertidos, descubro que 
puedo amarlos y cuidarlos. Así, la base de las 
buenas relaciones es el valor humano.
“En el Nombre del Señor. . . como 
trabajando para el Señor”
En segundo lugar, me gustaría compartir contigo un 
principio revolucionario en las buenas relaciones, y 
esta vez te pido que recurras a Colosenses 3:17, 23. “Y 
todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo 
todo en nombre de del Señor Jesús, dando gracias a 
Dios Padre por medio de él”. “Hagas lo que hagas, 
trabaja en ello con todo tu corazón,
como trabajando para el Señor, no para los hombres.” 
Note que ambos versículos comienzan con las mismas 
palabras, “cualquier cosa que hagáis”. Aquí hay principios 
de aplicación universal, y están bellamente combinados.
50 PAGrobar ems deChr yo st yo unyoe ader sh i p
complementarios entre sí. El versículo 17 habla de 
hacer cosas en el nombre del Señor Jesús, y hacer 
algo en su nombre es hacerlo como su representante 
o apoderado. Pero el versículo 23 habla más bien de 
hacer las cosas bajo el Señor Jesús, lo que significa 
hacer las cosas como su siervo.
Según el primer versículo, debo tratar a mi 
prójimo como si fuera Jesucristo, pero según el 
segundo debo tratar a mi prójimo como si fuera 
Jesucristo. Cuando me comporto con alguien en 
el nombre del Señor, debo darle el respeto y la 
cortesía que Jesucristo le daría. Pero de acuerdo 
con el segundo versículo, debo darle el respeto y 
la cortesía que le daría a Jesucristo. Entonces, en 
cualquier relación, Jesucristo está en ambas 
personas. Puedo tratarte como si yo fuera Cristo, 
y puedo tratarte como si fueras Cristo. 
Cualquiera de los dos es revolucionario, y los dos 
juntos son doblemente revolucionarios. 
Veámoslos a ambos brevemente.
Primero, comportarse con las personas en el nombre 
de Cristo: en este caso representamos a Jesús. Somos sus 
embajadores en la tierra, aprendemos a pensar en las 
personas como él pensaba en ellas y aprendemos a tratar 
a las personas como él las trataba. Honramos a las 
mujeres como él las honró. Nos encanta
El problema de las relaciones 51
niños pequeños como lo hizo él. Mostramos 
compasión por los necesitados como lo hizo él, y nos 
humillamos para lavar los pies como lo hizo él. La 
pregunta en cada situación es: "¿Qué haría Jesús?"
Hay un libro americano de Charles Sheldon 
llamadoen sus pasos. La historia pertenece a finales 
del siglo XIX. Era viernes por la mañana y el pastor 
estaba sentado en su estudio preparando su 
sermón. Su texto era 1 Pedro 2:21, “Cristo padeció 
por vosotros, dejándoos ejemplo para que sigáis 
sus pisadas”. Así que estaba preparando un sermón 
sobre seguir los pasos de Jesús cuando de repente 
sonó el timbre de la puerta principal. El pastor miró 
por la ventana y había un vagabundo, lo que en 
Estados Unidos llaman vagabundo, creo, 
obviamente desempleado. Entonces sonó de nuevo 
el timbre de la puerta principal. Cuando el pastor 
bajó a hablar con el hombre, el vagabundo le contó 
una larga historia sobre su sufrimiento y 
desempleo. No recuerdo si el pastor le dio algo de 
dinero, pero al menos lo despidió tan pronto como 
pudo y volvió a preparar su sermón.
Llegó el domingo y el pastor dio un sermón 
brillante y elocuente. Pero justo cuando terminó, 
para su gran consternación, hubo un alboroto en la 
parte trasera de la iglesia. Alguien vino caminando
52 PAGrobar ems deChr yo st yo unyoe ader sh i p
el pasillo central, y para su horror era este 
vagabundo. Cuando el vagabundo llegó al frente, 
se dio la vuelta y se dirigió a la congregación. Él 
dijo: "Me preguntaba mientras estaba sentado 
allí en la galería si lo que llamas seguir a Jesús es 
lo mismo que él enseñó". Continuó contando su 
historia y terminó: "¿Qué quieren decir los 
cristianos con seguir los pasos de Jesús?" En ese 
momento se desmayó por falta de comida. El 
pastor bajó del púlpito asombrado y lo llevó a su 
propia casa, pero a los pocos días el hombre 
murió. Puedes entender que esta experiencia 
revolucionó la congregación.
Fue el próximo domingo que el pastor 
desafió a la gente en cuanto a cuántos de ellos 
entrarían en un pacto con él de que no harían 
nada sin primero hacer la pregunta, "¿Qué 
haría Jesús?" El resto del libro es la historia de 
lo que le sucedió a diferentes personas. Parte 
del libro puede ser un poco sentimental, pero 
él enfatiza con mucha fuerza que hagamos lo 
que hagamos, debemos hacerlo en el nombre 
del SeñorJesús como su representante.
Ahora llegamos al principio opuesto, que es 
hacer todo como para el Señor. Este es el 
versículo 23. Está en medio de las instrucciones.
El problema de las relaciones 53
a los esclavos. Debían ser obedientes y 
trabajadores, concienzudos y honestos. ¿Por 
qué? Porque debían mirar atrás y más allá de sus 
amos terrenales y debían ver a su Amo celestial y 
hacer todo como para él y no para las personas. 
Al servir a su Señor celestial, servirían mucho 
mejor a su señor terrenal. En este segundo 
principio los papeles se invierten. El respeto y el 
honor que debemos dar a las personas ahora no 
son los que Cristo daría, sino los que Cristo 
recibiría. ¿No es esto lo que Jesús quiso decir 
sobre el ministerio del amor a los hambrientos y 
sedientos, los enfermos y los desnudos, los 
extranjeros y los prisioneros? “En cuanto lo 
hicisteis a uno de los más pequeños de
estos, me lo hicisteis a mí.
Este es el principio que podemos aplicar a todo lo 
que hacemos. Es posible limpiar una habitación 
como si estuviéramos esperando la visita de 
Jesucristo. Es posible cocinar una comida como si 
fuéramos Marta y Jesús fuera a comer con nosotros. 
Es posible servir al alumno como si fuera Cristo. Es 
posible escribir una carta como si Cristo fuera a 
leerla. Es posible visitar una casa como si Jesús 
viviera allí. Déjame darte uno o dos ejemplos 
rápidos.
54 PAGrobar ems deChr yo st yo unyoe ader sh i p
Hubo un líder metodista en Gran Bretaña a 
finales del siglo XIX llamado Samuel Chadwick, y 
nos habla de su conversión cuando era un niño 
de diez años. Era el aniversario de la escuela 
dominical, y el predicador visitante dijo algo que 
impactó a este niño. Dijo que si él fuera lustrador 
de zapatos, sería el mejor lustrador de zapatos 
del pueblo, porque los lustraría como si 
Jesucristo se los fuera a poner. Eso conmovió a 
ese niño porque era su trabajo en casa limpiar 
los zapatos de su padre, y para él era el trabajo 
más desagradable que le habían dado.
El lunes por la mañana empezó a limpiar 
los zapatos de su padre. Comenzó con las 
botas de goma con el principio de que es 
mejor superar primero lo peor. Pero cuando 
terminó, las palabras del predicador le 
vinieron a la mente y miró las botas que había 
limpiado. Se preguntó si se verían bien a los 
pies de Jesucristo. Como respuesta, los 
recogió y los limpió por segunda vez. 
Considera que es lo más importante que ha 
hecho en su vida. Aprendió a hacer todo como 
para el Señor.
Si se me permite decirlo, creo que la Madre Teresa 
es un maravilloso ejemplo moderno. la he visitado
El problema de las relaciones 55
hospital de Calcuta. Me pregunto si sabes lo que 
está escrito en la pizarra donde trabajan estos 
cristianos. Es el lema de las Hermanas de la 
Caridad, y son las propias palabras de la Madre 
Teresa: “Que cada hermana vea a Jesucristo en la 
persona de los pobres. Cuanto más repugnante la 
obra o la persona, mayor respuesta debe ser su fe y 
amor al ministrar a nuestro Señor en este 
angustioso disfraz”. Me encanta esa frase “en este 
angustioso disfraz”. Y con la Madre Teresa esto era 
costumbre. Una vez le dijo a un visitante: “Veo a 
Cristo en cada persona que toco, porque él ha 
dicho: 'Tuve hambre, sed, desnudez, enfermedad'. 
Es tan simple como eso. Cada vez que le doy un 
pedazo de pan, se lo doy a él”.
Por lo tanto, el principio revolucionario del que 
estoy hablando es introducir a Cristo en ambos 
extremos de la relación. Por un lado servimos en el 
nombre de Cristo como si fuéramos Cristo, y por el 
otro servimos por Cristo como si aquellos a quienes 
servimos fueran Cristo y le estuviéramos sirviendo.
Respeto en la escucha
¿Podría terminar en tercer lugar con algunos ejemplos de 
respeto? El primero tiene que ver con las personas y la 
necesidad de escuchar a las personas. callar a alguien
56 PAGrobar ems deChr yo st yo unyoe ader sh i p
arriba, decirle a alguien que se calle y negarse a 
escucharlo, es tratarlo con gran falta de respeto, 
pero escuchar a alguien es expresar nuestro 
sentido de su valor. Hay mucho en la Biblia acerca 
de escuchar. “El camino del necio le parece derecho, 
pero el sabio escucha los consejos” (Proverbios 
12:15), y Santiago 1:19, “Todos deben ser prontos 
para escuchar, lentos para hablar”.
Tuve una experiencia muy importante hace unos 
quince años. Todavía era el rector de la Iglesia All 
Souls. Esos fueron los años en que construimos un 
equipo pastoral, y todos los lunes por la mañana 
teníamos una reunión de personal. Leíamos las 
Escrituras y orábamos juntos, y luego discutíamos 
el trabajo de la iglesia y atravesábamos juntos la 
próxima semana. En una ocasión estábamos 
discutiendo algo de importancia. Fue una discusión 
aguda, y en medio de ella uno de mis colegas 
interrumpió, se volvió hacia mí y me dijo: “John, no 
estás escuchando”. Tenía toda la razón; no estaba 
escuchando La discusión me había parecido un 
poco aburrida, y confieso que mi mente se había 
adelantado a otra cosa. Ese desafío de uno de mis 
colegas fue muy importante en mi vida, y desde ese 
momento he buscado la gracia de Dios para 
escuchar. yo
El problema de las relaciones 57
Creemos que nuestras relaciones se deterioran cuando 
no nos escuchamos unos a otros.
Permítanme darles tres puntos acerca de escuchar. 
Primero,escuchar es correctoen sí mismo porque es 
respetuoso. Segundo,escuchar es terapéutico. Le da a 
la persona que está hablando la oportunidad de poner 
su problema en palabras, y cuando pones tu problema 
en palabras automáticamente lo minimizas. Nuestros 
problemas son peores cuando acechan en los rincones 
oscuros de nuestro corazón, pero cuando los sacamos 
a la luz, los articulamos y los miramos, 
inmediatamente se vuelven más pequeños. Por lo 
tanto, escuchar a alguien que está sacando a relucir 
sus problemas es terapéutico para esa persona.
Tercera,escuchar es productivo, especialmente si 
estamos escuchando a personas con las que no estamos 
de acuerdo. Las personas que no están de acuerdo entre 
sí por lo general se evitan. Se mantienen separados, y 
luego escriben libros unos contra otros y se lanzan 
granadas de mano unos a otros a través de la tierra de 
nadie. Entonces una imagen grotesca de esa persona se 
desarrolla en mi mente, y puedo ver claramente su 
imagen, sus cuernos, pezuñas y cola. Esto se desarrolla 
dentro de mi mente cuando él está a miles de kilómetros 
de distancia. Pero una vez que tengamos el coraje de
58 PAGrobar ems deChr yo st yo unyoe ader sh i p
nos encontramos y nos miramos a la cara y nos 
escuchamos, descubrimos con sorpresa que es 
un ser humano. Y no solo un ser humano, sino 
un hermano o una hermana en el Señor, ¡e 
incluso razonable!
He tenido varios ejemplos de esto en 
consultas internacionales. Permítanme hablarles 
de una consulta sobre la relación entre 
evangelismo y acción social. Ha habido un feroz 
debate entre quienes creen que la misión de su 
iglesia es solo evangelística y quienes creen que 
la evangelización y la acción social van juntas en 
la misión de la iglesia. Algunos de ustedes 
conocen el libro de Arthur Johnston llamadoLa 
batalla por el evangelismo mundial,y puedo 
resumir su tesis en unas tres frases. El Consejo 
Mundial de Iglesias comenzó con gran celo 
evangelizador en 1910, pero desde entonces ha 
perdido gradualmente su ímpetu evangelizador. 
Este análisis histórico es preciso y útil. El 
segundo punto es que el movimiento de Lausana 
va en la misma dirección. Se está volviendo 
liberal en la Biblia y está abrazando el evangelio 
social. Su tercer punto fue este: el villano de la 
pieza es un hombre llamado Stott.
Arthur Johnston y yo ahora somos buenos amigos,
El problema de las relaciones 59
pero él había escrito parte de este libro contra mí. Luego 
escribí una carta abierta a Arthur Johnston, que el editor 
deEl cristianismo hoyacordaron publicar, así que ahí 
estamos escribiendo uno contra el otro. Posteriormente, 
sin embargo, le escribía Art Johnston y le sugerí que 
pudiéramos tener una consulta al respecto y encontrarnos 
cara a cara. Tanto él como yo podríamos estar en el 
comité de planificación, y ambos nos aseguraríamos de 
que nuestros dos puntos de vista estuvieran 
adecuadamente representados.
Eso fue lo que sucedió cuando nos encontramos 
en Grand Rapids. Cuando llegué, estaba casi 
desesperado porque se habían distribuido varias 
sinopsis con anticipación. El desacuerdo fue muy 
agudo, y algunos de los periódicos fueron groseros 
e incluso estridentes en sus críticas. Me preguntaba 
si alguna vez podríamos llegar a algún grado de 
acuerdo.
Durante los primeros tres días no hicimos ningún 
progreso ya que la gente tenía que sacarse sus convicciones 
del pecho, pero poco a poco empezamos a escucharnos unos 
a otros. Escuche con atención esto: no solo escuchamos lo 
que la gente decía, sino que escuchamos lo que había detrás 
de lo que decían, cuáles eran sus preocupaciones reales y qué 
era lo que realmente estaban ansiosos por salvaguardar. 
Entonces encontramos
60 PAGrobar ems deChr yo st yo unyoe ader sh i p
para nuestra sorpresa que también queríamos 
salvaguardarlo. Una vez que realmente nos habíamos 
escuchado unos a otros, había esperanza. El resultado 
fue un documento sobre la relación entre evangelismo 
y acción social. No expresa un acuerdo total, pero 
expresa un acuerdo muy sustancial.
Respeto en la toma de decisiones
Una última cosa. Paso de escuchar a tomar decisiones. 
Esto tiene que ver más con grupos que con individuos. 
Una vez más, la mente cristiana y la mente secular son 
diferentes entre sí. Nosotros, los cristianos, asumimos 
demasiado rígidamente que podemos simplemente 
asumir los métodos seculares de toma de decisiones. 
En el proceso democrático laico, las decisiones se 
toman por mayoría simple: cincuenta y uno a favor, 
cincuenta en contra, y se gana la moción. Hay muchas 
iglesias y cuerpos de iglesias que toman decisiones de 
la misma manera, pero estoy seguro de que el Espíritu 
Santo se entristece por ello. Tomar decisiones por 
simple mayoría de votos es un signo de falta de 
confianza en el Espíritu Santo y una lamentable falta 
de respeto a la minoría. El Espíritu Santo es un espíritu 
de verdad y de amor, y nosotros, la mente cristiana, 
seguramente deberíamos buscar un acuerdo 
sustancial.
El problema de las relaciones 61
Terminaré con un ejemplo más, si se me permite, 
de mi experiencia. Esto se remonta a quince o 
veinte años atrás. Nuestro concilio de la iglesia se 
ausentaba por un día completo cada año. 
Reservaríamos para nuestra jornada de 
conferencias importantes temas de debate. Este 
año en particular, el proyecto principal era si 
utilizaríamos un lenguaje moderno en los servicios 
de la iglesia. ¿Continuaríamos dirigiéndonos a Dios 
como "tú" y "tú" o permitiríamos "tú"? 
Personalmente, estaba convencido de que 
necesitábamos pasar a un lenguaje moderno, pero 
había varios miembros mayores de la congregación 
que amaban la belleza del inglés isabelino.
Hubo un fuerte debate, y era evidente que el 
consejo estaba dividido casi por igual. Podríamos 
haberlo resuelto por votación, pero habíamos decidido 
no utilizar ese método de toma de decisiones. 
“Entonces”, dije al final del día, “dejemos el asunto 
como está. Esperaremos un año entero. Pensaremos 
más sobre el asunto. Oraremos al respecto. Si alguno 
de ustedes desea hacer circular un memorando sobre 
sus convicciones, no dude en hacerlo”.
Bueno, llegó el año siguiente. Puedo recordar muy 
bien que dejé mi estudio antes de ir a la conferencia 
del día y le dije al Señor: “Si todos ustedes
62 PAGrobar ems deChr yo st yo unyoe ader sh i p
me puede dar es una noche al mes [para usar el 
lenguaje moderno], lo aceptaré”. Tuvimos una 
discusión más, y les digo la verdad, la decisión fue 
unánime de tener inglés moderno todos los 
domingos por la noche. Y nunca hemos vuelto. Una 
vez más, fue un maravilloso ejemplo para mí de la 
necesidad de escucharnos unos a otros, de 
respetarnos unos a otros, de esperar que el Espíritu 
Santo nos lleve a una mente común y que le dé 
tiempo para hacerlo.
4
El problema de la juventud
Cómo ser un líder cuando
comparativamente joven
Es difícil ser un lídercuando es comparativamente 
joven. No me considero joven, pero la juventud es 
un período de gran alegría y privilegio. Cuando 
somos jóvenes somos fuertes y enérgicos. Tenemos 
confianza y entusiasmo. Es genial ser joven. Al 
mismo tiempo, puede ser extremadamente 
frustrante. La generación mayor no siempre confía 
en los jóvenes. A menudo los tratan como si todavía 
fueran niños. No los aceptan fácilmente como 
adultos por derecho propio y les resulta difícil 
aceptarlos como líderes. Por lo tanto, los jóvenes a 
menudo se irritan y frustran. ¿Qué pueden hacer?
64 PAGrobar ems deChr yo st yo unyoe ader sh i p
Estudiemos un pasaje de las Escrituras y 
aprendamos algunas lecciones de Timoteo. Pablo 
escribe en 1 Timoteo 4:11–5:5:
Manda y enseña estas cosas. No dejes que 
nadie te menosprecie por tu juventud, sino sé 
un ejemplo para los creyentes en palabra, en 
vida, en amor, en fe y en pureza. Hasta que yo 
venga, dedíquense a la lectura pública de la 
Escritura, a la predicación ya la enseñanza. No 
descuides tu don, que te fue dado por medio 
de un mensaje profético cuando el cuerpo de 
ancianos te impuso las manos.
Sé diligente en estos asuntos; entrégate 
por completo a ellos, para que todos puedan 
ver tu progreso. Vigila de cerca tu vida y tu 
doctrina. Persevera en ellas, porque si lo 
haces, te salvarás a ti mismo y a tus oyentes.
No reprendas con dureza al anciano, sino 
exhórtalo como si fuera tu padre. Trata a los 
jóvenes como hermanos, a las ancianas como 
madres ya las jóvenes como hermanas, con 
absoluta pureza.
Miremos nuevamente los versículos 11 y 12. 
“Manda y enseña estas cosas. no dejes que nadie mire
El problema de la juventud sesenta y cinco
desprecio por ti porque eres joven. Creo que la 
tensión se ve claramente en ambos versos. Por un 
lado, Timoteo ha sido puesto en una posición de 
autoridad. Él era el delegado o representante del 
apóstol Pablo en Corinto, y por lo tanto era su 
trabajo mandar y enseñar estas cosas. En otras 
palabras, iba a transmitir a la iglesia de Éfeso las 
doctrinas y los deberes del apóstol Pablo, de modo 
que existiera su autoridad.
Por otro lado, todavía era un hombre relativamente 
joven. La palabra griega parajuventudse utilizó para 
describir a las personas al menos hasta la edad de 
cuarenta años. Probablemente Timoteo todavía tenía 
treinta y tantos años y, comparado con algunos de los 
ancianos de la iglesia, parecía muy joven. Había un 
peligro real de que algunos despreciaran su juventud y 
rechazaran su ministerio. Quizás algunos de los 
ancianos estaban resentidos porque él había sido 
ascendido en lugar de ellos. Es posible que hayan 
rechazado su autoridad debido a su juventud y 
rechazaron su ministerio porque no tenía experiencia.
Quizás puedas verte en su posición. ¿Cómo 
deben reaccionar los líderes jóvenes si su ministerio 
es rechazado o resentido? No por ira o 
resentimiento. No volviéndose agresivos u 
oprimiéndose a sí mismos. Pero, y esto es un fuerte
66 PAGrobar ems deChr yo st yo unyoe ader sh i p
adversativo en el griego, Pablo explica una forma 
alternativa. JB Phillips lo expresó muy bien: “No 
dejes que la gente te menosprecie porque eres 
joven; procura que te admiren porque eres un 
ejemplo para ellos en tu forma de hablar y de 
comportarte, en tu amor, fe y sinceridad”.
Mira tu ejemplo
Pablo le da a Timoteo seis palabras de consejo. 
Primero, mira tu ejemploVersículo 12, dar ejemplo. 
Si Timoteo quería que su liderazgo fuera aceptado, 
debía dar un buen ejemplo. No despreciarían su 
juventud si pudieran admirar su vida. Dar ejemplo 
es el nuevo estilo de liderazgo que Jesús introdujo 
en el mundo. Es liderazgo por el ejemplo en lugar 
de por la autocracia. Cuando nuestra autoridad es 
cuestionada,amenazada o resistida, la gran 
tentación es insistir con más fuerza, pero tenemos 
que resistir esa tentación.
Fíjense cuán comprensivo debe ser su ejemplo y 
modelo: en palabra y vida, en amor, fe y pureza. 
Quizás eso sea lo más difícil: la fe en Dios y el dominio 
propio. Sería difícil exagerar las consecuencias 
desastrosas de un mal ejemplo o las influencias 
beneficiosas de uno bueno. Entonces, el primer 
consejo para un joven líder es: observe su ejemplo.
El problema de la juventud 67
Identifique su autoridad
Segundo,identifica tu autoridad. En el versículo 13, 
Pablo dice: “Hasta que yo venga”. Esas palabras 
expresan su autoridad apostólica consciente de sí 
mismo. Cuando estaba personalmente presente en 
Éfeso, ejercía autoridad. Sería el maestro de 
doctrina y ética. Solucionaría disputas y 
administraría disciplina. Así que la pregunta era 
qué pasaría cuando él estuviera ausente. Sin 
embargo, Timoteo no era un apóstol, entonces, 
¿cómo debería comportarse?
Pablo dice: "Hasta que yo venga, dedícate a la 
lectura pública de las Escrituras". Algunas versiones 
simplemente dicen: "Dedícate a la lectura", pero el 
verbo griego para leer esdiagnóstico, que siempre se 
utiliza como lectura pública ya sea de una petición, de 
un testamento o desde el púlpito. ¿Qué documento 
debía leer Timoteo públicamente? Bueno, ciertamente 
las Escrituras del Antiguo Testamento.Anagnósticose 
usa de la lectura de la ley de Esdras, y también en 
Nehemías 8:8, y se usa de la lectura de Jesús de Isaías 
en la sinagoga de Nazaret. En los servicios de la 
sinagoga siempre se leía la ley y los profetas.
Pero seguramente Pablo no solo se está refiriendo a 
las Escrituras del Antiguo Testamento. Debe haber estado 
refiriéndose a sus propias cartas y las cartas de los
68 PAGrobar ems deChr yo st yo unyoe ader sh i p
otros apóstoles, porque en otros lugares dice 
directamente que su mensaje debe ser leído 
públicamente. Vea estas referencias: 1 
Tesalonicenses 5:27, “Os mando delante del Señor 
que esta carta sea leída a todos los hermanos.” 
Colosenses 4:16, “Después que esta carta os haya 
sido leída, haced que también sea leída en la iglesia 
de Laodicea”. Apocalipsis 1:3, “Bienaventurado el 
que lea las palabras de esta profecía.” En las 
asambleas cristianas habría dos lecturas públicas: 
no la Ley y los Profetas como en las sinagogas, sino 
el Antiguo Testamento por un lado y las cartas y 
memorias de los apóstoles por otro. Por supuesto, 
ese es el origen de que tengamos una lección del 
Antiguo y del Nuevo Testamento en la iglesia de 
hoy. Cada iglesia local comenzó a hacer su propia 
colección de estos escritos cristianos autorizados.
Pero había algo más que Timothy debía 
hacer. No solo debía leer las Escrituras, sino 
predicar y enseñar a partir de ellas. Predicar y 
enseñar es literalmente exhortación e 
instrucción. Ahora ya era costumbre en la 
sinagoga. Primero fue la lectura y luego la 
instrucción o exhortación de la misma, y la 
práctica fue llevada a la asamblea cristiana. 
Esto es lo que Timoteo debía hacer en el
El problema de la juventud 69
ausencia del apóstol, y en ausencia del apóstol, 
debemos hacer lo mismo cuando leemos eso de las 
Escrituras. Estamos identificando nuestra 
autoridad. La exégesis cuidadosa de las Escrituras 
es esencial para el joven líder, así que primero mire 
su ejemplo y luego identifique su autoridad.
Ejercita tus dones
En tercer lugar,ejercita tus dones.Versículo 14: “No 
descuides tu don, que te fue dado por mensaje 
profético cuando el cuerpo de ancianos te impuso 
las manos”. La referencia parece ser a lo que 
llamaríamos la ordenación de Timoteo, en la cual 
los ancianos le impusieron las manos, se le dio el 
oficio profético, y al mismo tiempo se le otorgó un 
don espiritual a Timoteo. La palabra griega hay
carisma. No se nos dice qué es esocarismalo era, 
pero claramente era una especie de don de 
ordenación, tal vez la autoridad para predicar junto 
con el poder del Espíritu que lo equipaba para 
hacerlo. Timoteo no debe descuidar este don para 
el ministerio sino que debe encenderlo, como 
escribe Pablo en 2 Timoteo 1:6.
Así que Timoteo tuvo que recordar que Dios lo 
había llamado a su ministerio y lo había dotado para 
ello, y que la iglesia había reconocido su llamado y
70 PAGrobar ems deChr yo st yo unyoe ader sh i p
dones por imposición de manos. Si ejerciera sus dones y 
ministerio, la gente no despreciaría su juventud. Todos los 
dones espirituales son dones para el ministerio, y es 
probable que las personas no rechacen nuestro ministerio 
si pueden ver nuestros dones, porque entonces tienen 
que admitir que Dios nos ha dotado para el ministerio.
Comparte tu progreso
El cuarto consejo:comparte tu progreso. 
Versículo 15: “Sé diligente en estas cosas, 
entrégate por completo a ellas, para que 
todos vean tu progreso”. Hasta ahora Pablo se 
ha referido al ejemplo, autoridad, comisión y 
dones de Timoteo. Ahora él dice: “Sé diligente 
en estos asuntos y dedícate, mantente 
totalmente en ellos, porque si haces eso, la 
gente verá tu progreso”.
Timoteo no solo debía ser concienzudo, también 
debía mostrar mejora en su ministerio. Debía crecer 
en madurez espiritual y ministerio. La gente iba a 
ver no sólo lo que era, sino en lo que se estaba 
convirtiendo. Creo que eso es muy importante para 
los líderes jóvenes, porque a veces se pone a los 
líderes en un pedestal y luego se supone que son 
perfectos. Pero esto es deshonesto en
El problema de la juventud 71
mismo, y es muy desalentador para otras personas. 
En cambio, debemos hacernos eco de lo que dice 
Pablo: “No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea 
perfecto” (Filipenses 3:12).nasb). Así que que se vea 
que estamos progresando.
Cuida tu consistencia
Ahora el quinto consejo:cuida tu consistencia. 
Versículo 16, “Cuida tu vida y tu doctrina de cerca. 
Persevera en ellas, porque si lo haces, te salvarás a 
ti mismo y a tus oyentes”. Es importante ver cómo 
Pablo vincula su vida y su enseñanza. Literalmente, 
debe prestar mucha atención tanto a sí mismo 
como a su doctrina. Esa combinación es 
significativa. No debía descuidarse a sí mismo al 
enseñar a los demás ni debía descuidar a los demás 
al preocuparse por sí mismo. Debía practicar lo que 
predicaba y aplicar su enseñanza a sí mismo ya los 
demás por igual. El liderazgo cristiano equilibrado 
exige que perseveremos en ambos.
Entonces nos salvaremos a nosotros mismos ya los 
demás. Pablo no ha perdido la razón y ha comenzado a 
predicar la salvación propia. Simplemente está 
advirtiendo que la fe sin obras es muerta, y que no sirve 
de nada que enseñemos a otras personas si no 
practicamos lo que predicamos.
72 PAGrobar ems deChr yo st yo unyoe ader sh i p
Ajusta tus relaciones
Eso me lleva al sexto consejo:ajustar sus relaciones.De 
la evidencia de 1 Timoteo 5:1-2 es claro que la 
congregación de la cual Timoteo era responsable 
estaba mezclada. Era mixto en sexo, tanto masculino 
como femenino, y era mixto en edad, tanto viejo como 
joven. Así que la edad y el sexo de las personas 
deberían determinar la actitud de Timoteo hacia ellas. 
Tome a las personas mayores primero. Timothy podría 
tener que amonestar a personas mucho mayores que 
él. Si es así, debe hacerlo como una exhortación y no 
como una reprensión. “No reprendas con dureza al 
anciano, sino exhórtalo como si fuera tu padre”. Los 
miembros mayores debían recibir el respeto debido a 
la edad y el cariño debido a los padres. En otras 
palabras, debía tratar a los hombres mayores como 
padres ya las mujeres mayores como madres.
A menudo me llaman “tío John”, y hay una 
buena razón teológica para ello. Esta es mi 
garantía bíblica. Realmente creo que debemos 
reconocer la brecha generacional en la 
comunidad cristiana. A veces, los estudiantes 
en Londres se me acercan y me llaman "John", 
incluso cuando no sé quiénes son, ¡e incluso si 
soy mayor que su padre o, en algunos casos, 
su abuelo! Creo que eso es antinatural. De
El

Continuar navegando