Logo Studenta

El riesgo de requerir que se cumplan tres criterios en lugar de dos conlleva a que aquellos niños que sólo manifiestan toda la sintomatología hasta...

El riesgo de requerir que se cumplan tres criterios en lugar de dos conlleva a que aquellos niños que sólo manifiestan toda la sintomatología hasta encontrarse dentro de un ambiente de demandas sociales, reciban un diagnóstico tardío y por ende, que la intervención también sea posterior. Con respecto a la conceptualización de los TEA como continuo, vale la pena señalar que, a pesar de la existencia de instrumentos validados para el diagnóstico del SA, podemos observar que la formación de grupos de participantes se apoyaba en otros instrumentos, especialmente aquellos en los que eran presentados como TEA que incluían SA y otros TEA. Una posible razón de tal conformación puede ser la formación de grupos con mayor población, lo que contribuye a una conceptualización de continuo en los TEA, pero favoreciendo la probabilidad de retroceso en las distinciones de cuadros, como se ha logrado ya al identificar las características genéticas del síndrome de Rett. En las investigaciones acerca del SA observamos que éstas difícilmente refieren características del lenguaje y desarrollo esperado del lenguaje, como parte del criterio diferencial con respecto al autismo de alto funcionamiento. Sin embargo, los estudios que se realizaron a partir del DSM IV y DSM IV-TR, difícilmente presentaban un análisis de las características del lenguaje como criterio diferencial entre SA y otros TEA. Por esta razón, como se puede inferir a partir del estudio de Grzadsinski,11 decir que la dimensión diagnóstica del DSM V se apoya en que los estudios plantean un continuo de un mismo cuadro, puede deberse a que tales estudios, en realidad, se basaban en un criterio de CI más algunas escalas de autismo, pero en realidad no analizaron las diferencias de lenguaje, ni diferencias en interacción social, ni las conductas repetitivas. Para evitar tal riesgo, las investigaciones tendrían que indicar información sobre los criterios diagnósticos cumplidos bajo el DSM V, y apoyarse en agrupaciones por sintomatología, además de información de los instrumentos utilizados para realizar el diagnóstico, ya sea instrumentos específicos para autismo o Asperger o escalas de inteligencia. Igualmente deberían estudiar si existen cuadros con mayor susceptibilidad de presentar alteraciones en sensibilidad (hipersensibilidad o hiposensibilidad) dentro de los TEA. Tal criterio es un valioso aporte documentado en el DSM V. En la especificación de las muestras conformadas en las investigaciones, también sería importante detallar los criterios adicionales en los cuales los profesionales más experimentados se están fundamentando para realizar el diagnóstico. Sin embargo, al revisar el estado del arte en neurociencias, observamos que difícilmente los investigadores realizarán la división sintomatológica aquí propuesta, a pesar de que se ha reportado sintomatología diferencial entre el SA y otros TEA. Entre la sintomatología que se ha reportado como crítica para diferenciar el SA de otros TEA, encontramos mayor dificultad en la comprensión de la pragmática o aspectos complejos del lenguaje, o bien se han establecido hipótesis de sintomatología característica del SA a partir de las características de conectividad o alteraciones genéticas, p.e. dificultades en el procesamiento visoespacial y falta de matiz social. Apoyarse en tales distinciones al momento de realizar investigación genética o genómica, podría brindar ventajas para identificar diferencias entre los subtipos. Así, aunque existen síntomas en común en el grupo de TEA, estos síntomas son distintos entre los diferentes cuadros y, por lo tanto, la concepción politética de TEA tiene más sentido, no sólo en lo referente a la clasificación, sino también para la investigación en genética, genómica, neuroestructura y conectividad. A su vez, tales investigaciones permitirían una mejor comprensión y tratamiento de cada cuadro integrado que conforma los TEA. Otra alternativa es considerar otros criterios diagnósticos de acuerdo con clasificaciones o manuales que continúan concibiendo al SA como categoría diagnóstica, tales como el CIE 10, el DSM IV, el DSM IV-TR o los criterios de Gillberg. También es posible continuar apoyándose en instrumentos para el diagnóstico del SA, que actualmente continúan teniendo validez y confiabilidad a partir de los criterios diagnósticos de la OMS, así como de versiones de los manuales diagnósticos de la APA, previas al DSM V. Apoyarse en los mismos cuando se realizan estudios genéticos o genómicos, realizando una distinción de sintomatología, permitiría continuar avanzando en la comprensión de este síndrome. Así, se contribuiría a enriquecer y precisar la actual evidencia genética y de conectividad neuronal que permite diferenciarlo de otros TEA, incluido el autismo de alto funcionamiento con el que frecuentemente es equiparado. En el transcurso de la elaboración final del presente escrito, en México se concluyó el proceso de aprobación de la Ley General para la Atención y Protección a Personas con la condición del Espectro Autista. Más allá de lo afortunado de tal medida parlamentaria que idealmente vendrá a modificar políticas públicas de atención a este sector poblacional, y a pesar de los matices alarmistas de los discursos del protagonismo de los legisladores, es importante considerar las implicaciones que esto conlleva desde el análisis que hemos intentado en el presente escrito y habrá que preguntarse si: 1. ¿Las medidas que se deriven de dicha Ley, actualmente en proceso de elaboración, contemplarán las dificultades diagnósticas y los riesgos de exclusión de algunas personas que no entren en los parámetros clínicos, tal como lo hemos comentado? 2. Paralelamente a la necesaria modernización y actualización de los servicios y a la capacitación del personal de los sectores implicados ¿se realizará la asignación suficiente de los recursos necesarios para la obtención de las metas de atención (médica, educativa, terapéutica, social, etc.)? 3. Considerando que la acción de los servicios públicos es regulada por cuerpos técnicos de expertos, ¿habrá mecanismos de regulación equivalente para los grupos privados y civiles, que reciben recursos públicos para cumplir con sus tareas? o ¿seguirán autoadministrándose discrecionalmente sin que nadie evalúe el costo beneficio de su funcionamiento? 4. ¿Dejarán de operar estos grupos privados con “falsos positivos” y con poblaciones aparentes para justificar su financiamiento? o ¿seguirá el desvío de recursos para miniproyectos de corto tiempo y escaso impacto social? 5. ¿Seguirá siendo justificable que los recursos públicos se sigan desviando hacia esas instancias, a pesar de que institucionalmente, en los sectores de salud, educación, desarrollo social, se cuenta con personal altamente calificado para estos cometidos? 6. ¿Será posible la interacción entre los expertos de los sectores de salud y educación con los administradores del sector social para evaluar la viabilidad de la continuidad de los proyectos de atención civil, a pesar de los costos políticos de su necesaria desaparición? 7. ¿La exigibilidad de esta Ley irá más allá de los tiempos políticos que vive el país o seguirá predominando la discrecionalidad que ha vuelto opcional el cumplimiento de leyes de este tipo? 8. ¿Cómo será el proceso de armonización de esta Ley con otras leyes generales, por ejemplo las de salud, educación, trabajo e inclusión de personas con discapacidad? Sólo con el tiempo construiremos las respuestas.

Esta pregunta también está en el material:

IMPACTO_DE_UNA_INTERVENCION_PEDAGOGICO_M (1)
254 pag.

Pedagogia Vicente Riva PalacioVicente Riva Palacio

Todavía no tenemos respuestas

¿Sabes cómo responder a esa pregunta?

¡Crea una cuenta y ayuda a otros compartiendo tus conocimientos!


✏️ Responder

FlechasNegritoItálicoSubrayadaTachadoCitaCódigoLista numeradaLista con viñetasSuscritoSobreDisminuir la sangríaAumentar la sangríaColor de fuenteColor de fondoAlineaciónLimpiarInsertar el linkImagenFórmula

Para escribir su respuesta aquí, Ingresar o Crear una cuenta

User badge image

Otros materiales

Otros materiales