Logo Studenta

CTE 5 Productos Contestados ME

¡Este material tiene más páginas!

Vista previa del material en texto

Productos Contestados
Orientaciones
Evaluación formativa
El nuevo Plan de Estudio establece que las y los estudiantes son sujetos plenos de derechos en cualquier espacio, con necesidades, características propias y con la capacidad de reinterpretar, incidir y transformar el mundo que les rodea; asimismo son capaces de conocerse a ellas mismas y ellos mismos, construir saberes y conocimientos, y aprender a cuidarse para ejercer plenamente su derecho a la vida.
Para potenciar el desarrollo de sus capacidades, es necesario integrar a niñas, niños y adolescentes como protagonistas en la evaluación de los aprendizajes.
La evaluación de los aprendizajes es parte del proceso formativo; implica, por lo tanto, a estudiantes y docentes a partir de desencadenar procesos de autorreflexión de ambas partes para identificar los logros y elementos por trabajar, los obstáculos que se han presentado y trazar acciones de mejoramiento.
Conviene recordar, de acuerdo con el Plan de Estudio, que la evaluación de los aprendizajes y la acreditación responden a dos momentos diferentes.
En esta sesión se hará una revisión nuevamente al primero de esos momentos, el de la evaluación formativa, que corresponde al seguimiento que realizan las y los docentes del proceso de aprendizaje de NNA en los diferentes contextos y experiencias en que transcurre su vida cotidiana.
Como primera actividad, se les sugiere ver y comentar el video de la Maestra Leticia Ramírez Amaya, Secretaria de Educación Pública.
Posteriormente, se les propone revisar críticamente la relación pedagógica que establecen con sus estudiantes cuando realizan la evaluación formativa. Para ello, se les sugiere elaborar, individualmente, textos que desarrollen las siguientes frases:
Respuesta 1:
Sé que la evaluación formativa consiste en…
La evaluación formativa, desde mi perspectiva, implica un proceso continuo e interactivo destinado a comprender el progreso de los estudiantes en su aprendizaje. Va más allá de la mera calificación, centrándose en identificar las fortalezas y áreas de mejora, proporcionando retroalimentación oportuna para guiar el proceso de enseñanza-aprendizaje.
Las dimensiones de la evaluación formativa son…
Las dimensiones de la evaluación formativa abarcan la observación constante en el aula, la revisión del desempeño en tareas y proyectos, la retroalimentación personalizada, y la adaptación continua de las estrategias de enseñanza. Se enfoca en el desarrollo de habilidades, la comprensión profunda de los conceptos y la aplicación práctica del conocimiento.
La evaluación formativa la utilizo para…
Utilizo la evaluación formativa como una herramienta clave para comprender el progreso individual de mis estudiantes. Busco identificar sus necesidades específicas, adaptar mi enfoque pedagógico en consecuencia y ofrecer retroalimentación que fomente un aprendizaje significativo. La evaluación formativa es esencial para impulsar el crecimiento y el desarrollo continuo de mis estudiantes.
En la planeación didáctica ubico el proceso de evaluación formativa cuando…
En mi proceso de planeación didáctica, ubico la evaluación formativa desde el inicio, antes incluso de que comience la instrucción. Establezco criterios claros y metas alcanzables, diseño actividades que permitan evaluar el progreso y planifico momentos regulares para recopilar datos sobre el aprendizaje de los estudiantes. Esta integración temprana garantiza una retroalimentación continua y efectiva.
En la evaluación formativa mis estudiantes…
En la evaluación formativa, mis estudiantes son partícipes activos en su propio proceso de aprendizaje. Fomento la autorreflexión, la autoevaluación y la participación en conversaciones significativas sobre su progreso. Busco crear un ambiente donde los errores se vean como oportunidades de crecimiento y donde la retroalimentación sea percibida como una guía constructiva para mejorar el rendimiento académico.
Respuesta 2:
Sé que la evaluación formativa consiste en un proceso continuo y reflexivo que va más allá de la simple calificación de los estudiantes. Implica la recopilación constante de información sobre su aprendizaje, utilizando diversas estrategias y herramientas para comprender sus fortalezas y áreas de mejora a lo largo del tiempo.
Las dimensiones de la evaluación formativa son multifacéticas. Incluyen la observación en el aula, la retroalimentación formativa, la revisión de tareas y proyectos, la participación activa de los estudiantes en su propio proceso de aprendizaje, así como la adaptación constante de mis métodos de enseñanza para satisfacer las necesidades individuales de cada estudiante.
La evaluación formativa la utilizo para guiar y mejorar el proceso de enseñanza y aprendizaje. Mi objetivo principal es comprender cómo están progresando los estudiantes, identificar los conceptos que han dominado y aquellos que necesitan más atención, y ajustar mis estrategias pedagógicas para responder a sus necesidades de manera efectiva.
En la planeación didáctica, ubico el proceso de evaluación formativa desde el principio. Establezco objetivos de aprendizaje claros y medibles, identifico los criterios de evaluación y diseño actividades que proporcionen oportunidades para la retroalimentación continua. Planifico momentos regulares para revisar el progreso de los estudiantes y ajustar la instrucción según sus necesidades individuales.
En la evaluación formativa, mis estudiantes participan activamente en su propio aprendizaje. Les brindo comentarios constructivos y específicos que les ayudan a comprender sus fortalezas y áreas de mejora. Fomento la autorreflexión y la autoevaluación, animándolos a establecer metas y a ser parte activa de su desarrollo académico.
A continuación, socialicen en el colectivo los textos desarrollados, reflexionen en lo planteado y ubiquen elementos comunes y diversos.
En un siguiente momento se les sugiere leer el documento La evaluación formativa es un reto pedagógico-didáctico en el trabajo docente, de Ángel Díaz-Barriga. Decidan la manera que consideren más pertinente para realizar una revisión crítica de este (lectura individual, lectura compartida, lectura con el video del texto, entre otras).
Análisis:
El texto aborda la evaluación formativa como un reto pedagógico-didáctico en el trabajo docente, en el contexto del Plan de Estudio 2022. El autor destaca la evolución reciente en la interpretación y aplicación de la evaluación formativa. La estructura del documento se divide en tres partes: significado y dimensiones de la evaluación formativa, reflexión sobre el error y procesos de retroalimentación, y propuestas para desarrollar la evaluación formativa.
En cuanto al significado y dimensiones de la evaluación formativa, se destaca su complejidad, con dos dimensiones principales: la centrada en los estudiantes, fomentando la reflexión y responsabilidad sobre su aprendizaje, y la centrada en los docentes, permitiendo ajustes en su trabajo didáctico. Se enfatiza que la evaluación formativa es un continuum que vincula aprendizaje y evaluación en diversas situaciones educativas.
La reflexión sobre el error y los procesos de retroalimentación son resaltados como elementos clave en ambas dimensiones. Se aborda la importancia de convertir los errores de los estudiantes en oportunidades de aprendizaje, proporcionando retroalimentación constructiva y promoviendo la reflexión sobre el proceso de desarrollo de aprendizaje.
En las propuestas para desarrollar la evaluación formativa, se presentan ejemplos concretos de acciones que fomentan la reflexión y responsabilidad de los estudiantes en su aprendizaje. También se aborda la necesidad de que los docentes realicen ajustes en el "aquí y ahora" de la situación didáctica, reconociendo la diferencia entre la planeación y la realidad en el aula.
Reflexión:
El texto ofrece una visión detallada y estructurada de la evaluación formativa, destacando su complejidad y la necesidad de una comprensión profunda por parte de los docentes. La importanciade la retroalimentación y la reflexión en ambas dimensiones subraya la naturaleza dinámica y continua de la evaluación formativa. Además, se enfatiza la necesidad de cambiar paradigmas y reconectar la evaluación con el proceso de aprendizaje, desplazando la atención de las calificaciones hacia el verdadero acto de aprender.
Resumen:
El texto explora la evaluación formativa como un desafío pedagógico-didáctico en el contexto del Plan de Estudio 2022. Se destacan las dimensiones centradas en los estudiantes y los docentes, resaltando la importancia de la reflexión y la retroalimentación en ambos aspectos. Se proporcionan ejemplos de acciones para fomentar la responsabilidad de los estudiantes en su aprendizaje y ajustes en la práctica docente en el "aquí y ahora" de la situación didáctica. En última instancia, se aboga por un cambio de paradigma que revalorice el proceso de aprendizaje en comparación con la simple asignación de calificaciones.
20 puntos clave del texto:
1. Reconstrucción del concepto y práctica de evaluación: El texto destaca la necesidad de reconstruir el concepto y la práctica de la evaluación del aprendizaje, incluyendo la evaluación formativa.
2. Evolución del campo de evaluación: Se menciona que en los últimos años, el campo de la evaluación ha experimentado una intensa evolución en la interpretación y acciones relacionadas con la evaluación formativa.
3. Estructura del documento: La estructura del texto se divide en tres partes: significado y dimensiones de la evaluación formativa, reflexión sobre el error y procesos de retroalimentación, y propuestas para desarrollar la evaluación formativa.
4. Complejidad de la evaluación formativa: Se resalta que la evaluación formativa es una actividad compleja que abarca dos dimensiones principales: la centrada en los estudiantes y la centrada en los docentes.
5. Dimensiones de la evaluación formativa: La primera dimensión se enfoca en los estudiantes, promoviendo reflexión, responsabilidad y análisis sobre su proceso de aprendizaje. La segunda dimensión está vinculada con los docentes, permitiéndoles realizar ajustes en su trabajo didáctico.
6. Continuum de evaluación formativa: Se describe la evaluación formativa como un continuum que conecta el aprendizaje con la evaluación, adaptándose a diversas situaciones, momentos y etapas educativas.
7. Reflexión sobre el error: La reflexión sobre el error se destaca como crucial en ambas dimensiones de la evaluación formativa, convirtiendo los errores de los estudiantes en oportunidades de aprendizaje.
8. Procesos de retroalimentación: La retroalimentación constructiva se posiciona como un elemento esencial en la evaluación formativa, facilitando el análisis y la mejora continua tanto para estudiantes como para docentes.
9. Diferencia entre planeación y realidad: Se subraya la diferencia entre la planeación didáctica y la realidad en el aula, resaltando que los docentes continuamente realizan ajustes necesarios durante el proceso de enseñanza.
10. Reconfiguración de paradigmas: Se sugiere que la evaluación formativa implica un cambio de paradigma, alejándose de la simple asignación de calificaciones y centrándose en el verdadero proceso de aprendizaje.
11. Desplazamiento de la atención: La importancia radica en desplazar la atención de obtener calificaciones hacia la comprensión y mejora del proceso de aprendizaje.
12. Responsabilidad de los estudiantes: Se destaca la necesidad de que los estudiantes asuman la responsabilidad de reflexionar sobre su aprendizaje y participen activamente en el proceso.
13. Sensibilidad docente: La sensibilidad docente ante momentos grupales relevantes se considera crucial para llevar a cabo estrategias efectivas de evaluación formativa.
14. Retroalimentación en trabajos escritos y exámenes: Se sugiere proporcionar retroalimentación específica en trabajos escritos y exámenes, señalando áreas de mejora y oportunidades para el fortalecimiento del aprendizaje.
15. Reflexión grupal: Se propone la reflexión grupal como una estrategia para analizar situaciones específicas durante la actividad escolar y generar propuestas de mejora.
16. Acciones de evaluación formativa: Se presentan acciones específicas que fomentan la reflexión y responsabilidad de los estudiantes en su aprendizaje, como completar frases significativas.
17. Adaptabilidad de propuestas: Se reconoce que las propuestas presentadas son un punto de partida, y los docentes pueden modificarlas según su formación y experiencia.
18. Involucramiento de estudiantes: Se destaca la importancia de involucrar a los estudiantes en actividades reflexivas a través de diversas estrategias, como completar frases significativas o el uso de títeres.
19. Conexión entre evaluación y aprendizaje: La evaluación formativa se presenta como un proceso inacabado que busca reconectar la evaluación con el proceso de aprendizaje, contrarrestando el enfoque histórico en las calificaciones.
20. Transformación educativa: Se aboga por una transformación en la perspectiva de diversos actores educativos, incluyendo directores, supervisores, familias y autoridades educativas, para revalorizar el sentido pedagógico de la evaluación.
En el apartado de Insumos se incorporan cápsulas con las experiencias de algunos docentes que conviene revisar y analizar.
Establezcan en colectivo algunos planteamientos centrales para analizar, interrogar e interpretar el texto.
Reflexionen sobre las siguientes cuestiones:
· ¿Cuál es la importancia de reconfigurar el concepto y la práctica de la evaluación formativa según el Plan de Estudio 2022?
La importancia radica en alinear la evaluación formativa con las directrices y cambios propuestos en el Plan de Estudio 2022. Esto asegura que la práctica docente esté en sintonía con las nuevas metas y enfoques pedagógicos, permitiendo una evaluación más efectiva y relevante para el aprendizaje de los estudiantes.
· Comenten ¿qué estrategias realizan o pueden llevar a cabo para promover la reflexión individual y colectiva entre sus estudiantes?
Estrategias pueden incluir la implementación de actividades que fomenten la autorreflexión, como completar frases significativas sobre su aprendizaje. También, se pueden utilizar momentos de timing pedagógico para suspender la actividad y permitir la reflexión grupal sobre situaciones relevantes. El uso de preguntas detonadoras y dinámicas en pequeños grupos puede estimular la reflexión colectiva.
· ¿Por qué es importante que las y los docentes reconozcan y ajusten su planeación didáctica según la realidad que enfrentan en el aula?
Es crucial porque la planificación inicial puede no ajustarse completamente a las dinámicas y necesidades reales del grupo escolar. Reconocer y ajustar la planeación en tiempo real permite a los docentes tomar decisiones informadas para adaptarse a las circunstancias específicas del aula, mejorando así la efectividad de la enseñanza y la respuesta a las necesidades de los estudiantes.
· ¿Cómo pueden las y los docentes trabajar con los errores de los estudiantes de manera constructiva?
Los docentes pueden abordar los errores como oportunidades de aprendizaje, alentando a los estudiantes a mejorar a través de retroalimentación específica y positiva. Estrategias como revisar trabajos escritos señalando aspectos para mejorar, analizar colectivamente los errores en exámenes para comprender y corregir, y fomentar un ambiente de aprendizaje donde los errores son vistos como parte del proceso, contribuyen a un enfoque constructivo.
· ¿Qué similitudes y diferencias encuentran entre los casos donde las maestras y los maestros comparten cómo realizan las modificaciones a su planeación y al trabajo en el aula, con lo que ustedes hacen en el día a día en su práctica?
Las similitudes pueden incluir la necesidad de ajustar la planeación según las dinámicas del grupo y las respuestas de los estudiantes. Las diferencias pueden radicar en los métodos específicos de modificación y en la frecuencia con la que se realizan ajustes. Además, las condicionesespecíficas del entorno educativo pueden influir en cómo se abordan y se comunican estas modificaciones.
· ¿cómo esto forma parte del proceso de evaluación formativa?
La adaptación y ajuste continuo de la planeación didáctica en respuesta a las necesidades y desafíos reales del aula es esencial en la evaluación formativa. El reconocimiento y abordaje constructivo de los errores, así como la promoción de la reflexión individual y colectiva, forman parte integral de un proceso de evaluación continua que busca mejorar el aprendizaje y la enseñanza de manera colaborativa. En conjunto, estas acciones contribuyen a la retroalimentación constante y al ajuste necesario para optimizar el proceso educativo.
Respuesta 2: 
¿Cuál es la importancia de reconfigurar el concepto y la práctica de la evaluación formativa según el Plan de Estudio 2022?
La importancia radica en alinearse con las nuevas directrices educativas para garantizar que la evaluación formativa se ajuste a las necesidades actuales y proporcione resultados efectivos en el proceso de aprendizaje.
Comenten ¿qué estrategias realizan o pueden llevar a cabo para promover la reflexión individual y colectiva entre sus estudiantes?
Implementar completar frases significativas para expresar reflexiones.
Utilizar el "timing pedagógico" para interrumpir actividades y fomentar reflexiones en grupo.
Estimular reflexiones mediante representaciones, dibujos, textos orales o escritos.
¿Por qué es importante que las y los docentes reconozcan y ajusten su planeación didáctica según la realidad que enfrentan en el aula?
Es crucial adaptar la planificación a las dinámicas y necesidades cambiantes del aula, permitiendo tomar decisiones informadas en tiempo real y asegurando la relevancia de las estrategias educativas.
¿Cómo pueden las y los docentes trabajar con los errores de los estudiantes de manera constructiva?
Abordar los errores como oportunidades de aprendizaje.
Proporcionar retroalimentación específica y positiva.
Analizar los errores colectivamente para identificar áreas de mejora.
¿Qué similitudes y diferencias encuentran entre los casos donde las maestras y los maestros comparten cómo realizan las modificaciones a su planeación y al trabajo en el aula, con lo que ustedes hacen en el día a día en su práctica?
Similitudes: Identificación de necesidades de ajuste según dinámicas y respuestas.
Diferencias: Variedad en los métodos específicos de modificación y en la frecuencia de ajustes.
¿cómo esto forma parte del proceso de evaluación formativa?
Forma parte del proceso de evaluación formativa al reconocer y abordar las adaptaciones continuas como una respuesta efectiva a las necesidades cambiantes del aula.
En equipos, elaboren un organizador gráfico en el que se exprese la interpretación que hacen del texto y socialícenlo en el colectivo.
Contrasten las representaciones que posee el colectivo docente acerca de la evaluación formativa con los organizadores gráficos que realizaron a partir de la lectura.
Tomen acuerdos que les permitan armonizar sus estrategias de evaluación formativa con la orientación que establece el Plan de Estudio 2022.
Acuerdos para Armonizar Estrategias de Evaluación Formativa con el Plan de Estudio 2022:
· Reconocimiento de la Importancia del Alineamiento:
Comprometernos a comprender y reconocer la importancia de alinear nuestras estrategias de evaluación formativa con las directrices establecidas en el Plan de Estudio 2022.
· Implementación de Estrategias Reflexivas:
Adoptar y aplicar estrategias que fomenten la reflexión individual y colectiva entre los estudiantes, como completar frases significativas y aprovechar el timing pedagógico para momentos de interrupción reflexiva.
· Adaptabilidad en la Planeación Didáctica:
Acordar que la planeación didáctica será un proceso dinámico y adaptable, reconociendo la importancia de ajustar nuestras estrategias según la realidad específica que enfrentamos en el aula.
· Enfoque Constructivo en los Errores Estudiantiles:
Establecer un enfoque unificado para trabajar con los errores de los estudiantes, viéndolos como oportunidades de aprendizaje. Comprometernos a proporcionar retroalimentación constructiva y realizar análisis colectivos de errores para identificar áreas de mejora.
· Comparación y Compartición de Casos:
Establecer un espacio regular para que los maestros compartan sus experiencias de modificación en la planeación y el trabajo en el aula. Analizar similitudes y diferencias entre los casos, buscando inspiración y aprendizaje mutuo.
· Integración Continua en el Proceso de Evaluación Formativa:
Comprometernos a integrar la evaluación formativa de manera continua en nuestros procesos de aprendizaje y enseñanza, reconociendo que la adaptación y la respuesta efectiva a las necesidades cambiantes del aula son fundamentales.
· Comunicación Regular y Evaluación de Resultados:
Establecer canales regulares de comunicación para compartir experiencias y evaluar la efectividad de las estrategias implementadas. Ajustar nuestras prácticas en función de los resultados obtenidos.
· Formación Continua y Actualización:
Comprometernos a participar en programas de formación continua y actualizar nuestras prácticas educativas en función de las últimas directrices y enfoques pedagógicos recomendados.
· Fomento de una Cultura de Evaluación Formativa:
Trabajar juntos para fomentar una cultura institucional que valore la evaluación formativa como un proceso integral y en constante evolución, alineada con los objetivos educativos del Plan de Estudio 2022.

Otros materiales