Logo Studenta

Realicemos ahora un salto y pasemos a los tres años −cuando comienza en gene- ral el pre-escolar−, para detenernos en la socialización. DEL NÚCLEO ...

Realicemos ahora un salto y pasemos a los tres años −cuando comienza en gene- ral el pre-escolar−, para detenernos en la socialización. DEL NÚCLEO FAMILIAR A LA ESCUELA: LOS DOS TIEMPOS DE LA SOCIALIZACIÓN El niño construye la socialización: se trata de un complejo proceso psíquico que pone en juego el desarrollo en su conjunto y, de manera profunda, esto es en relación con la estructura subjetiva del niño, donde él se transforma por su propia acción, al in- teractuar con otros. Aristóteles10 planteaba que el ser hu- mano es, por naturaleza, social: a tal pun- to la vida en sociedad le aparecía como una necesidad. Estaba en lo cierto, tanto los grandes clínicos como Freud, Lacan, Winnicott, Dolto, al igual que los grandes investigadores como Piaget o Wallon, han coincidido en subrayar la importancia de las relaciones con otros, cada autor desde conceptualizaciones que le son propias (y que no es nuestro propósito discutir aquí). Indudablemente, no podríamos concebir al ser humano completamente aislado; de hecho hoy sabemos que el aislamiento, ya sea provocado por circunstancias exter- nas−como en el caso de los niños salva- jes−11 o construido por sí mismo −como en el caso de los niños autistas sin com- promiso orgánico−, produce (en el primer caso) o implica (en el segundo) alteracio- nes graves de la estructura subjetiva, con efectos nefastos en los distintos campos del desarrollo. Tomo dos ejemplos extremos, pero co- nocemos todo un abanico de perturbacio- nes de las relaciones sociales en los niños pequeños, que van de la inhibición a la agresión,12 las cuales en realidad ponen de manifiesto un malestar interior del niño (a descodificar según las particularidades de la historia subjetiva de cada uno).Esta es pues, la encrucijada del ser humano en este campo: necesidad de la relación social, en el sentido de intercambio con otro(s) y, al mismo tiempo, posibilidad de alteraciones que pueden tornarse pro- fundas(razón por la cual nos interesa la intervención —preventiva— en el pre-es- colar). Dichas dificultades evidencian, por su parte, que la relación social y su matiz cualitativo no están dados por anticipado. La socialización es el proceso por el cual el niño construye la relación con el otro y la posibilidad de vivir en sociedad, al tiempo que él mismo se construye. Situarse en un grupo o comunidad comporta asimismo, la posibilidad de regirse por las reglas de éste (o incluso proponerlas); tenemos en- tonces que la relación con el otro involu- cra, por una parte la relación con los pares y, por otra, la relación con los adultos que encarnan la figura de autoridad. Resaltar que la socialización no está dada por adelantado,implica poner en el primer plano la dimensión de construc- ción psíquica que ella implica y, por ende, el lugar del niño como sujeto. Plantearlo así no significa que ignoremos la impor- tancia del contexto sociocultural en el cual el niño crece: todo lo contrario, al enfati- zar en la posición subjetiva del niño, pre- cisamente damos un lugar preponderante a todo lo que ella conlleva en términos de singularidad, por lo tanto de condiciones espacio-temporales particulares o contin- gentes, es decir, históricas y sociocultura- les. Esto significa que frente a tales con- diciones, el niño no permanece pasivo, siendo simplemente moldeado por ellas. El niño realiza al respecto una elaboración activa −vale la redundancia en un proceso dinámico de desconstrucción-construc- ción,9, j en el cual toma posición −aunque j La posición activa y creativa del niño como sujeto se aprecia por ejemplo en relación con el lenguaje. En efecto, el bebé no comienza a hablar con frases que presentan ya una sintaxis elaborada: produce una deformación activa de éste, tal como lo muestra muy claramente R. Jakobson,13 lo desconstruye y, paula- tinamente, lo construye. Por ello, como lo decíamos ya con ME Colmenares, es inadecuado hablar de ad- quisición del l

Esta pregunta también está en el material:

IMPACTO_DE_UNA_INTERVENCION_PEDAGOGICO_M (1)
254 pag.

Pedagogia Vicente Riva PalacioVicente Riva Palacio

Todavía no tenemos respuestas

Todavía no tenemos respuestas aquí, ¡sé el primero!

Haz preguntas y ayuda a otros estudiantes

✏️ Responder

FlechasNegritoItálicoSubrayadaTachadoCitaCódigoLista numeradaLista con viñetasSuscritoSobreDisminuir la sangríaAumentar la sangríaColor de fuenteColor de fondoAlineaciónLimpiarInsertar el linkImagenFórmula

Para escribir su respuesta aquí, Ingresar o Crear una cuenta

User badge image

Más contenidos de este tema