Logo Studenta

¿Qué sucede con tu cuerpo si lo donas a la ciencia?

Biologia

Outros

User badge image

Subida por:

Aprendiendo a Aprender


1 respuesta(s)

User badge image

Estudiando Tudo

Hace más de un mes

Advierto, algunas imágenes pueden herir la sensibilidad o lo que sea. De verdad.

Para empezar, yo no me preocuparía después de muerto. Todos tenemos una cita con el destino. Pero, como estamos -de momento- vivos, pues nos agobia.

Una cosa es donar un órgano y otra el cuerpo entero y que hagan lo quieran con él, y tú sin enterarte. Contestando a la pregunta te diré lo que puede acontecer y lo que ya ha sucedido con cuerpos que han sido donados a la ciencia.

En España existen diferentes instituciones donde dirigirse para donar el cuerpo de uno (no se puede hacer con el de otra persona, no te entusiasmes).

Según nos cuenta el Departamento de Anatomía y Embriología Humana de la Facultad de Medicina (Instituto Anatómico) de la Universidad de Sevilla en su página web, la utilización del cuerpo para la docencia e investigación no es inmediata. Puede demorarse hasta un año o más hasta su uso.

Este es el texto extraído: "Terminado el periodo de utilización del cuerpo, los restos serán conducidos por medio de una funeraria al cementerio para su oportuna incineración. Este proceso es asumido en su totalidad por la Unidad de Donación. Periódicamente se celebrará un sencillo acto de agradecimiento en la Capilla de la Universidad donde se hará entrega de las ánforas con las cenizas a los familiares o allegados de los donantes que así lo soliciten. También podrán retirarse las cenizas en el Departamento de Anatomía y Embriología Humana, si así se prefiere".

Donar el cuerpo a la ciencia es un acto altruista de generosidad.

La UMH de Elche es la que más cadáveres recibe para investigación y docencia en España. Ellos reconocen que están un poco desbordados, pero aún no se ha dado el caso que hayan tenido que rechazar a ninguno.

Ahora, vamos con las perrerías:

Nos trasladamos a EEUU, una mina de oro de noticias siniestras. Allí, los cadáveres tienen una segunda reutilización. Y no es como piensan los familiares, en aras de posibles avances científicos que beneficien a la humanidad, no.

El CDDF (Cabronadas con Despojos de Difuntos y Fiambres Variadas) perdón, quiero decir, el Centro de Recursos Biológicos (BRC) de Arizona era un centro de donación de cadáveres que supuestamente los tenía que destinar a la investigación médica. Sin embargo, el FBI lo clausuró en el 2014 por actividades ilícitas. La empresa adquiría los cuerpos mediante «declaraciones falsas». Los donantes pensaban que los cuerpos de sus familiares se utilizarían para buscar la forma de acabar con enfermedades como el cáncer o la leucemia, pero en realidad no era así. El BRC hacía negocio con ellos y vendió al menos 23 de ellos al ejército estadounidense, para que pudieran realizar pruebas con explosivos, entre otras cosas.

En el juicio, se acusa a la compañía de engañar a las familias sobre cómo se usarían los restos de sus seres queridos.

El técnico de laboratorio, Sam Kazemi, observa el cadáver del viejo. Ya todo da igual. Junto a él, un pequeño arsenal de objetos muy familiares: un bisturí, unos alicates y una sierra motorizada muy específica; está diseñada para cortar paneles de yeso y tuberías de PVC. Para Kazemi, hoy ha sido un día muy ocupado y está cansado; ha troceado, separado y clasificado en sus respectivos arcones cinco cuerpos de finados. Este será el último.

Kazemi, mira la etiqueta que pende del dedo gordo del cadáver: "Conrad Patrick, 75 años". Así se llamaba.

Kazemi sabe que era un trabajador jubilado que había vivido en una caravana en Mohave Valley, Arizona, y había muerto seis días antes.

Pero después de su muerte su cuerpo fue donado al BRC y Patrick se convirtió en mercancía, conocida por las iniciales de la compañía y un número: BRC13112103.

Kazemi, con la colaboración de su ayudante, corta a Patrick en siete pedazos y empaqueta por separado cada uno de ellos.

A partir de ahí, su trabajo termina, pero conoce de sobra los procedimientos seguidos con cada uno de los más de 5.000 cuerpos que han pasado por allí. En este caso:

  1. el pie izquierdo, se envía a un laboratorio ortopédico del área de Chicago.
  2. El hombro izquierdo fue despachado a una compañía de Las Vegas que organiza seminarios quirúrgicos.
  3. El destino de la cabeza y la columna vertebral está reservado para un proyecto especial del ejército de los Estados Unidos.
  4. Y los "órganos reproductivos externos" de Patrick fueron expedidos a una universidad local.

(Foto: The Vorhees; Maquillaje: Tara Cooper)

El pie derecho y la rodilla izquierda se colocaron en los congeladores de la compañía, como parte del inventario de carne y hueso de BRC valorado en un millón de dólares.

Es una industria poco conocida y prácticamente no regulada en Estados Unidos. Estas empresas son en realidad, intermediarios de cadáveres.

Los registro efectuados por el FBI que hasta ahora no se habían hecho públicos, revelan lo poco que el gobierno o los propios donantes entendieron lo que estaba sucediendo en la empresa, y muestran con detalles gráficos cómo un cadáver se convierte en una mercancía.

Las facturas de ventas, detallan muchas de esas transacciones sin que quepa duda alguna:

  • Por 607$, BRC vendió el hígado de un conserje de una escuela pública a una compañía de dispositivos médicos.
  • El torso de un gerente de banco retirado, comprado por un instituto de investigación suizo, obtuvo 3,191$.
  • Un gran sistema de salud del Medio Oeste pagó 65$ por dos arterias femorales, una de un ministro de la iglesia.
  • Y las piernas inferiores de un activista sindical fueron compradas por una compañía de desarrollo de productos de Minnesota por 350$ cada una.

Los agentes descubrieron 10 toneladas de restos humanos congelados: 1.755 partes del cuerpo total que incluían 281 cabezas, 241 hombros, 337 piernas y 97 espinas.

Las autoridades retiraron el contenido de los congeladores de BRC, llenando 142 bolsas para cadáveres. Una bolsa contenía partes de al menos 36 personas diferentes.

Stephen Gore (qué curiosas sincronías de apellidos... pero esa es otra historia), el fundador y ex propietario, se declaró culpable de fraude, no por vender partes del cuerpo sino por engañar a los clientes enviándoles muestras contaminadas. Su castigo: libertad condicional.

Gore, recibió desde 2005 hasta principios de 2014, según los registros judiciales, alrededor de 5,000 cuerpos humanos y distribuyó más de 20,000 partes del cuerpo.

Nuestro ya conocido técnico de laboratorio, Sam Kazemi, es el triste protagonista de un video aportado por el fiscal general de Arizona como prueba en el juicio. Es un video instructivo sobre cómo "cortar la espina cervical". Comienza con un primer plano de Kazemi con máscara, guantes, gafas y una bata quirúrgica. Luego se retira para revelar un cuerpo boca abajo sobre una mesa. Los hombros y brazos del hombre ya han sido cortados. La cabeza cae de un lado a otro hasta que Kazemi la mantiene quieta.

Con un bisturí, hace incisiones a lo largo del cuello y la espalda, luego quita la piel y el cuero cabelludo del hombre. Unos siete minutos después del video, Kazemi coge una sierra para podar.

“En este caso”, dice sobre el cadáver, “estamos usando una cuchilla robusta y gruesa de 9 pulgadas. Debes asegurarte de que la cuchilla sea lo suficientemente larga como para alcanzar de oreja a oreja a través de la espalda ”.

En su entrevista con Reuters, Kazemi describió el video como clínico y aséptico y "nunca irrespetuoso con los donantes" de ningún modo. Estaba destinado solo para uso interno, dijo.

En retrospectiva, Kazemi dijo que usar una sierra de podar estaba mal porque no se puede limpiar lo suficientemente bien como para evitar la propagación de enfermedades.

“¿Haría algo así ahora que lo sé? No ”, dijo Kazemi. "Pero en ese momento, eso fue lo que me proporcionaron".

Dos investigadores, ya retirados, comentaron que incluso los fiscales más veteranos retrocedieron cuando vieron el video de 24 minutos.

Los sábados era el día que Kazemi enseñaba en el laboratorio de BRC a los estudiantes universitarios sobre disección. Emily Glynn, estudiante de tercer año de la Arizona State University, dijo que se presentó para su primer día lectivo en el laboratorio. Se estaba especializando en nutrición. Se quedó un poco sorprendida cuando, bajo la dirección de Kazemi, tuvo que utilizar unos alicates para quitar las uñas de los donantes.

Las uñas de 22 donantes fueron vendidas por BRC a una empresa de investigación de bioingeniería de Carolina del Norte, SciKon Innovation.

Agentes del FBI encontraron cubos con partes del cuerpo humano, un refrigerador lleno de genitales masculinos y la cabeza de una mujer cosida a un torso masculino "como Frankenstein" durante la redada al centro de donación de cuerpos de Arizona.

La División de Detroit del FBI está llevando a cabo una investigación sobre las actividades de las siguientes compañías / programas de donación de cuerpos humanos:

  • Centro de recursos biológicos (Phoenix, Arizona)
  • Centro de Recursos Biológicos de Illinois (Rosemont / Schiller Park, Illinois)
  • International Biological, Inc. (Detroit, Michigan)
  • Asociación de Artroscopia de América del Norte (Schiller Park, Illinois)
  • Anatomical Service, Inc. (Schiller Park, Illinois)

El tema ha creado una polémica tremenda en el cual están involucrados los militares, que también utilizaban los cuerpos de los donantes para tácticas de guerra.

También se envían a las llamadas granjas de cadáveres. Son cementerios forenses dónde se experimenta con cadáveres reales (donados a la ciencia). Son expuestos en condiciones diversas en la naturaleza para observar sus distintos grados de descomposición y reacción en contacto con el medio ambiente.

Es vital que los cuerpos sigan siendo donados a la ciencia.

  • Los trasplantes de órganos se necesitan desesperadamente para salvar vidas.
  • Los estudiantes de medicina necesitan aprender los complejos estudios de anatomía y fisiología avanzadas.
  • Los investigadores necesitan muestras de tejido para combatir diversas enfermedades.

Entonces, ¿cómo nos aseguramos de que se pueda realizar una donación adecuada de órganos?

Ahora ya sabes que puede ocurrir con tu cuerpo si lo donas a la ciencia.

Fuentes: Departamento de Anatomía y Embriología Humana - Sevilla

Donar el cuerpo a la ciencia: ¿Decisión práctica o altruismo?

Una empresa vende cadáveres en secreto para pruebas militares con explosivos

Inside a business where human bodies were butchered, packaged and sold

Arms Dealers

Human Bodies Butchered and Packaged at a "Body Broker" Company

“Historia de terror”: El negocio de donación de órganos que parecía un “depósito de chatarra” | La Opinión

Advierto, algunas imágenes pueden herir la sensibilidad o lo que sea. De verdad.

Para empezar, yo no me preocuparía después de muerto. Todos tenemos una cita con el destino. Pero, como estamos -de momento- vivos, pues nos agobia.

Una cosa es donar un órgano y otra el cuerpo entero y que hagan lo quieran con él, y tú sin enterarte. Contestando a la pregunta te diré lo que puede acontecer y lo que ya ha sucedido con cuerpos que han sido donados a la ciencia.

En España existen diferentes instituciones donde dirigirse para donar el cuerpo de uno (no se puede hacer con el de otra persona, no te entusiasmes).

Según nos cuenta el Departamento de Anatomía y Embriología Humana de la Facultad de Medicina (Instituto Anatómico) de la Universidad de Sevilla en su página web, la utilización del cuerpo para la docencia e investigación no es inmediata. Puede demorarse hasta un año o más hasta su uso.

Este es el texto extraído: "Terminado el periodo de utilización del cuerpo, los restos serán conducidos por medio de una funeraria al cementerio para su oportuna incineración. Este proceso es asumido en su totalidad por la Unidad de Donación. Periódicamente se celebrará un sencillo acto de agradecimiento en la Capilla de la Universidad donde se hará entrega de las ánforas con las cenizas a los familiares o allegados de los donantes que así lo soliciten. También podrán retirarse las cenizas en el Departamento de Anatomía y Embriología Humana, si así se prefiere".

Donar el cuerpo a la ciencia es un acto altruista de generosidad.

La UMH de Elche es la que más cadáveres recibe para investigación y docencia en España. Ellos reconocen que están un poco desbordados, pero aún no se ha dado el caso que hayan tenido que rechazar a ninguno.

Ahora, vamos con las perrerías:

Nos trasladamos a EEUU, una mina de oro de noticias siniestras. Allí, los cadáveres tienen una segunda reutilización. Y no es como piensan los familiares, en aras de posibles avances científicos que beneficien a la humanidad, no.

El CDDF (Cabronadas con Despojos de Difuntos y Fiambres Variadas) perdón, quiero decir, el Centro de Recursos Biológicos (BRC) de Arizona era un centro de donación de cadáveres que supuestamente los tenía que destinar a la investigación médica. Sin embargo, el FBI lo clausuró en el 2014 por actividades ilícitas. La empresa adquiría los cuerpos mediante «declaraciones falsas». Los donantes pensaban que los cuerpos de sus familiares se utilizarían para buscar la forma de acabar con enfermedades como el cáncer o la leucemia, pero en realidad no era así. El BRC hacía negocio con ellos y vendió al menos 23 de ellos al ejército estadounidense, para que pudieran realizar pruebas con explosivos, entre otras cosas.

En el juicio, se acusa a la compañía de engañar a las familias sobre cómo se usarían los restos de sus seres queridos.

El técnico de laboratorio, Sam Kazemi, observa el cadáver del viejo. Ya todo da igual. Junto a él, un pequeño arsenal de objetos muy familiares: un bisturí, unos alicates y una sierra motorizada muy específica; está diseñada para cortar paneles de yeso y tuberías de PVC. Para Kazemi, hoy ha sido un día muy ocupado y está cansado; ha troceado, separado y clasificado en sus respectivos arcones cinco cuerpos de finados. Este será el último.

Kazemi, mira la etiqueta que pende del dedo gordo del cadáver: "Conrad Patrick, 75 años". Así se llamaba.

Kazemi sabe que era un trabajador jubilado que había vivido en una caravana en Mohave Valley, Arizona, y había muerto seis días antes.

Pero después de su muerte su cuerpo fue donado al BRC y Patrick se convirtió en mercancía, conocida por las iniciales de la compañía y un número: BRC13112103.

Kazemi, con la colaboración de su ayudante, corta a Patrick en siete pedazos y empaqueta por separado cada uno de ellos.

A partir de ahí, su trabajo termina, pero conoce de sobra los procedimientos seguidos con cada uno de los más de 5.000 cuerpos que han pasado por allí. En este caso:

  1. el pie izquierdo, se envía a un laboratorio ortopédico del área de Chicago.
  2. El hombro izquierdo fue despachado a una compañía de Las Vegas que organiza seminarios quirúrgicos.
  3. El destino de la cabeza y la columna vertebral está reservado para un proyecto especial del ejército de los Estados Unidos.
  4. Y los "órganos reproductivos externos" de Patrick fueron expedidos a una universidad local.

(Foto: The Vorhees; Maquillaje: Tara Cooper)

El pie derecho y la rodilla izquierda se colocaron en los congeladores de la compañía, como parte del inventario de carne y hueso de BRC valorado en un millón de dólares.

Es una industria poco conocida y prácticamente no regulada en Estados Unidos. Estas empresas son en realidad, intermediarios de cadáveres.

Los registro efectuados por el FBI que hasta ahora no se habían hecho públicos, revelan lo poco que el gobierno o los propios donantes entendieron lo que estaba sucediendo en la empresa, y muestran con detalles gráficos cómo un cadáver se convierte en una mercancía.

Las facturas de ventas, detallan muchas de esas transacciones sin que quepa duda alguna:

  • Por 607$, BRC vendió el hígado de un conserje de una escuela pública a una compañía de dispositivos médicos.
  • El torso de un gerente de banco retirado, comprado por un instituto de investigación suizo, obtuvo 3,191$.
  • Un gran sistema de salud del Medio Oeste pagó 65$ por dos arterias femorales, una de un ministro de la iglesia.
  • Y las piernas inferiores de un activista sindical fueron compradas por una compañía de desarrollo de productos de Minnesota por 350$ cada una.

Los agentes descubrieron 10 toneladas de restos humanos congelados: 1.755 partes del cuerpo total que incluían 281 cabezas, 241 hombros, 337 piernas y 97 espinas.

Las autoridades retiraron el contenido de los congeladores de BRC, llenando 142 bolsas para cadáveres. Una bolsa contenía partes de al menos 36 personas diferentes.

Stephen Gore (qué curiosas sincronías de apellidos... pero esa es otra historia), el fundador y ex propietario, se declaró culpable de fraude, no por vender partes del cuerpo sino por engañar a los clientes enviándoles muestras contaminadas. Su castigo: libertad condicional.

Gore, recibió desde 2005 hasta principios de 2014, según los registros judiciales, alrededor de 5,000 cuerpos humanos y distribuyó más de 20,000 partes del cuerpo.

Nuestro ya conocido técnico de laboratorio, Sam Kazemi, es el triste protagonista de un video aportado por el fiscal general de Arizona como prueba en el juicio. Es un video instructivo sobre cómo "cortar la espina cervical". Comienza con un primer plano de Kazemi con máscara, guantes, gafas y una bata quirúrgica. Luego se retira para revelar un cuerpo boca abajo sobre una mesa. Los hombros y brazos del hombre ya han sido cortados. La cabeza cae de un lado a otro hasta que Kazemi la mantiene quieta.

Con un bisturí, hace incisiones a lo largo del cuello y la espalda, luego quita la piel y el cuero cabelludo del hombre. Unos siete minutos después del video, Kazemi coge una sierra para podar.

“En este caso”, dice sobre el cadáver, “estamos usando una cuchilla robusta y gruesa de 9 pulgadas. Debes asegurarte de que la cuchilla sea lo suficientemente larga como para alcanzar de oreja a oreja a través de la espalda ”.

En su entrevista con Reuters, Kazemi describió el video como clínico y aséptico y "nunca irrespetuoso con los donantes" de ningún modo. Estaba destinado solo para uso interno, dijo.

En retrospectiva, Kazemi dijo que usar una sierra de podar estaba mal porque no se puede limpiar lo suficientemente bien como para evitar la propagación de enfermedades.

“¿Haría algo así ahora que lo sé? No ”, dijo Kazemi. "Pero en ese momento, eso fue lo que me proporcionaron".

Dos investigadores, ya retirados, comentaron que incluso los fiscales más veteranos retrocedieron cuando vieron el video de 24 minutos.

Los sábados era el día que Kazemi enseñaba en el laboratorio de BRC a los estudiantes universitarios sobre disección. Emily Glynn, estudiante de tercer año de la Arizona State University, dijo que se presentó para su primer día lectivo en el laboratorio. Se estaba especializando en nutrición. Se quedó un poco sorprendida cuando, bajo la dirección de Kazemi, tuvo que utilizar unos alicates para quitar las uñas de los donantes.

Las uñas de 22 donantes fueron vendidas por BRC a una empresa de investigación de bioingeniería de Carolina del Norte, SciKon Innovation.

Agentes del FBI encontraron cubos con partes del cuerpo humano, un refrigerador lleno de genitales masculinos y la cabeza de una mujer cosida a un torso masculino "como Frankenstein" durante la redada al centro de donación de cuerpos de Arizona.

La División de Detroit del FBI está llevando a cabo una investigación sobre las actividades de las siguientes compañías / programas de donación de cuerpos humanos:

  • Centro de recursos biológicos (Phoenix, Arizona)
  • Centro de Recursos Biológicos de Illinois (Rosemont / Schiller Park, Illinois)
  • International Biological, Inc. (Detroit, Michigan)
  • Asociación de Artroscopia de América del Norte (Schiller Park, Illinois)
  • Anatomical Service, Inc. (Schiller Park, Illinois)

El tema ha creado una polémica tremenda en el cual están involucrados los militares, que también utilizaban los cuerpos de los donantes para tácticas de guerra.

También se envían a las llamadas granjas de cadáveres. Son cementerios forenses dónde se experimenta con cadáveres reales (donados a la ciencia). Son expuestos en condiciones diversas en la naturaleza para observar sus distintos grados de descomposición y reacción en contacto con el medio ambiente.

Es vital que los cuerpos sigan siendo donados a la ciencia.

  • Los trasplantes de órganos se necesitan desesperadamente para salvar vidas.
  • Los estudiantes de medicina necesitan aprender los complejos estudios de anatomía y fisiología avanzadas.
  • Los investigadores necesitan muestras de tejido para combatir diversas enfermedades.

Entonces, ¿cómo nos aseguramos de que se pueda realizar una donación adecuada de órganos?

Ahora ya sabes que puede ocurrir con tu cuerpo si lo donas a la ciencia.

Fuentes: Departamento de Anatomía y Embriología Humana - Sevilla

Donar el cuerpo a la ciencia: ¿Decisión práctica o altruismo?

Una empresa vende cadáveres en secreto para pruebas militares con explosivos

Inside a business where human bodies were butchered, packaged and sold

Arms Dealers

Human Bodies Butchered and Packaged at a "Body Broker" Company

“Historia de terror”: El negocio de donación de órganos que parecía un “depósito de chatarra” | La Opinión

¡Esta pregunta ya fue respondida!