Logo Studenta

Indiceinfantil1

Vista previa del material en texto

MANUAL DE PSICOLOGIA
CLINICA INFANTIL
Y DELADOLESCENTE
tastornos generales
Vicente E. Caballo
Miguel Ángel Simón
(Direcció, y coordinación)
PSICOLOGIA PIRAMIDE
Dirección y coordinación
VICENTE E. CABALLO MIGUEL ÁruCCI SIMÓN
pHoFESoR TrruLAR oE psrcopnrolocin clreoRÁlco oe pslcor-ooÍl or u slr-uo
DE LA UNIVERSIDAD DE GRANADA DE LA UNIVERSIDAD DE LA CORUNA
MANUAL DE PSICOLOCíN
CLíNIGA INFANTIL
Y DELADOLESCENTE
tastornos generales
EDICIOI\ES PIRAMIDE
COLECCIÓN «PSICOLOGÍA»
Director:
Francisco J. Labrador
Catedrático de Modifrcación de Conducta
de la Universidad Complutense de Madrid
Diseño de cubierta: C. Carabina
Realización de cubierta: Anaí Miguel
Reservados todos los derechos. El contenido de
esta obra está protegido por la Ley, que establece
penas de prisión y/o multas, además de las corres-
pondientes indemnizaciones por daños y perjui-
cios, para quienes reprodujeren, plagiaren, distri-
buyeren o comunicaren públicamente, en todo o en
pafe, una obra literaria, artística o científica, o su
transformación, interpretación o ejecución artísti-
ca frjada en cualquier tipo de soporte o comunicada
a través de cualquier otro medio, sin Ia preceptiva
autorización.
@ Vicente E. Caballo
Miguel Ángel Simón
@ Ediciones Pirámide (Grupo Anaya, S. A.), 200 1, 2002, 2005, 20[,6, 200.8, 2010
Juan Ignacio Luca de Tena, 15. 28027 Madid
Teléfono:91 393 89 89
Depósito legal: M. 38.178-2010
ISBN: 978-84-368-1577 -l
Printed in Spain
Impreso en Lavel, S. A.
Polígono Industrial Los Llanos. Gran Canaria, l2
Humanes de Madrid (Madrid)
Indice
Prólogo (Thomas Ollendick)..... l7
Foreward (Thomas Ollendick) 2l
Prefacio (Vicente E. Caballo y MiguelA. Simón) 25
PARTE PBIMERA
Panorama general de los trastornos infantiles
1. Clasificación y tratamiento de la psicopatología infanti! (Eric J. Mash y Susan
A. Graham) 29
l. Introducción
2. Importancia de los trastornos inlantiles
3. Consideraciones epidemiológicas ................
3.1. Prevalencia ...................
3.2. Dilerencias debidas a la edad
3.3. Estatus socioeconómico ....................
3.4. Dilerencias debidas al género
3.5. Raza y cultura
4. Cuestiones básicas de la psicopatología infantil
4. 1. Psicopatología,/normalidad ..................
4.2. Funcionamiento adaptativo ....................
4.3. Continuidades y discontinuidades evolutivas
4.4. Yias de desarrollo
4.5. Riesgo y resistencia
4.6. Infl uencias contextuales ....................
5. La definición de la psicopatología infantil
5.1. La psicopatología como dificultad para la adaptación
5.2 El impacto del informador
5.3. Lacomorbilidad
6. Clasificación y conceptualización de la psicopatología infantil
6. l. Síntomas individuales
6.2. Diagnóstico y clasificación .................
6.3. Dimensiones de la psicopatologÍa infantil ...........
6.4. Categoías de la psicopatología infantil
7. El tratamiento de la psicopatología infantil
7.1. La evaluación de los trastornos infantiles
29
29
30
30
31
31
32
JJ
34
34
34
35
37
il
39
39
39
40
4t
42
42
42
43
43
46
46
€ Ediciones Pirámide
10 lndice
2.
7.2. Consideraciones en la evaluación infantil 47
7.3. Tratamiento cognitivo-conductual de los trastornos infantiles 48
8. La eficacia de los tratamientos cognitivo-conductuales para niños 48
9. Referencias..................... 5l
10. Lecturas recomendadas 56
PABTE SEGUNDA
Trastornos de ansiedad
Características clínicas y tratamiento de los miedos, fobias y ansiedades
específ¡cas (Francisco Xavier Méndez, José Olivares y Rosa María Bermeio) ... 59
l. Int¡oducción 59
2. Descripción clínica ........... 59
2.1. Definicióny caracterización ............... 59
2.2. Clasificación ............... 64
2.3. Epidemiología .............. 66
3. Teorías etiológicas 66
4. Evaluación 68
4.i. Inventarios de miedos 69
4.2. Observación ................ 7O
4.3. Escalas de estimación '72
4.4. Registros psicofisiológicos .................. 12
5. Tratamiento conductual 12
5.1. Técnicas del enfoque neoconductista mediacional 14
5.2. Técnicas operantes 78
5.3. Procedimientos de modelado .. 79
5.4. Técnicas cognitivas 80
5.5. La terapia de juego .................... 81
5.6. Psicolármacos .............. 81
6. Conclusión y tendencias futuras .......... 87
7. Ret'erencias 89
8. Lecturas recomendadas ....... 92
Trastorno de ansiedad general¡zada y trastorno de pánico en niños y ado-
lescentes (Myriam Rodríguez de Kissack y Nancy Consuelo Marlínez León) ... 93
1. Introducción.........
2. Descripción de los trastornos . ......
2.1. Trastorno de ansiedad generalizada tT.\G,
93
94
94
96
99
99
101
103
103
105
t07
ro7
109
2.2. Trastomo de pánico (TP) ............'.
3. Epidemiología
3.1. Trastorno de ansiedad generalizada (TAG) ...
3.2. Trastorno de pánico (TP) ,.............
4. Teorías sobre eI desarrollo de los trastornos de ansiedad
4.1. Teorías biológicas
4.2. Teoías cognitivo-conductuales
5. Evaluación
5.1. Evaluación por medio de instrumentos psicológicos
5.2. Otros instrumentos de evaluación
O Ediciones Pirámide
3.
I
índice I 11
6. Tratamiento 110
6.1. Inteilención en e1 trastorno de ansiedad generalizada (TAG) ............ 110
6.2. Intervención en el trastorno de pánico (TP) .............. 1 15
1. Conclusiones y tendencias futuras ........... 117
8. Referencias I 18
9. Lecturas recomendadas 120
4. Ps¡copatología y tratam¡ento del trastorno por estrés postraumático
(Laura Hernández) .... 121
l. lntroducción ..................
2. Descripción
3. Epidemiología
4. Teorías
4. l. Teorías conductuales y cognitivo-conductuales
5. Evaluación
5.1. Entrevistas semiesüucturadas (E)
5.2. Medidas psicohsiológicas (F) .............
5.3. Tarea de Stroop (S) .................
5.4. Observación directa del comportamiento (O)
6. Tratamiento conductual y cognitivo-conductual
6.1. Bases empíricas del tratamiento
6.2. Programa estructurado de tratamiento
6.3. El papel de Ios padres o cuidadores
6.4. El papel del terapeuta
6.5. Sesiones 1 y 2 ..............
6.6. Sesiones 3 y 4 .............
6.7. Sesión5 ....................
6.8. Sesión6....................
6.9. SesionesT y 8 .............
6. 10. Sesión 9 ....................
7. Conclusiones y tendencias futuras ...........
8. Referencias
9. Leeturas recomendadas
PARTE TERCERA
Estado de áñimo depresivo
5. Características clinicas y tratamiento de la depresión en la infancia y ado-
lescencia (Francisco Xavier Méndez, José Olivares y María Carmen Ros) ....
lnrroducción
Descripción ciínica ...........
2.I . Dehnición y caracterización ...............
2.2. Clasrftcación ...............
2.3. Epidemiología ..............
Teo¡ías etiológicas
3.1. Teorías psicológicas
3.2. TeorÍas biológicas
Evaluación
4.1. Dificultades de Ia evaluación
4.2. Técnicas de evaluación
121
121
124
t24
125
126
126
t21
121
t27
121
121
130
130
130
131
131
t32
132
133
133
t34
135
136
4
139
t39
140
r40
r43
t44
t47
t47
155
r56
t57
160
i Ediciones Pirámide
12
5. Terapia
5.1. Tratamientos psicológicos ...... ....
5.2. Tratamientos biológicos ....................
5.3. Programa emoción-actividad-cognición
6. Conclusión y tendencias futuras .......
7. Referencias
8. Lecturasrecomendadas
6. Manejo del duelo en niños y adolescentes desde el enfoque cognit¡vo-
conductual (Liliana Peña Frade y Clemencia Montaña de Barragán)
1. Introducción..................
2. El duelo: la reacción normal a la pérdida
2.1. Reacciones del duelo normal ...........
2 2. Manif'estaciones psicológicas del duelo 189
2.3. Manifestaciones sociales del duelo l9l
2.4. Manifestaciones hsiológicas del duelo 191
2.5. Etapas del duelo 192
2.6. Sentimientos de dolor ............. 194
2.1. Tareas básicas del duelo 194
iól
r6l
2.8. Estilos de autoprotección .................
3. Desarrollo del concepto de muerte y duelo en niños y adolescentes
3.7. La idea de muerte como parte del desarrollo intelectual general
3.2. Desarrollo adolescente: esfuerzos primarios y pérdida
3.3. Adaptación a la pérdida
3.4. Muerte de los padres en la infancia y la adolescencia ..................
4. Descripción diagnósticasegún el DSM-IV-TR
5 Modelos teóricos explicativos del proceso de duelo
5.1. Modelos biológicos
5.2. Modelos psicodinámicos .....................
5.3. Teoría del apego
5.4. La teoría de los constructos personales y modelos cognitivos
6. Intervención psicoterapéutica en el proceso de duelo
6.1. Factores de personalidad . .............
6.2. Naturaleza de los procesos de duelo patoló_uico
169
t'7?
116
116
185
r87
187
187
I [tft
195
196
196
197
198
198
199
200
200
200
201
20t
201
202
203
203
204
206
206
208
209
209
213
213
6 3. Intervención terapéutrca
6.4. Procedimiento de la terapia de duelo
6.5. Ayuda para los adolescentes en duelo
6.6. Educación acerca del duelo .. . .
7. Conclusiones....
8. Referencias .. . ..
9. Lecturasrecomendadas
PARTE CUARTA
Consumo problemático de sustancias
7. Psicopatología y tratamiento de la drogadicción en niños y adolescentes
(Elisardo Becoña y Fernando L. Vázquez)
1.
2. Descripción del trastorno 214
2.1. Definición.................... 214
Introducción
O Ediciones Pi¡ánide
índice I 13
2.2. Epidemiología .............. 215
2.3. Descripción clínica 211
3. Teorías 221
4. Evaluación 224
5. Tratamiento conductual o cognitivo-conductual 225
5.1. Los modelos cognitivo-conductuales 225
5.2. Fases del tratamiento 226
6. Conclusión y tendencias futuras ... .. 232
1. Referencias 234
PARTE QUINTA
Trastornos del sueño
8. Características clínicas y tratamiento de los trastornos del sueño en la
infancia (Vicente E. Caballo, José Francisco Navarro y J. Carlos Sierra) ....... 239
l. Introducción ........... 239
2. Características básicas del sueño 239
3. Clasificación de los trastornos del sueño 241
4. Evaluación de los trastornos dei sueño en la infancia .. 242
5. Principales trastornos del sueño en la infancia 242
5.1. Insomnios .................... 242
5.2. Hipersomnias y trastornos por somnolencia excesiva 246
5.3. Trastomos del ritmo circadiano 249
5.4. Parasomnias ................. 249
6. Conclusión y tendencias futu¡as ........... 254
1. Referencias 255
8. Lecturas recomendadas 257
PARTE SEXTA
Conducta alimentaria anómala
9. Características clínicas y tratamiento de los trastornos de la conducta
alimentaria (Silvia Moreno Domínguez y Son¡a Villar Rodríguez) .....................
¿,Qué son los trastornos de la conducta alimentaria?
3
Características clínicas de los trastornos de la conducta alimentaria 262
2.1. Anorexia nerviosa 262
2.2. Bulimia nerviosa 263
Instrumentos de evaluación 264
3.1. Laentrevistaclínica ........... 264
3.2. Cuestionarios y escalas 267
3.3. Exploración física 267
3.4. Pruebas médicas 268
4. Tratamiento de los trastornos de conducta alimentaria 268
4.1. Modalidades del tratamiento ............... 268
4.2. Fases del tratamiento ............................... 270
5. Conclusiones y tendencias futuras ........... 288
6. Referencias 288
7. Lecturas recomendadas 289
261
261
:::ciones Pirámide
]
.xt
14 lnd¡ce
PARTE SÉPTIMA
Problemas relacionados con el abuso infantil
10. Sintomatología, evaluación y tratamiento del abuso sexual infantil (José
Cantón Duarte y María Rosario Cortés Arboleda) 293
L Definición, incidencia y prevalencia del abuso sexual infantil
2. Consecuencias de los abusos sexuales
2. l. Efectos u corto plazo
2.2. Abuso sexual infantil y adaptación durante la etapa adulta ..........
3. Evaluando la exis.tencia de un posible abuso sexual
l. I . La entrevista de evaluación
3.2. Evaluación de Ia veracidad de ias deciaraciones
1. Evaluación psicológica de la víctima
5. Tratamiento de los niños víctimas de abusos sexuales
5.1. Terapia individual y de grupo
5.2. El programa cognitivo-conductual de Deblinger y Heflin para el tratamiento
de los niños que han sufiido abuso sexual ......
6. Conclusiones y tendencias futuras ...........
'7. Referencias
8. Lecturasrecomendadas
PARTE OCTAVA
Movimientos/vocalizaciones anómalos
11. Características clínicas y tratamiento del trastorno de movimientos este-
reot¡pados y autolesivos (Antonio Fernández Parra) ..........
1. Introducción..................
2. Descripción de las conductas estereotipadas y autolesivas .........
2.1. Def,rnición ....................
2.2. Clasificación y diagnóstico ........
2.3. Frecuencia, distribución v caracteísticas
3. Enfoquesetiológicos
3.1. Teorías biológicas ...
3.2. Teo¡ías conductuales
5. Tratamiento conductual . ..:
5.1. Bases empíricas del tratamiento conductual
5.2 Un programa de tratamiento conductual
6. Conciusiones
7. Referencias
8. Lectu¡asrecomendadas
293
294
294
298
299
300
303
305
30'7
307
309
311
317
321
325
325
325
326
328
331
334
334
336
340
342
i+l
34s
34'7
347
354
12. Características clín¡cas y tratamiento de Ios trastornos por lics (Raymond
G. Miltenberger y Douglas W. Woods) 355
l. Introducción.................. 355
2. Descripción de los trastornos por tics 355
2.1. Tics motores ...........:............ 356
O Ediciones Pirámide
índice I 15
-5. Tratamiento de los trastomos por tics .......:...............
6
7,
8.
9. Lecturas recomendadas
PARTE NOVENA
Trastornos de la capacidad intelectual
Características clínicas y
Verdugo y Cristina Jenaro)
tratamiento del retraso mental (Miguel Ánget
1. Introducción .............
2. Descripción
2.1. Defrnición .........
1-
2.2. Clasiftcación del retraso mental según el DSM_IV-TR
2.3. Clasifrcación según la Asociación Americana de Retraso Mental .................
2.4. Etiología
2.5. Epidemiología ..............
2.6. Teorías cognitivo-conductuales
Evaluación e intervención
3.1. Bases teóricas
3.2. Pautas para la intervención en estudiantes con retraso mental ...........
3.3. Intervención en personas con retraso mental en transición a ra vida
adulta ..........
Conclusiones y tendencias futuras ...........
Referencias
Lecturas recomendadas
356
356
3s7
357
3s8
359
359
3s9
360
361
362
362
362
366
367
368
370
r3.
4.
5.
6.
313
it-'\
374
374
376
318
379
380
382
383
383
386
390
394
39s
397
PARTE DÉCIMA
Trastorno por déf¡cit de atención
14. Hiperactividad infantil: conceptualizac¡ón, evaluación
(Mateu Servera, Xavier Bornas e lnmaculada Moreno)
l. Introducción
2. Conceptualización del trastomo
2.1. Definición y sintomatología básica
2.2. Otra problemática asociada
y tratamiento
401
401
402
402
404
405
O Ediciones Pilímide
-
2.3. Criterios diagnósticos
16 I indice
2.4. Clases de trastorno y diagnósticos
2.5. Datos epidemiológicos y aspectos evolutivos del trastorro
3. Modelos explicativos de la hiperactividad -..'..'....'.
3.1. Teorías biológicas
3.2. El modelo atencional de Virgina Douglas
3.3. El modelo motivacional de Russell Barkley: déficit en las conductas gober-
nadas por reglas ............
La evaluación del trastorno hiperactivo '.................
Tratamiento de la hiperactividad'.....'....'.
5. 1. Tratamiento farmacológico'............'..'
5.2. Tratamiento cognitivo-conductual
5.3. Tratamientos combinados ................-.
5.4. Programa de inte¡vención cognitivo-conductual paratfataf la hiperactividad
en el colegio
5.5. Algunas cuestiones pendientes en el t¡atamiento de la hiperactividad infantil ..
Resumen y conclusiones
Refe¡encias
Lecturas recomendadas
40'7
409
4tt
41t
412
4
5
4t3
415
418
419
420
42t
422
426
427
429
433
6.
7.
8.
Prólogo
Thomas Ollendick'
El campo de la psicología clínica infantil y del
adolescente tiene una largay rica tradición. Sus oí-
genes se remontan a los primeros años de 1900,
habiéndose centrado inicialmente en la evaluación de
niños y adolescentes que manifestaban una serie de
problemas de comportamiento y de aprendizaje en la
escuela y en las clínicas de salud mental. Los psicó-
logos, en particular, invirtieron grandes cantidades de
tiempo, energía y recursos en la evaluación de estos
problemas, prestando escasa atención a su tratamien-
to y menos aún a su posible prevención. Además, se
ignoró frecuentemente el estudio de la psicopatología
de estos trastornos, sus causas, su curso y sus conse-
cuencias sobre el desarrollo. Durante muchos años,
se consideraba a los niñoscomo adultos en miniatu-
ra y las estrategias de evaluación y tratamiento que se
habían demostrado eficaces para los adultos eran
aplicadas directamente a los niños y adolescentes,
como sifueran adultos en miniatura. La situación no
podía ser más absurda: los niños tienen sus propias
maneras de pensar, sentir y comportarse (Ollendick y
Hersen, 1998). Afortunadamente, en los últimos años
se ha empezado a aplicar una perspectiva evolutiva a
los niños y adolescentes y se han conseguido nota-
bles progresos.
Dentro del extenso campo de la psicología evolu-
tiva, los teóricos han debatido durante mucho tiempo
qué modelo evolutivo refleja mejor los numerosos
cambios que tienen lugar en ruños y adolescentes a lo
largo de su desarrollo y durante estos peíodos de la
Virginia Polytechnic Institute and State University (USA)
Traducido y adaptado por V. E. Caballo.
O Ediciones Pirámide
vida. Los primeros debates se centraron en temas de
autonomía y organización y estaban ligados a las
principales perspectivas sobre el mundo, resumidas
más adecuadamente en los modelos «mecanicista» y
<<organicisto> sobre el desarrollo. Según el punto de
vista mecanicista, se consideraba que los organismos
eran similares a las máquinas que eran controladas
por fuerzas desde el mundo exterior. Es decir, con res-
pecto al desarrollo, se veía a los organismos, en gran
medida, como receptores pasivos de información y
respondiendo a estímulos cada vez más complejos
y variados. Además, se creía que los cambios que
tenían lugar en la conducta a lo largo del tiempo refle-
jaban modificaciones graduales en los estímulos ante-
cedentes y consecuentes y las expücaciones sobre el
desarrollo provenían principalmente de los principios
de la teoría del aprendizaje (condicionamiento,
refuerzo). Por ejemplo, Skinner (1938) alegaba que
«la premisa básica de la psicología conductual (era)
que todos los organismos, humanos y subhumanos,
jóvenes y vleTos (cursiva añadida), estaban sujetos a la
misma ley del efecto (principio del refuerzo) y po-
dían estudiarse de la misma forma básica» (p.27).
Como consecuencia, los clínicos e investigadores de
orientación conductual consideraban que el desarrollo
y los procesos del desarrollo tenían poca importancia
clínica (Ollendick y Cemy, i981).
Al contrario de 1o que sucede con las cualidades
pasivas del organismo inherentes a la posición meca-
nicista, los defensores del modelo organicista del
desarrollo sugerían que los organismos eran agentes
activos implicados en la construcción de su ambiente.
Además, los teóricos organicistas describían a menu-
18 I eratogo
do el desarrollo a través de etapas (por ejemplo, las
etapas propuestas por Piaget sobre el desarrollo cog-
nitivo, las etapas psicosexuales de Freud y las etapas
de Erickson sobre el desarrollo de la identidad). Estas
teoías mantenían que las estructuras y funciones
básicas cambiaban con la edad y reflejaban formas
emergentes, cualitativamente diferentes, de interac-
tuar con el ambiente. En su expresión más pura, este
modelo afirmaba que el cambio era consecuencia, en
gran medida, de procesos de maduración que estaban
determinados por factores orgiinicos intínsecos en
yez de por fuerzas ambientales.
Décadas de debate entre los defensores de estos
dos modelos, así como el reconocimiento de sus
limitaciones, condujeron a la aparición de un tercer
modelo de clesarrollo denominado modelo <<transac-
cional>>. Conocido también como <<contextualismo
evolutivo>>, el modelo transaccional representa una
integración de los dos modelos descritos anterior-
mente (Sameroff, 1995) y era altamente consistente
con los principios de la teoía del aprendizaje
sociaUcognitivo social (cf. Bandura, 1971, 1989).
Según este modelo, se proponía que los cambios evo-
lutivos tenían lugar como consecuencia de las inte-
racciones recíprocas continuas (por ejemplo, transac-
ciones, determinismo recíproco) entre un organismo
activo y su contexto ambiental activo. Se decía que
los organismos influían sobre su propio desarrollo al
ser tanto productores como productos de su ambien-
te. Aunque todavía persisten algunas diferencias en la
teoría y la filosofía, hoy día la mayoía de los psicó-
logos evolutivos están de acuerdo en que el desarro-
l1o implica cambios sistemáticos, sucesivos y adapta-
tivos dentro y a 1o largo de los períodos vitales en la
estructura, funciones y contenido de las caracteísti-
cas mentales, conductuales, sociales e ilrterpersonales
del individuo (Lease y Ollendick, 2000; Ollendick y
Vasey, 1999; Vasey y Ollendick, 2000). Debido a que
los cambios evolutivos tienen lugar de una manera
ordenada (por ejemplo, son sistemáticos y sucesivos),
se infiere que los cambios observados en un momen-
to temporal influirán sobre los acontecimientos pos-
teriores (aunque no necesariamente de una manera
lineal). Los cambios que tienen lugar en un determi-
nado momento temporal (ya sean debidos al aprendi-
zaie, a la manifestación de estructuras básicas prede-
terminadas o a algunos procesos interactivos/transac-
cionales complejos) influyen sobre el desarrollo pos-
terior. Así, la diversidad o variedad de cambios posi-
bles en un momento posterior en el tiempo están
limitados por aquellos que ocurrieron en un momen-
to temporal anterior.
Estrechamente relacionado con el campo de la psi-
cología evolutiva se encuentra el campo de la psico-
patología evolutiva, una rica mezclade psicología clí-
nica infantil y del adolescente y de psicología
evolutiva. Sroufe y Rutter (198a, p. 18) definen a la
psicopatología evolutiva como <<el estudio de los orí-
genes y del curso de los patrones individuales de desa-
daptación conductual, cualesquiera que sean la edad
de inicio, las causas, las trasformaciones en manifes-
taciones conductuales y por más complejo que pueda
ser el curso del patrón de desarrollo>>. Implícita en esta
definición se encuentra, por supuesto, la preocupación
por el desarollo y por las distorsiones o desviaciones
del mismo (es decir, psicopatologías clínicas) que
oculren a través y a lo largo de la vida y por los pro-
cesos asociados con estos compoÍamientos desadap-
taúvos. Desde esta perspectiva, el estudio de la psico-
patología se organiza alrededor de hitos, transiciones
y secuencias en el desarrollo físico, cognitivo y socio-
emocional. De este modo, el desarrollo se considera
como una serie de reorganizaciones cualitativas den-
tro y entre sistemas. El carácter de estas reorgariza-
ciones se encuentra determinado por diversos factores
en distintos niveles de análisis (por ejemplo, genético,
constitucional, fisiológico, conductual, psicológico,
ambiental y sociológico) que están en transacción
dinámica mutua. El desarrollo patológico se entiende,
por tanto. como una falta de integración entre estos
sistemas que contribuyen, de forma sinérgica, a la
adaptación en determinados niveles de desarrollo.
Aunque. por una parte, se supone que el desarrollo
influye sobre el funcionamiento posterior, no está impli-
cada necesariarrrente la continuidad isomórfica del com-
portamiento. Por el contrario, se sugieren múltiples vías
a través de las que pueden tener lugar las consecuencias
evolutivas, basiándose en la idea de que el desarrollo
sano y el patológico provienen de transacciones únicas y
distintivas entre un organismo en cambio y su contexto
ambiental (el principio de la equifinalidad). Por tanto, es
importante idenúhcar y comprender las caracteísticas
@ Ediciones Pirámide
intra y extraindividuales que facilitan o inhiben las des-
viaciones iniciales o bien mantienen u obstaculizan el
desarrollo y la adaptación tempranos. Dingiéndose a
este objetivo, el campo de la psicopatología del desa-
rrollo se interesa principalmente por los oígenes y el
curso de un trastomo determinado, por los aspectos
precursores y las secuelas, por sus variaciones al mani-
festarse con el desanollo y, a un nivel más amplio, por
sus relaciones con patrones de compoftamiento no per-
turbados (Lease y Ollendick, 2000; Rutter, 1985;Toth
y Cicchetti, 1999).
Como puede resuitarevjdente a partir de los
comentarios anterjores, la perspectiva de la psicopa-
tología evolutiva no respalda ni defiende una explica-
ción u orientación teórica determinada para la com-
prensión de los trastornos del comportamiento infantil
(por ejemplo, teoría psicodiniímica, teoía del apren-
dizaje social), ni tampoco sustituye a teoías específi-
cas; por el contrario, se intenta mejorar el conoci-
miento sobre las conexiones entre fenómenos que de
otra manera podían parecer sin relación o desconec-
tados. Este enfoque se ha aplicado con éxito hoy día
a la psicopatología, a la evaluación, al tratamiento y a
la prevención de los trastomos del comportamiento
infantiles y del adolescente (por ejemplo, Ollendick y
King, 2000; Russ y Ollendick, 1999; Silverman y
Olendick, 1999;Weisz y Weersing, 1999).
En el presente trabajo, Caballo y Simón han
agrupado a algunos de los principales investigado-
res y clínicos que trabajan con niños y adolescentes
a nivel internacional y han proporcionado una rica
visión del entusiasmo y de los avances que caracte-
rizan al campo de la psicolo gía clínica infantil y del
adolescente. Un enfoque evolutivo impregna
muchas de las contribuciones y prevalece un pro-
fundo respeto por el estatus empírico de las pro-
puestas sobre la evaluación y el tratamiento. El
campo ha recorrido un largo camino en los últimos
100 años; libros como este establecerán el escenario
para el tercer milenio.
REFERENCIAS
Bandura, A. (1971): Social learning theory. Englewood
Cliffs. NJ: Prentice-Hall.
e Ediciones Pirámide
Prólogo I 19
Bandura, A. (1989): Social cognitive theory. En R. Vasta
(di.). Annals of child developmenr (Yol. 6).
Greenwich. Ct: JAI Press.
Lease, C. A. y Ollendick, T. H. (2000): Development and
psychopathology. En M. Hersen y A. S. Bellack
(dirs.), Psychopathology in adulthood,2." ed. Boston:
Allyn and Bacon.
Ollendick, T. H. y Cerny, J. A. (1981): Clinical behavior
therapy with children. Nueva York: Plenum.
Ollendick, T. H. y Hersen, M. (1998): Handbook of child
psychopatholo1j,3.u ed. Nueva York: Plenum.
Ollendick, T. H. y King, N. J. (2000): Empirically sup-
ported treatments for children and adolescents. En
P. Kendall (dir.), Child and adoLescent therapy:
Cognitive-behavioral procedtrres. Nueva York:
Guilford.
Ollendick, T. H. y Vasey, M. W. (1999): Developmental
theory and the practice of clinical child psychology.
Journal of Clinical Child Psychology, 28, 457 -466.
Russ, S. W y Ollendick, T. H. (dirs.) (1999):
Psychotherapies with children and families. Nteva
York: Plenum.
Rutter, M. (1985): Resilience in the face of adversity:
Protective factors and resistance to psychiatric disor-
der. British Journal of Psychiatry, 117, 49&-611.
Sameroff, A. J. (1995): General systems theories'and
developmental psychopathology. Developmental
P sychopatholo gy, l, 659 -695.
Silverman, W. K. y Ollendick, T. H. (dirs.) (1999):
Developmental issues in the clinical treatment of child-
r¿n. Boston: Allyn & Bacon.
Skinner, B. F. (1938): The behavior of organisms. Nteva
York: Appleton.
Sroufe, L. A. y Rutter, M. (1984): The domain of deve-
lopmental psychopatholo gy. Child D ev elopment, 5 5,
n-29.
Toth, S. L. y Cicchetti, D. (1999): Developmental psy-
chopathology and child psychotherapy. En S. W.
Russ and T. H. Ollendick (dirs.), Handbook of psy-
chotherapies with children and families. Nueva York:
Kluwer Academic/Plenum.
Vasey, M. W. y Ollendick, T. H. (2000): Anxiety. En
M. Lewis y A. Sameroff (dirs.), Handbook of deve-
lopmental p sychopatholo gy. Nueva York: Plenum.
Weisz, J. R. y Weersing, V. R. (1999): Developmental
outcome research. En S. W Russ y T. H. Ollendick
(dtrs.'), Developmental issues in the clinical treatment
of children. Boston: Allyn and Bacon.
Prefacio
La psicología clínica infantil y del adolescente
constituye un campo importante de la salud mental
que frecuentemente ha sido descuidado en favor de la
psicología clínica del adulto (Caballo, 199711998).
Métodos y técnicas de evaluación e intervención
desarrollados para este último tipo de población se
han generalizado a menudo a la infancia y a la ado-
lescencia, obviando la investigación propia de estas
etapas de la vida. Aunque la situación está cambian-
do, el proceso es lento y todavía queda mucho por
hacer. El manual que aquí presentamos representa
un intento de avanzar un poco más en el difícil
ámbito de la psicología clínica infantil y del adoles-
cente. El contenido del manual sigue de cerca la
clasificación del DSM-IV-TR (APA, 2000), abor-
dando una gran parte de los trastornos propuestos
por este sistema nosológico. Cada capítulo puede
dividirse en dos grandes partes, una dedicada a la
psicopatología del problema, incluyendo su defini-
ción, epidemiología, características clínicas, etc., y
1a otra dedicada al tratamiento del trastorno, funda-
mentalmente desde una perspectiva conductual o
co gnitivo-conductual.
El volumen que el lector tiene en sus manos
incluye problemas infantiles y del adolescente que se
encuadran en iíreas como trastornos por ansiedad,
depresión, consumo de sustancias psicoactivas, tras-
tornos del sueño, trastornos de la conducta alimenta-
ria, abuso sexual infantil, movimientos/vocalizacio-
nes anómalos, trastornos de la capacidad intelectual e
hiperactividad. El primer capítulo presenta un pano-
rama general de algunos de los principales problemas
de la psicología clínica infantil y del adolescente en
O Ediciones Pirámide
el momento actual. El doctor Mash revisa el estado
actual de algunas cuestiones básicas relativas a la
psicopatología, la evaluación y el tratamiento de los
problemas infantiles, incluyendo datos recientes
sobre la eficacia del tratamiento cognitivo-conduc-
tual con niños. Los tres capítulos siguientes abordan
algunos de los trastornos de ansiedad más importan-
tes en la infancia y/o la adolescencia, específica-
mente las fobias y miedos, el trastorno por ansiedad
geteralizada y el trastomo por pánico y el trastorno
por estrés postraumático. En todos los casos se pre-
senta un panorama actual de estos trastornos centra-
do en la infancia, aun cuando el DSM-IV-TR no pre-
senta criterios específicos para diagnosticar dichos
problemas en niños. Los capítulos 5 y 6 abordan el
estado de ánimo deprimido, centrándose en la depre-
sión infantil y adolescente, por algunos de los máxi-
mos especialista a nivel internacional sobre este
tema, y en el duelo, un asunto poco trabajado empí-
ricamente y sobre el que se necesita mucha más
investigación. El siguiente capítulo trata del consu-
mo de sustancias psicoactivas en niños y adolescen-
tes, un tema difícil y de enorme actualidad, que tie-
ne un impacto destructivo sobre la juventud de hoy
día. El capítulo 8 aborda los trastornos del sueño en
la infancia, deteniéndose en los problemas más fre-
cuentes y en los que la intervención cognitivo-con-
ductual tiene una mayor eficacia. Los problemas de
la conducta alimentaria, anorexia y bulimia nervio-
sas, un tema de gran impacto social y de relevante
actualidad, especialmente entre las adolescentes,
constituyen el contenido del capítulo 9. A continua-
ción se aborda el abuso infantil y las consecuencias
26 I Prefac¡o
VlcBNr¡' E. CesA'I-Lo
Mtcust- A. SttvtÓN
REFERENCIAS
Caballo, V. E- (dir.) (1991 1L998): Manual para 
el trata-
miento cognitivo-conductual de los ffastornos 
psico-
tógic d:
Caballo, ): al handbook of
cogn ra for PsYchologi-
QO(ül_\'. Dingnosric
rders (4'" ed' Texto
revisado) (DSM-N-TR)' Washington: Autor'
@ Ediciones Pirámide