Logo Studenta

¿Cuáles son algunas de las adaptaciones especiales de las hormigas que fascinan a la ciencia?

Biologia

Outros

User badge image

Subida por:

Materiales de Estudio


1 respuesta(s)

User badge image

Notas de Estudio

Hace más de un mes

Otra de las tantas preguntas sorprendentes de la gran , gracias nuevamente.

No sé si estos hechos fascinan a la ciencia pero me fascinan a mí, jejeje. Soy el representante de los estudiosos de los artrópodos en Quora.

Son tan antiguas como los dinosaurios.

Los arqueólogos estiman que los Homo sapiens (seres humanos modernos) han estado en la Tierra durante unos 200.000 años. Eso es sólo una fracción de la edad de la Tierra, que tiene unos 4540 millones años de edad. Los primeros humanos evolucionaron (“Homo”) de antepasados australopitecinos hace unos 2 millones de años. Este período de tiempo hace a las hormigas mucho más antiguas que la humanidad. Los científicos estiman que las hormigas se produjeron en el período de mediados del Cretácico, que fue hace unos sorprendentes 110 a 130 millones de años. En consecuencia, los seres humanos son solo unos bebés en el planeta Tierra comparados con los hormigas.

Mente colmena.

Las hormigas se unen para formar un enorme y coordinado “superorganismo”. Al igual que los seres humanos son capaces de funcionar a causa de todos los diferentes órganos que componen su cuerpo, también lo hacen las hormigas individuales como partes de un organismo mayor. Hay una serie de partes individuales (de las hormigas) que encajan entre sí para cooperar y lograr hazañas increíbles. En lugar de trabajar como individuos, funcionan como partes de un todo colectivo, haciendo lo que es mejor para la colonia como un colectivo. Por ejemplo, un enjambre de hormigas trabaja junto para seleccionar la ubicación ideal para la colmena, mientras que una sola hormiga puede cometer un error. Las hormigas son capaces de hacer esto por la forma en que se comunican (como veremos más adelante). Ellas “hablan” de tal manera que forman una estructura sin fisuras, similares al cerebro.

Comunicación.

Las hormigas son capaces de comunicarse y colaborar de manera efectiva mediante el uso de sustancias químicas conocidas como “las feromonas.” A través de estas sustancias químicas, las hormigas son capaces de enviar mensajes sencillos a sus compañeros, alertando de algún peligro o indicando cuando la comida ha sido localizada. Los trabajadores liberan feromonas con mensajes específicos para decir cosas como: “Te voy a mostrar donde está la comida o “Peligro, mira atrás de ti” (Bueno, por lo que esto último sería realmente un poco más como “Intruso, alerta ¡Ataquen!)

En este sentido, los miembros individuales de una colonia de hormigas son capaces de “hablar” entre sí con el fin de coordinar sus esfuerzos por medio de su antena para oler los productos químicos que otras hormigas liberación. Como resultado, esta es una forma más rápida y eficaz de comunicación.

Esclavitud.

Las hormigas pueden parecer criaturas simples, pero que en realidad han evolucionado bien y conforman sociedades complejas (con una hormiga reina y todo). Hay varias especies de hormigas que atacan colonias vecinas con el fin de robar los huevos o larvas y llevarlos a sus propias colonias. Esta es una práctica que se conoce como “dulosis.” Por supuesto, estos jóvenes adquiridos por la fuerza no siempre se convierten en esclavos. A veces se utilizan como una fuente de alimento (se comen). Las especies que utilizan dulosis son informalmente llamadas “hormigas esclavistas de decisiones”, y muchas de las especies de hormigas que utilizan esta práctica lo hacen con el fin de apoyar a sus colonias.

¡Larga vida a la Reina!

En comparación con un ser humano, las hormigas están sólo en el planeta por un breve tiempo. Muchas especies sólo viven unas pocas semanas. Sin embargo, algunas hormigas pueden vivir por años. De hecho, muchas hormigas reinas pueden vivir por décadas (la hormiga más antigua registrada vivió por la asombrosa cantidad de 30 años).

Megalópolis.

La colonia de hormigas más grande del mundo se descubrió en 2002. Esta súper colonia tiene millones de hormigas que viven en millones de hormigueros. Tiene una extensión de 3 600 millas, desde Italia hasta el noroeste de España.

Siempre a la derecha.

No se sabe por qué, pero cuando las rocías de insecticida, tienden a caer siempre a la derecha.

Tenebroso.

Hay determinadas especies de hormigas, que utilizan a sus hormigas obreras como barrera de entrada a la colonia, esto es, que utilizan su cabeza para tapar herméticamente la entrada de la madriguera, para evitar que pasen intrusos.

Escudo humano.

Cada cierto tiempo, cientos de miles de hormigas legionarias emprenden una emigración que arrasa todo lo que se pone en su camino. En el viaje transportan los huevos y durante las paradas se apelotonan para formar un nido viviente, creado por sus propios cuerpos. En su interior descansa a salvo la reina.

Aprendizaje por imitación.

Muchos animales pueden aprender comportamientos por imitación, pero es posible que las hormigas sean el único grupo, aparte de los mamíferos, en que se ha observado una enseñanza interactiva. Una recolectora experimentada de Temnothorax albipennis conduce a una compañera inexperta a una fuente de alimento recientemente descubierta por medio del proceso extremadamente lento del llamado «reclutamiento en tándem». La hormiga «alumna» obtiene conocimientos de su «tutora». Tanto la tutora como la alumna reconocen como va el progreso de su compañera, haciendo que la tutora vaya más lenta cuando la alumna se queda atrás, y que acelere cuando la alumna se acerca demasiado.

Colaboración entre especies.

Rooibo

En Sudáfrica se utilizan para ayudar en la recolección de rooibos (Aspalathus linearis), arbustos que tienen pequeñas semillas utilizadas para hacer infusiones de hierbas. La planta dispersa mucho sus semillas, lo que hace que sea difícil la recolección manual. Las hormigas recogen estas y otras semillas y las almacenan en el hormiguero, de donde los humanos las pueden recoger todas juntas. Se pueden obtener hasta 200 gramos de semillas de cada hormiguero.

Buenas costureras.

La capacidad de formar tejidos no es exclusiva de las arañas. Las conocidas como hormigas tejedoras habitan en África, India, Asia y Australia y son capaces de segregar un material muy similar a la seda; en concreto, son las larvas las que se encargan de utilizar este poderoso material para construirse nidos en lo alto de los árboles.

Para lograrlo, trabajan en equipo. Mientras que unas hormigas van soltando los hilos conectores, otras se encargan de sujetar firmemente las ramas y hojas que completarán la estructura de su hogar.

Fuera lastre.

No digo que les guste tener que llegar a hacerlo, pero si es necesario, las hormigas sacrifican a miembros de su colonia si así lo requiere el bien común.

Por ejemplo, sacrifican a hormigas heridas que, además de sufrir, pueden suponer un lastre para la colonia. Por otro lado, se sabe que ciertas especies de hormigas trabajan duro para asegurar y sellar el hormiguero por las noches. Para ello, salen grupos de unas 10 hormigas al exterior, que blindan la entrada con ramas, piedras y otros elementos del entorno… aun sabiendo que luego no podrán volver a entrar y eso supondrá su muerte esa noche, seguramente.

Balsa improvisada.

Las hormigas rojas son conocidas por ser capaces de crear balsas vivientes para transportarse por el agua. Agarrándose unas a otras crean resistentes pero livianas estructuras que les permiten cruzar terrenos acuosos sin correr peligro.

Perderá la cabeza.

Un trabajo tan arduo y una organización tan impecable necesita también de una disciplina a prueba de fuego, en lo cual las hormigas son bastantes expertas. En este sentido, aunque cada colonia tiene su propio esquema de medidas disciplinarias entre las más radicales se encuentra aquella que dicta la ejecución de uno de los miembros de la colonia en caso de que regrese en dos oportunidades seguidas sin comida a la colonia. De hecho la situación resultaría tan terrible en el mundo de las hormigas de que en caso de que no la mataran, esta hormiga se suicidaría.

Emiten sonido.

Si quieres sobrevivir como hormiga, será mejor que te prepares para hacer ruido. Un nuevo estudio muestra que incluso las pupas de hormigas (una etapa entre las larvas y los adultos) pueden comunicarse a través del sonido y que esta comunicación puede ser crucial para su supervivencia.

Estos tipos de hormigas tienen un pico especializado a lo largo de su abdomen que golpean con una de sus patas traseras, similar a arrastrar los dientes de un peine a lo largo del borde de una tabla. Esto parecía indicar que este ruido servía principalmente como faro de emergencia, permitiendo que las hormigas “griten” pidiendo ayuda cuando son amenazadas por un depredador.

Usando un micrófono extra–sensible que captara las débiles señales acústicas, los investigadores midieron los sonidos producidos por 10 diferentes larvas de scabrinodis,6 pupas inmaduras y 6 pupas maduras. Mientras que las larvas y las pupas inmaduras estaban completamente en silencio, las pupas maduras produjeron breves pulsos de sonido.

El análisis posterior de este ruido mostró que se trataba de una versión simplificada del sonido adulto más complejo. Era como si las pupas maduras estuvieran diciendo: “¡Ayuda!” Mientras los adultos estaban diciendo “Hey, ¡estoy aquí! ¡Por favor, venga a ayudar! Es su amigo!”
Para probar la función de estos ruidos en las pupas maduras, los investigadores primero reprodujeron los sonidos producidos por las pupas maduras o por el adulto M. scabrinodis. Las hormigas trabajadoras adultas respondieron de la misma manera a ambas grabaciones, como caminar hacia el altavoz, frotar sus antenas contra ella y protegerla.

Y otras tantas que por falta de tiempo no he agregado, próximamente la editaré, a ver si puedo recordar más datos interesantes.

Editado:

Gracias al querido José A. Pérez recordé otro hecho interesante sobre las hormigas…

Contador de pasos.

Las hormigas del desierto (Cataglyphis fortis) llevan un podómetro incorporado para asegurarse de encontrar siempre el camino de vuelta a casa. Científicos alemanes de la Universidad de Ulm descubrieron hace una década que estos insectos disponen de un contador interno de pasos, integrado en su sistema nervioso, que se “pone a cero” cada vez que regresan al nido. Es más, tienen tan bien medidos sus pasos que si sus patas se acortan o se alargan cometen errores estimando la distancia recorrida.

Referencias:

Sonido de las hormigas: ¡Silencio! escucha a las hormigas… - Acerca Ciencia

Hormigas longevas: ¿Cuánto tiempo vive una hormiga?

Más sobre la esclavitud: Esclavitud entre hormigas

Megalópolis: Todo un mundo por descubrir :::

Reclutamiento tándem: En torno al reclutamiento en tándem

Otra de las tantas preguntas sorprendentes de la gran , gracias nuevamente.

No sé si estos hechos fascinan a la ciencia pero me fascinan a mí, jejeje. Soy el representante de los estudiosos de los artrópodos en Quora.

Son tan antiguas como los dinosaurios.

Los arqueólogos estiman que los Homo sapiens (seres humanos modernos) han estado en la Tierra durante unos 200.000 años. Eso es sólo una fracción de la edad de la Tierra, que tiene unos 4540 millones años de edad. Los primeros humanos evolucionaron (“Homo”) de antepasados australopitecinos hace unos 2 millones de años. Este período de tiempo hace a las hormigas mucho más antiguas que la humanidad. Los científicos estiman que las hormigas se produjeron en el período de mediados del Cretácico, que fue hace unos sorprendentes 110 a 130 millones de años. En consecuencia, los seres humanos son solo unos bebés en el planeta Tierra comparados con los hormigas.

Mente colmena.

Las hormigas se unen para formar un enorme y coordinado “superorganismo”. Al igual que los seres humanos son capaces de funcionar a causa de todos los diferentes órganos que componen su cuerpo, también lo hacen las hormigas individuales como partes de un organismo mayor. Hay una serie de partes individuales (de las hormigas) que encajan entre sí para cooperar y lograr hazañas increíbles. En lugar de trabajar como individuos, funcionan como partes de un todo colectivo, haciendo lo que es mejor para la colonia como un colectivo. Por ejemplo, un enjambre de hormigas trabaja junto para seleccionar la ubicación ideal para la colmena, mientras que una sola hormiga puede cometer un error. Las hormigas son capaces de hacer esto por la forma en que se comunican (como veremos más adelante). Ellas “hablan” de tal manera que forman una estructura sin fisuras, similares al cerebro.

Comunicación.

Las hormigas son capaces de comunicarse y colaborar de manera efectiva mediante el uso de sustancias químicas conocidas como “las feromonas.” A través de estas sustancias químicas, las hormigas son capaces de enviar mensajes sencillos a sus compañeros, alertando de algún peligro o indicando cuando la comida ha sido localizada. Los trabajadores liberan feromonas con mensajes específicos para decir cosas como: “Te voy a mostrar donde está la comida o “Peligro, mira atrás de ti” (Bueno, por lo que esto último sería realmente un poco más como “Intruso, alerta ¡Ataquen!)

En este sentido, los miembros individuales de una colonia de hormigas son capaces de “hablar” entre sí con el fin de coordinar sus esfuerzos por medio de su antena para oler los productos químicos que otras hormigas liberación. Como resultado, esta es una forma más rápida y eficaz de comunicación.

Esclavitud.

Las hormigas pueden parecer criaturas simples, pero que en realidad han evolucionado bien y conforman sociedades complejas (con una hormiga reina y todo). Hay varias especies de hormigas que atacan colonias vecinas con el fin de robar los huevos o larvas y llevarlos a sus propias colonias. Esta es una práctica que se conoce como “dulosis.” Por supuesto, estos jóvenes adquiridos por la fuerza no siempre se convierten en esclavos. A veces se utilizan como una fuente de alimento (se comen). Las especies que utilizan dulosis son informalmente llamadas “hormigas esclavistas de decisiones”, y muchas de las especies de hormigas que utilizan esta práctica lo hacen con el fin de apoyar a sus colonias.

¡Larga vida a la Reina!

En comparación con un ser humano, las hormigas están sólo en el planeta por un breve tiempo. Muchas especies sólo viven unas pocas semanas. Sin embargo, algunas hormigas pueden vivir por años. De hecho, muchas hormigas reinas pueden vivir por décadas (la hormiga más antigua registrada vivió por la asombrosa cantidad de 30 años).

Megalópolis.

La colonia de hormigas más grande del mundo se descubrió en 2002. Esta súper colonia tiene millones de hormigas que viven en millones de hormigueros. Tiene una extensión de 3 600 millas, desde Italia hasta el noroeste de España.

Siempre a la derecha.

No se sabe por qué, pero cuando las rocías de insecticida, tienden a caer siempre a la derecha.

Tenebroso.

Hay determinadas especies de hormigas, que utilizan a sus hormigas obreras como barrera de entrada a la colonia, esto es, que utilizan su cabeza para tapar herméticamente la entrada de la madriguera, para evitar que pasen intrusos.

Escudo humano.

Cada cierto tiempo, cientos de miles de hormigas legionarias emprenden una emigración que arrasa todo lo que se pone en su camino. En el viaje transportan los huevos y durante las paradas se apelotonan para formar un nido viviente, creado por sus propios cuerpos. En su interior descansa a salvo la reina.

Aprendizaje por imitación.

Muchos animales pueden aprender comportamientos por imitación, pero es posible que las hormigas sean el único grupo, aparte de los mamíferos, en que se ha observado una enseñanza interactiva. Una recolectora experimentada de Temnothorax albipennis conduce a una compañera inexperta a una fuente de alimento recientemente descubierta por medio del proceso extremadamente lento del llamado «reclutamiento en tándem». La hormiga «alumna» obtiene conocimientos de su «tutora». Tanto la tutora como la alumna reconocen como va el progreso de su compañera, haciendo que la tutora vaya más lenta cuando la alumna se queda atrás, y que acelere cuando la alumna se acerca demasiado.

Colaboración entre especies.

Rooibo

En Sudáfrica se utilizan para ayudar en la recolección de rooibos (Aspalathus linearis), arbustos que tienen pequeñas semillas utilizadas para hacer infusiones de hierbas. La planta dispersa mucho sus semillas, lo que hace que sea difícil la recolección manual. Las hormigas recogen estas y otras semillas y las almacenan en el hormiguero, de donde los humanos las pueden recoger todas juntas. Se pueden obtener hasta 200 gramos de semillas de cada hormiguero.

Buenas costureras.

La capacidad de formar tejidos no es exclusiva de las arañas. Las conocidas como hormigas tejedoras habitan en África, India, Asia y Australia y son capaces de segregar un material muy similar a la seda; en concreto, son las larvas las que se encargan de utilizar este poderoso material para construirse nidos en lo alto de los árboles.

Para lograrlo, trabajan en equipo. Mientras que unas hormigas van soltando los hilos conectores, otras se encargan de sujetar firmemente las ramas y hojas que completarán la estructura de su hogar.

Fuera lastre.

No digo que les guste tener que llegar a hacerlo, pero si es necesario, las hormigas sacrifican a miembros de su colonia si así lo requiere el bien común.

Por ejemplo, sacrifican a hormigas heridas que, además de sufrir, pueden suponer un lastre para la colonia. Por otro lado, se sabe que ciertas especies de hormigas trabajan duro para asegurar y sellar el hormiguero por las noches. Para ello, salen grupos de unas 10 hormigas al exterior, que blindan la entrada con ramas, piedras y otros elementos del entorno… aun sabiendo que luego no podrán volver a entrar y eso supondrá su muerte esa noche, seguramente.

Balsa improvisada.

Las hormigas rojas son conocidas por ser capaces de crear balsas vivientes para transportarse por el agua. Agarrándose unas a otras crean resistentes pero livianas estructuras que les permiten cruzar terrenos acuosos sin correr peligro.

Perderá la cabeza.

Un trabajo tan arduo y una organización tan impecable necesita también de una disciplina a prueba de fuego, en lo cual las hormigas son bastantes expertas. En este sentido, aunque cada colonia tiene su propio esquema de medidas disciplinarias entre las más radicales se encuentra aquella que dicta la ejecución de uno de los miembros de la colonia en caso de que regrese en dos oportunidades seguidas sin comida a la colonia. De hecho la situación resultaría tan terrible en el mundo de las hormigas de que en caso de que no la mataran, esta hormiga se suicidaría.

Emiten sonido.

Si quieres sobrevivir como hormiga, será mejor que te prepares para hacer ruido. Un nuevo estudio muestra que incluso las pupas de hormigas (una etapa entre las larvas y los adultos) pueden comunicarse a través del sonido y que esta comunicación puede ser crucial para su supervivencia.

Estos tipos de hormigas tienen un pico especializado a lo largo de su abdomen que golpean con una de sus patas traseras, similar a arrastrar los dientes de un peine a lo largo del borde de una tabla. Esto parecía indicar que este ruido servía principalmente como faro de emergencia, permitiendo que las hormigas “griten” pidiendo ayuda cuando son amenazadas por un depredador.

Usando un micrófono extra–sensible que captara las débiles señales acústicas, los investigadores midieron los sonidos producidos por 10 diferentes larvas de scabrinodis,6 pupas inmaduras y 6 pupas maduras. Mientras que las larvas y las pupas inmaduras estaban completamente en silencio, las pupas maduras produjeron breves pulsos de sonido.

El análisis posterior de este ruido mostró que se trataba de una versión simplificada del sonido adulto más complejo. Era como si las pupas maduras estuvieran diciendo: “¡Ayuda!” Mientras los adultos estaban diciendo “Hey, ¡estoy aquí! ¡Por favor, venga a ayudar! Es su amigo!”
Para probar la función de estos ruidos en las pupas maduras, los investigadores primero reprodujeron los sonidos producidos por las pupas maduras o por el adulto M. scabrinodis. Las hormigas trabajadoras adultas respondieron de la misma manera a ambas grabaciones, como caminar hacia el altavoz, frotar sus antenas contra ella y protegerla.

Y otras tantas que por falta de tiempo no he agregado, próximamente la editaré, a ver si puedo recordar más datos interesantes.

Editado:

Gracias al querido José A. Pérez recordé otro hecho interesante sobre las hormigas…

Contador de pasos.

Las hormigas del desierto (Cataglyphis fortis) llevan un podómetro incorporado para asegurarse de encontrar siempre el camino de vuelta a casa. Científicos alemanes de la Universidad de Ulm descubrieron hace una década que estos insectos disponen de un contador interno de pasos, integrado en su sistema nervioso, que se “pone a cero” cada vez que regresan al nido. Es más, tienen tan bien medidos sus pasos que si sus patas se acortan o se alargan cometen errores estimando la distancia recorrida.

Referencias:

Sonido de las hormigas: ¡Silencio! escucha a las hormigas… - Acerca Ciencia

Hormigas longevas: ¿Cuánto tiempo vive una hormiga?

Más sobre la esclavitud: Esclavitud entre hormigas

Megalópolis: Todo un mundo por descubrir :::

Reclutamiento tándem: En torno al reclutamiento en tándem

¡Esta pregunta ya fue respondida!