Logo Studenta

Como enfermera, ¿cuál es la "práctica cultural" más perturbadora que haya visto?

Enfermagem

Outros

User badge image

Subida por:

Apuntes Prácticos


1 respuesta(s)

User badge image

Todos los Apuntes

Hace más de un mes

Photo by Tucker Tangeman on Unsplash

Mutilación genital femenina.

Esto no es algo que haya encontrado en los Estados Unidos, pero mi hermana es una partera que viaja por el mundo con su marido gineco-obstreta para trabajar como voluntarios en comunidades remotas y yo, como enfermera novata los visité cuando estaban en una región de un país africano donde la forma más severa de MGF se practicaba comúnmente. La comunidad era musulmana, pero es muy importante señalar que no se trata de una práctica islámica, sino más bien cultural, anterior a la llegada de esta religión.

El objetivo es preservar la virginidad de la mujer y eliminar o destruir su sexualidad, ya que se percibe como impura. En las regiones donde se practica la MGF, se trata típicamente de un procedimiento altamente ritualizado realizado por mujeres que no tienen formación médica. Aunque usted podría pensar en la circuncisión, es importante no confundir la MGF con esta práctica, tanto por los procedimientos y las consecuencias radicalmente diferentes, como por el hecho de que el objetivo mismo de la MGF es destruir la sexualidad. No hay beneficios médicos para la MGF, y la práctica mata a miles de mujeres cada año.

Existen diferentes tipos de MGF. La forma "más leve" consiste en remover parte del clítoris, pero en su forma más severa todas las partes externas de los órganos sexuales son removidas y la abertura vaginal es suturada. Esto es lo que le habían hecho a la mayoría de las mujeres en la clínica de mi hermana y cuñado. La primera vez que lo vi no entendí lo que estaba mirando. La paciente era una niña de 16 años que estaba casi a término, y esta era su primera visita a la clínica. Su marido sólo lo había permitido porque su primera esposa había muerto al dar a luz un año antes.

Su clítoris, labios menores y mayores -todo lo que hace que las vulvas se vean como se ven- habían sido aserrados cuando era niña, y todo lo que quedaba era una superficie lisa interrumpida por una cicatriz dentada mal curada con un agujero de aspecto áspero en el extremo. Necesité todas mis fuerzas para mantener la compostura, y quise llorar cuando la traductora me explicó que la niña tenía miedo de aceptar nuestra ayuda porque había oído que los médicos occidentales querían revertir la mayor parte posible de la mutilación. Estaba aterrorizada de que su esposo la echara si de alguna manera lo hacíamos hecho.

Muchas de las jóvenes sufrían infecciones horribles inmediatamente después del procedimiento, pero nunca se nos permitió ayudar a las mujeres solteras. No sé si la gente temía que lo revirtiéramos y reconstruyéramos los genitales (para lo cual mi cuñado ni siquiera tenia lo instrumentos para intentarlo) o si pensaban que contaminaríamos la pureza de las niñas, pero las únicas mujeres a las que se les permitía venir a la clínica eran las que estaban casadas y generalmente embarazadas.

La MGF hace que el parto sea mucho más peligroso tanto para la mujer como para el niño, e incluso con un obstetra y una partera, la clínica vio un número aterrador de complicaciones, mortinatos y muertes, especialmente porque a menudo no se les permitía ayudar hasta que el parto ya se había descarrilado. Estuve allí sólo dos semanas, y al final todos tuvimos que irnos debido a los crecientes conflictos en la zona, y cuando mi hermana y su marido se fueron ya no quedaba nadie con formación médica para cuidar de todos estos embarazos de alto riesgo.

Photo by Tucker Tangeman on Unsplash

Mutilación genital femenina.

Esto no es algo que haya encontrado en los Estados Unidos, pero mi hermana es una partera que viaja por el mundo con su marido gineco-obstreta para trabajar como voluntarios en comunidades remotas y yo, como enfermera novata los visité cuando estaban en una región de un país africano donde la forma más severa de MGF se practicaba comúnmente. La comunidad era musulmana, pero es muy importante señalar que no se trata de una práctica islámica, sino más bien cultural, anterior a la llegada de esta religión.

El objetivo es preservar la virginidad de la mujer y eliminar o destruir su sexualidad, ya que se percibe como impura. En las regiones donde se practica la MGF, se trata típicamente de un procedimiento altamente ritualizado realizado por mujeres que no tienen formación médica. Aunque usted podría pensar en la circuncisión, es importante no confundir la MGF con esta práctica, tanto por los procedimientos y las consecuencias radicalmente diferentes, como por el hecho de que el objetivo mismo de la MGF es destruir la sexualidad. No hay beneficios médicos para la MGF, y la práctica mata a miles de mujeres cada año.

Existen diferentes tipos de MGF. La forma "más leve" consiste en remover parte del clítoris, pero en su forma más severa todas las partes externas de los órganos sexuales son removidas y la abertura vaginal es suturada. Esto es lo que le habían hecho a la mayoría de las mujeres en la clínica de mi hermana y cuñado. La primera vez que lo vi no entendí lo que estaba mirando. La paciente era una niña de 16 años que estaba casi a término, y esta era su primera visita a la clínica. Su marido sólo lo había permitido porque su primera esposa había muerto al dar a luz un año antes.

Su clítoris, labios menores y mayores -todo lo que hace que las vulvas se vean como se ven- habían sido aserrados cuando era niña, y todo lo que quedaba era una superficie lisa interrumpida por una cicatriz dentada mal curada con un agujero de aspecto áspero en el extremo. Necesité todas mis fuerzas para mantener la compostura, y quise llorar cuando la traductora me explicó que la niña tenía miedo de aceptar nuestra ayuda porque había oído que los médicos occidentales querían revertir la mayor parte posible de la mutilación. Estaba aterrorizada de que su esposo la echara si de alguna manera lo hacíamos hecho.

Muchas de las jóvenes sufrían infecciones horribles inmediatamente después del procedimiento, pero nunca se nos permitió ayudar a las mujeres solteras. No sé si la gente temía que lo revirtiéramos y reconstruyéramos los genitales (para lo cual mi cuñado ni siquiera tenia lo instrumentos para intentarlo) o si pensaban que contaminaríamos la pureza de las niñas, pero las únicas mujeres a las que se les permitía venir a la clínica eran las que estaban casadas y generalmente embarazadas.

La MGF hace que el parto sea mucho más peligroso tanto para la mujer como para el niño, e incluso con un obstetra y una partera, la clínica vio un número aterrador de complicaciones, mortinatos y muertes, especialmente porque a menudo no se les permitía ayudar hasta que el parto ya se había descarrilado. Estuve allí sólo dos semanas, y al final todos tuvimos que irnos debido a los crecientes conflictos en la zona, y cuando mi hermana y su marido se fueron ya no quedaba nadie con formación médica para cuidar de todos estos embarazos de alto riesgo.

¡Esta pregunta ya fue respondida!