Logo Studenta
¡Estudia con miles de materiales!

Vista previa del material en texto

Ángulos Rectos
En geometría, es común que los ángulos se clasifiquen de acuerdo a su apertura o cerrazón. En ese sentido, los ángulos rectos son aquellos que miden exactamente 90° sexagesimales (o expresado en otras unidades: 𝛑/2 radianes, o 100g centesimales). Esto quiere decir que sus dos lados son dos semirrectas perpendiculares, cuyo punto de encuentro conforma el ángulo.
Son muy fáciles de reconocer, dado que su grado de apertura es fijo y estable, y es posible hallarlos en numerosas figuras geométricas, como cuadrados, rectángulos o triángulos rectángulos.
Los ángulos rectángulos se caracterizan por lo siguiente:
Poseen un grado de apertura de 90° exactos. Esto es equivalente al ángulo que forman en su punto de encuentro dos semirrectas perpendiculares entre sí.
El vértice del ángulo se halla en el punto exacto en que las dos semirrectas se cortan (es decir, donde se unen sus lados).
La proyección ortogonal de uno sobre otro es un punto coincidente con el vértice.
Ejemplos de ángulos rectos abundan, tales como:
· El ángulo que forman las esquinas de nuestra habitación, o sea, el punto de encuentro entre dos paredes rectas y perpendiculares.
· El ángulo que forma respecto del piso una columna recta, es decir, que no posea ningún grado de inclinación.
· El ángulo que forman las esquinas de un libro cualquiera.
· El ángulo que conforman las esquinas de un campo de fútbol, tenis o una mesa de ping-pong.
· El ángulo que hay en cualquiera de las esquinas de un cuadrado.

Más contenidos de este tema