Logo Studenta

¿Alguna vez has sido rechazado o repudiado por toda tu familia al mismo tiempo? ¿Fue algo reparable? ¿Qué ha pasado?

Psicologia

Outros

User badge image

Subida por:

Aprendizaje Práctico


1 respuesta(s)

User badge image

Notas de Estudio

Hace más de un mes

No ocurrió en mi propia familia, sino en la familia de mi esposa. Ella tenía un tío abuelo que vivía cerca de sus padres, eran prácticamente vecinos. Este hombre era un poco mayor, y se había casado con una mujer más joven, que entró en su casa con una hija propia. Esta hijastra se convirtió más o menos en la esclava personal de él, prácticamente una sirvienta.

La niña la pasaba muy mal. Era golpeada sin piedad por su padrastro. A la menor infracción, la azotaba con cinturones, la golpeaba con varas de madera y una vez incluso la amenazó con un cuchillo. Se escapó de casa muchas veces, siempre volviendo al poco tiempo. En una ocasión, unos amigos la encontraron escondida en lo alto de su cerezo, después de haber pasado toda la noche abrazada a la rama más grande, ya que el árbol le ofrecía más amor del que jamás le dieron sus padres...

La cultura del país de mi mujer era "no hablar". No decir ni una palabra, y menos aún contra un "miembro mayor de la familia". Esa persona debía ser respetada en todo momento, por muy injustificado que fuera ese respeto y por muy horrible que fuera su comportamiento.

El hombre era un guitarrista de su iglesia. Era muy querido en la comunidad, y a pesar de que corrían rumores de que en su casa se cometían abusos, no se hablaba mucho de ello. También afirmaban que "debe ser la esposa quien comete los abusos, porque el hombre es un viejo tan bondadoso que va a la iglesia..."

Pues no lo era. Era un vil y malvado basura. Me enteré del abuso eventualmente, y vi el terror en los ojos de esa niña. Y decidí, en contra de la tradición local y las normas culturales, hablar. No se lo tomaron bien, por no decir otra cosa. Negaron haber hecho algo malo. Finalmente la madre habló, diciendo: "La niña es traviesa, se ha portado mal... se lo merece... si no, no entenderá cómo comportarse".

En realidad el que no entendía era yo. No tenía ninguna simpatía por la familia, ni entonces ni ahora, pero cuando se negaron a entrar en razón, y cuando mis suegros me aseguraron que ir a la policía no tendría sentido... decidí escribir un largo y público post en Facebook exponiendo al abusivo guitarrista cristiano, y a su espeluznante esposa que permitía que todo eso ocurra…

Hice lo que mejor sé hacer... escribir con el corazón. Mi esposa se unió al evento, al igual que su hermana, sus padres, todos compartimos nuestras anécdotas desagradables sobre el tío abuelo. Al final se descubrió que había sido acusado de haber abusado de una adolescente décadas atrás, de haberle tirado piedras y maderas (leña) a la casa de sus vecinos. Destruyó propiedad pública en la escuela de uno de sus hijos cuando tuvo un desacuerdo con uno de los profesores... así que sí, era un hombre desagradable y vil, pero también había sido capaz de ocultarlo durante muchos, muchos años, detrás de su exterior tranquilo.

Escribí con mi corazón. Hice que toda la familia corrigiera mis escritos, los leyeran y los volvieran a leer. Y luego le di a enviar... e hice que sea público. Y se hizo tan viral, como un post sobre una figura conocida públicamente en un pueblo pequeño donde todo el mundo tiene una cuenta de Facebook... Así que pronto, fue la comidilla de la ciudad...

Inmediatamente fui bloqueado por el 90% de toda la familia. Mi esposa pronto se encontró bloqueada por mucha gente también, después de lo cual ella misma bloqueó aún más. Sus padres también fueron bloqueados. Estuve preocupado durante un tiempo, ¿me culparon? ¿debería haber obedecido las normas? ¿quedarme callado?

"No, no...", insistió mi suegra, "Nos hemos callado demasiado tiempo, nos aterrorizó a todos durante mucho tiempo y mi corazón de madre sangró por esa pobre chica durante años. Me alegro de que ahora, por fin, podamos sentirnos libres...".

Muchos en la familia se pusieron del lado del tío abuelo y su esposa. Negaron los abusos. Creyeron todas las negaciones, pero a pesar de que se pusieron del lado de la pareja, y renegaron de nosotros, lo bueno es que ya no podían seguir pegándole más a la joven, ni ponerla a trabajar en lugar de mandarla al colegio como venían haciendo... ya no es una sirvienta a la que le pagan su esfuerzo con palizas, sino que ahora va a clases regularmente y parece estar finalmente bien alimentada.

Por un resultado como ese, por cambios como los logrados, sí merece la pena perder a decenas de familiares asquerosos.

No ocurrió en mi propia familia, sino en la familia de mi esposa. Ella tenía un tío abuelo que vivía cerca de sus padres, eran prácticamente vecinos. Este hombre era un poco mayor, y se había casado con una mujer más joven, que entró en su casa con una hija propia. Esta hijastra se convirtió más o menos en la esclava personal de él, prácticamente una sirvienta.

La niña la pasaba muy mal. Era golpeada sin piedad por su padrastro. A la menor infracción, la azotaba con cinturones, la golpeaba con varas de madera y una vez incluso la amenazó con un cuchillo. Se escapó de casa muchas veces, siempre volviendo al poco tiempo. En una ocasión, unos amigos la encontraron escondida en lo alto de su cerezo, después de haber pasado toda la noche abrazada a la rama más grande, ya que el árbol le ofrecía más amor del que jamás le dieron sus padres...

La cultura del país de mi mujer era "no hablar". No decir ni una palabra, y menos aún contra un "miembro mayor de la familia". Esa persona debía ser respetada en todo momento, por muy injustificado que fuera ese respeto y por muy horrible que fuera su comportamiento.

El hombre era un guitarrista de su iglesia. Era muy querido en la comunidad, y a pesar de que corrían rumores de que en su casa se cometían abusos, no se hablaba mucho de ello. También afirmaban que "debe ser la esposa quien comete los abusos, porque el hombre es un viejo tan bondadoso que va a la iglesia..."

Pues no lo era. Era un vil y malvado basura. Me enteré del abuso eventualmente, y vi el terror en los ojos de esa niña. Y decidí, en contra de la tradición local y las normas culturales, hablar. No se lo tomaron bien, por no decir otra cosa. Negaron haber hecho algo malo. Finalmente la madre habló, diciendo: "La niña es traviesa, se ha portado mal... se lo merece... si no, no entenderá cómo comportarse".

En realidad el que no entendía era yo. No tenía ninguna simpatía por la familia, ni entonces ni ahora, pero cuando se negaron a entrar en razón, y cuando mis suegros me aseguraron que ir a la policía no tendría sentido... decidí escribir un largo y público post en Facebook exponiendo al abusivo guitarrista cristiano, y a su espeluznante esposa que permitía que todo eso ocurra…

Hice lo que mejor sé hacer... escribir con el corazón. Mi esposa se unió al evento, al igual que su hermana, sus padres, todos compartimos nuestras anécdotas desagradables sobre el tío abuelo. Al final se descubrió que había sido acusado de haber abusado de una adolescente décadas atrás, de haberle tirado piedras y maderas (leña) a la casa de sus vecinos. Destruyó propiedad pública en la escuela de uno de sus hijos cuando tuvo un desacuerdo con uno de los profesores... así que sí, era un hombre desagradable y vil, pero también había sido capaz de ocultarlo durante muchos, muchos años, detrás de su exterior tranquilo.

Escribí con mi corazón. Hice que toda la familia corrigiera mis escritos, los leyeran y los volvieran a leer. Y luego le di a enviar... e hice que sea público. Y se hizo tan viral, como un post sobre una figura conocida públicamente en un pueblo pequeño donde todo el mundo tiene una cuenta de Facebook... Así que pronto, fue la comidilla de la ciudad...

Inmediatamente fui bloqueado por el 90% de toda la familia. Mi esposa pronto se encontró bloqueada por mucha gente también, después de lo cual ella misma bloqueó aún más. Sus padres también fueron bloqueados. Estuve preocupado durante un tiempo, ¿me culparon? ¿debería haber obedecido las normas? ¿quedarme callado?

"No, no...", insistió mi suegra, "Nos hemos callado demasiado tiempo, nos aterrorizó a todos durante mucho tiempo y mi corazón de madre sangró por esa pobre chica durante años. Me alegro de que ahora, por fin, podamos sentirnos libres...".

Muchos en la familia se pusieron del lado del tío abuelo y su esposa. Negaron los abusos. Creyeron todas las negaciones, pero a pesar de que se pusieron del lado de la pareja, y renegaron de nosotros, lo bueno es que ya no podían seguir pegándole más a la joven, ni ponerla a trabajar en lugar de mandarla al colegio como venían haciendo... ya no es una sirvienta a la que le pagan su esfuerzo con palizas, sino que ahora va a clases regularmente y parece estar finalmente bien alimentada.

Por un resultado como ese, por cambios como los logrados, sí merece la pena perder a decenas de familiares asquerosos.

¡Esta pregunta ya fue respondida!