Logo Studenta

PODER EJECUTIVO

¡Estudia con miles de materiales!

Vista previa del material en texto

PODER EJECUTIVO
El poder ejecutivo es uno de los tres poderes públicos que constituyen al Estado moderno, junto al legislativo y al judicial. A diferencia de los otros, el ejecutivo es el responsable de la conducción y la gestión política del Estado, es decir, de la toma de decisiones y de las labores diplomáticas. Así, administra y ejecuta la voluntad popular.
El poder ejecutivo es uno de los más visibles y disputados, ya que desde él se pueden proponer distintos proyectos de sociedad. Por eso, quien lo detenta suele considerarse responsable directo de los éxitos o fracasos que el país experimente durante su gestión, que suele tener fecha de inicio y de fin preestablecida conforme al texto constitucional vigente.
El rol del ejecutivo dentro de los Estados, o sea, de su conducción, fue detentado antiguamente por otros modelos de jefe de Estado, generalmente absoluto y vitalicio, como los Reyes, los caudillos y otras figuras que normalmente provenían de la rama militar y/o de las élites sociales.
Desde la caída del Antiguo Régimen y de la Monarquía Absolutista, el poder ejecutivo se entiende siempre bajo control de los demás poderes públicos, para así disminuir el riesgo de las tiranías.
Características del poder ejecutivo
El poder ejecutivo se corresponde con la conducción diaria del Estado en sus distintos niveles, es decir que se ocupa la toma de decisiones políticas que abarcan la economía, la política interior, la política exterior, las políticas sociales, la recaudación de impuestos, etc.
Así, los cargos del poder ejecutivo son electos para un período específico, cuyo inicio y fin está determinado de antemano, y para el cual podrá o no reelegirse, dependiendo de lo que exprese al respecto la Constitución y los reglamentos electorales. Otros cargos, en cambio, son designados expresamente por las autoridades electas, como el presidente.
Por otro lado, cada cargo suele ser unipersonal, o sea, detentado por una persona específica a la vez, la cual puede ser reemplazada al término de sus labores o bien en sustitución de urgencia. Esto suele conllevar responsabilidades importantes, por las cuales luego la persona deberá responder al propio Estado.
Comenzando por la jefatura misma del gobierno, o sea, por el Presidente o Primer Ministro, el poder ejecutivo lo conforma la cabeza visible del Estado, encargada además de representarlo, junto al cuerpo diplomático que designe, en el extranjero.
Usualmente el presidente es electo mediante el voto (directo o indirecto) y proviene de los partidos políticos locales, aunque también puede ser un actor independiente. Las elecciones presidenciales suelen ser eventos políticos de suma importancia en la vida social, política y económica de los países.
Junto a él estarán los gobernadores, intendentes, alcaldes o cargos regionales y locales semejantes, que son los representantes del mismo poder público a un nivel geográfico mucho más particular. Son electos de la misma manera.
Incluye también todo el tren ministerial, que conforma el gabinete de gobierno, encabezado en algunos casos por el vicepresidente. Sin embargo, la estructura exacta del poder ejecutivo, como la de los otros poderes, estará siempre determinada por el ordenamiento jurídico del país, o sea, por la Constitución.
Funciones y atribuciones del poder ejecutivo
En general, el poder ejecutivo posee dos funciones esenciales:
•	Función política. Consiste en conducir a la sociedad toda por el camino que mejor permita satisfacer sus necesidades históricas, tomando las decisiones pertinentes para negociar del modo más conveniente las situaciones inéditas: tratados internacionales, situaciones irregulares, intercambios comerciales, etc.
•	Función administrativa. Consiste en manejar y gestionar el Estado para que cumpla del modo más eficiente posible con sus labores contempladas en la Constitución, para lo cual es indispensable orquestar los ministerios, intendencias, gobernaciones, empresas y organismos públicos, etc.

Otros materiales