Logo Studenta

¿Es cierto que la obesidad es culpa de los genes?

Biologia

Outros

User badge image

Subida por:

Aprendizaje Práctico


1 respuesta(s)

User badge image

Aprendiendo a Aprender

Hace más de un mes

Me hubiera gustado que la madre de Christina Corrigan, un niña que apenas tenía 13 años y murió pesando 310 kilos, se hubiera preguntado eso.

Christina Corrigan murió a la edad de 13 años no por la genética si no por su madre y sus horrendos hábitos alimenticios .

Christina nació como como cualquier bebé promedió, con un peso sano, pero debido a la sobrealimentación a la que le sometía su madre empezó a subir rápidamente de peso, a los 8 años, pesaba 120 kilos.

Christina iba al doctor frecuentemente pero a lo largo del tiempo su madre, Marlene, creyó que no era necesario y la dejó de llevar.

Con el tiempo también dejó de llevarla a la escuela ya que su sobrepeso la hacía incapaz de poder subir las escaleras y el era objeto de acoso por sus compañeros de clase.

llegó a pesar 300 kilos con la edad de 13 años. Eventualmente su cuerpo y corazón se dieron por vencidos.

Marlene iba a enfrentar 6 años de prisión, pero alegó que si no alimentaba a su hija la condenarían por negligencia. Ella genuinamente creía que estaba alimentando y cuidando a su hija, cuando en realidad lo único que estaba haciendo era matarla poco a poco.

Hasta el día de hoy, Marlene, piensa que lo que mató a su hija, fue una enfermedad genética.

¿Lo peor de todo?

Es que creo que de verdad ella está tan ciega que lo cree, cuando en realidad la asesina de su hija fue ella misma, nadie más.

Me hubiera gustado que la madre de Christina Corrigan, un niña que apenas tenía 13 años y murió pesando 310 kilos, se hubiera preguntado eso.

Christina Corrigan murió a la edad de 13 años no por la genética si no por su madre y sus horrendos hábitos alimenticios .

Christina nació como como cualquier bebé promedió, con un peso sano, pero debido a la sobrealimentación a la que le sometía su madre empezó a subir rápidamente de peso, a los 8 años, pesaba 120 kilos.

Christina iba al doctor frecuentemente pero a lo largo del tiempo su madre, Marlene, creyó que no era necesario y la dejó de llevar.

Con el tiempo también dejó de llevarla a la escuela ya que su sobrepeso la hacía incapaz de poder subir las escaleras y el era objeto de acoso por sus compañeros de clase.

llegó a pesar 300 kilos con la edad de 13 años. Eventualmente su cuerpo y corazón se dieron por vencidos.

Marlene iba a enfrentar 6 años de prisión, pero alegó que si no alimentaba a su hija la condenarían por negligencia. Ella genuinamente creía que estaba alimentando y cuidando a su hija, cuando en realidad lo único que estaba haciendo era matarla poco a poco.

Hasta el día de hoy, Marlene, piensa que lo que mató a su hija, fue una enfermedad genética.

¿Lo peor de todo?

Es que creo que de verdad ella está tan ciega que lo cree, cuando en realidad la asesina de su hija fue ella misma, nadie más.

¡Esta pregunta ya fue respondida!